La Chuza de Nava

  • Sí, tiene razón AMLO: estos son días de canallas. ¡Vaya si lo son! Florestán

Cuando la madrugada del miércoles pasado la Cámara de Diputados aprobó por 425 votos a favor la Ley de Ingresos para 2010, en Los Pinos respiraron hondo. Tenían lo posible dentro de lo deseable: un paquete fiscal en el que todos podían salvar parte de su cara política.

El domingo anterior, 18 de octubre, todo pareció irse por la borda. Y cuando los diputados del PRI hicieron saber al secretario de Hacienda, Agustín Carstens, que la propuesta presidencial de gravar con 2 por ciento el consumo generalizado había descarrilado, éste les sacó de la chistera el hasta entonces inexistente plan B: subir un punto porcentual el IVA, de 15 a 16 por ciento, y mantener las otras propuestas del Ejecutivo.

 

Carstens, con la palabra priista empeñada y tras una consulta a Los Pinos, ordenó a su subsecretario de Ingresos, José Antonio Meade, que enviara un oficio al presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, Mario Alberto Becerra, dándole a conocer su nueva propuesta: aumento al IVA a cambio del frustrado impuesto de 2 por ciento. Así se dictaminó y llevó al pleno, donde fue aprobado.

 

Y en eso estaban, esperando que el Senado le diera acompañamiento, hasta la desafortunada declaración de César Nava, endosando al priismo la paternidad del nuevo impuesto, de donde vino la ruptura y el choque de trenes, que alcanzó al interior del PRI, negándose a avalar en el Senado lo que el otro PRI había aprobado en la Cámara de Diputados.

Lo que ya no sé es si esa reacción de priistas ofendidos contra el alza de impuestos se debe a lo que dijo Nava o a la gravedad del hecho en sí, un incremento de impuestos que como oposición tienen que rechazar.

Lo que sí veo es que las palabras de Nava, además del conflicto en Los Pinos, provocó una crisis al interior del PRI.

La primera rumbo al 2012.

Retales

1. BLANQUEADOS. En la guerra sucia por la sucesión en la CNDH circula una carta en la que el doctor José Luis Soberanes renuncia al Opus Dei, carta que descalificó tachándola de apócrifa. Son las buenas conciencias que se esconden en la defensa de los derechos humanos a cambio de un cargo público;

2. AYER. Para el senador panista José Isabel Trejo, presidente de la Comisión de Hacienda, la declaración de César Nava que enredó la discusión del paquete fiscal “es cosa del pasado”. Por cierto, ¿dónde está Nava?; y

3. ¡SALUD! Es más que sospechosa la urgencia del PT y el PRD en la Asamblea Legislativa para dar marcha atrás a la regulación que restringe los horarios de funcionamiento de los antros y de las bebidas. Mientras el mundo aprieta aquí, los diputados del PT y el PRD hacen el juego a los giros negros y apuestan contra los jóvenes. ¿Y qué dirá Ebrard, que apoyó los nuevos horarios?

Nos vemos mañana, pero en privado.

Deja un comentario