La Nomenclatura de MORENA ya se Dividió y Pueden Fracturar a MORENA: Alejandro Rojas Díaz Durán

Por Jaime Arizmendi

* Urge conovocar a un Congreso Nacional Extraordinario para fortalecer la unidad en MORENA*

Argonmexico / GUADALUPE, Nuevo León.-Yeidckol Polevnsky, Secretaria General en funciones de Presidenta Nacional de MORENA y la Presidenta del Consejo Nacional, Bertha Luján, ya las dividieron sus respectivas ambiciones personales y se están llevando entre las cuerdas la legalidad e institucionalidad interna de MORENA.

Esta fractura de la Nomenclatura en la cúpula dirigente de MORENA,  la rechazamos las bases militantes de nuestro movimiento, porque llevaron  su pugna personal a la arena de la legalidad y ellas mismas están propiciando el descarrilamiento del proceso interno de renovación, que puede desbordarse y tener consecuencias legales y políticas que dañarán irremediablemente al movimiento popular más grande en la historia del México contemporáneo.

Su lucha por los cargos directivos; su desmedida ambición de grupo por el control de las candidaturas y las prerrogativas y, muy particularmente, la apropiación del padrón de militantes de MORENA, para que cada quien de ellas lo manipule, utilice y depure a conveniencia de sus ambiciones políticas personales, está destruyendo los cimientos de la confianza para ir a una renovación de dirigentes en forma democrática.

Ninguna de nuestras dirigentes en pugna tienen la razón: ambas están en falta y lo más delicado es que no les importa embarcar a quien sea para cumplir sus objetivos.

Ni Yeidcol Polevnsky tiene razón como tampoco Bertha Luján está en lo correcto, al pretender con artilugios y subterfugios violatorios de la Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos, de las leyes electorales, de los partidos políticos; de los acuerdos del INE que son obligatorios cumplir, de los Principios y de los Estatutos de MORENA, apoderarse del aparato burocrático de las decisiones.

Ambas se están pasando por el arco del triunfo el principio de que MORENA no tiene dueño. El dueño de MORENA es el pueblo de México y al él debe responderle con madurez democrática, con sensibilidad política y con unidad basada en el respeto de la pluralidad interna, particularmente en ofrecerle a la militancia de más de 10 milones de lopezobradoristas y morenistas que tienen el legítimo derecho político, constitucional y partidistas, de elegir con su voto libre, secreto y directo, quiénes deben ser los futuros dirigentes de MORENA a nivel nacional, estatal, municipal y distrital en todo el país.

Están dando un show mediático vergonzante, digno de las más desprestigiadas tribus perredistas.

Hay que encauzar ésa disputa personal a la vía política, legal y estatutaria, porque están echando a perder lo avanzado.

Propongo que se eleve el nivel de debate y pongan por encima de sus apetitos de poder, el interés superior de la Nación y de la 4 Transformación que estamos obligados a conducir en las próximas décadas y se convoque, a la brevedad, a un Congreso Nacional Extraordinario, para que los militantes tengan voz y voto, en un debate democrático y respetuoso, en las reglas para elegir por primera vez a todos los dirigentes de MORENA.

La fractura de la Nomenclatura no abona a la unidad política de MORENA ni están tomando la opinión de los que realmente mandan, que es la base militante de nuestro movimiento.

Alejandro Rojas Díaz Durán,

Senador Suplente del Doctor Ricardo Monreal y Consejero de MORENA.