La Democracia no es un Momento

La Democracia no es un Momento

Argonmexico / Encontré estas observaciones en un muro de Facebook, no he leído una revisión más clara de las elecciones de este domingo 4 de Junio. Y con permiso de Marco Levario Turcott, egresado de la ENEP ACATLÁN UNAM (la única información que publica) se las comparto.

“Me parece que luego de la jornada electoral de este domingo, podemos asegurar que varios mitos siguen diluyéndose para bien de la democracia mexicana; sugiero revisar los siguientes:

1. “Estas elecciones serán un gran momento histórico”. Creer esto evita que asumamos de una vez por todas que la democracia no es un momento y, entonces, que nunca una sola elección puede marcar un antes o un después en la historia del país. Vale mucho la pena asumir a la democracia como un proceso además de que en la competencia electoral nunca nadie pierde ni gana todo para siempre.

2. Poco a poco se ha ido eliminando el mito de que tal o cual cosa ocurre como una cortina de humo para distraernos de las urnas. Las personas no son imbéciles como presumen quienes buscan situarse por encima de los demás. Estoy seguro de que paulatinamente se construye en el país eso que hemos dado en llamar ciudadanía, aunque no ocurra como cada quien lo quisiera o con la rapidez que cada quien deseara.

3. Está “requetemal” celebrar cualquier victoria antes del conteo de los votos. Eso no genera triunfos o derrotas y sí enrarece la credibilidad de un elemento clave de la jornada electoral como lo es el conteo de los sufragios.

4. Una persona representa la posibilidad de que la corrupción caiga completamente como un castillo de naipes (y esa es la única persona pura en el planeta, o casi). En este proceso electoral quedó claro que eso no es ni puede ser así, más aún, si algo quedó diáfano es que se necesita una reforma –que por cierto debe ser pactada entre los partidos– para supervisar mejor el origen de los recursos que obtienen y dónde los gastan.

5. “En la entidad donde se perpetra la mayor cantidad de 'feminicidios' no puede ganar el PRI”. No señoras y señores, sí puede, como pudo, y con el voto de millones de personas (nos guste o no — a mí no me gusta– ). Más allá de que el PRI como partido no obtuvo la mayoría de los votos, el asunto es mucho más complejo que reducirlo a un sofisma o a una proclama, y sin duda tiene que ver con cultura ciudadana y la capacidad de la oposición para demandar seguridad en el Estado de México.

6. “Sin la alternancia no hay cambio”. El altísimo nivel de competencia política impide que un solo actor decida sobre los demás, lo cual implica hacer política, vale decir, llegar a acuerdos; los alcances de esos cambios son definidos por los actores políticos.

7. No es posible establecer ningún cerco informativo contra nadie no sólo porque los medios de comunicación reflejan la pluralidad social sino porque en esta era digital hay alternativas para difundir los planteamientos políticos que se quiera.

8. “Existen medios de comunicación aliados al poder y medios independientes". No es así, las empresas mediáticas tienen intereses políticos y económicos, no hay nada más natural que eso, y

así definen sus sesgos, omisiones o relieves noticiosos. (Lo que en todo caso hay que esperar es que tengan calidad en sus contenidos).

9. “Todos los partidos son parte de la mafia en el poder, menos uno”. En realidad hay diferentes ofertas que representan las expectativas de los votantes.

10. “En las elecciones no importan los candidatos sino el programa”. No es así, o no del todo porque en efecto las propuestas son relevantes. Pero las personas también comunican o no, como lo muestra la candidatura de Josefina Vázquez Mota y en el otro extremo el candidato del PRD

11. “La democracia es el gobierno de la mayoría”. Creo que al menos en este proceso electoral esclaro que quien gana es apenas, por decirlo de algún modo, la minoría más grande entre la otro o las otras dos fuerzas que participaron. De este fenómeno incipiente, poco a poco irán siendo más comunes las coaliciones electorales.

12. “Intelectuales y periodistas son ciudadanos conscientes porque llaman a votar contra el PRI”. En realidad son activistas que tienen todo el derecho a emprender campañas políticas, solo resulta lamentable que ellos mismos no lo expresen tal cual. (Jenarito es de Morena o sutanito le va al PRD, lo que sea)

13. “Los medios de comunicación deciden el triunfo o la derrota de los candidatos”. Ese es un disparate que lleva años difundiéndose y este domingo ocurrió un dato más que lo exhibe como tal disparate. Quien más exposición mediática ha tenido es Andrés Manuel López Obrador y ello no fue suficiente para que ganara la candidata de Morena en el Estado de México.

14. “Hay que luchar contra el fraude en las calles”. No, primero hay que demostrar que el fraude existió y luego emplear el único espacio donde esto puede tener buen puerto: el institucional, y ello implica dejar de considerar que el árbitro electoral siempre tiene fines aviesos.

15. “Las encuestas a través de Facebook son una herramienta útil para proyectar resultados de los procesos electorales”. Quedó claro que eso no es así, al menos no por ahora.”

Pueden encontrar a Marco Levario Turcott en su página de Facebook. Espero que les haya dejado satisfechos está lucida reflexión del nuestro último suceso electoral y que aprendamos que debemos ser mucho más participativos y exigir mejores candidatos, segunda vuelta en elecciones, no permitir que menos del 50% más uno de los votantes decida al ganador. Y estar convencidos definitivamente que la unión hace la fuerza.

Share this post