La Arquitectura Francesa Presente en el Pompidou Málaga

La Arquitectura Francesa Presente en el Pompidou MálagaArgonméxico

Por María Esther Beltrán Martínez / Colaboradora Especial

MÁLAGA, España.- El Centre Pompidou Málaga presenta la exposición De la ciudad al museo. Arquitecturas parisinas 1945- 2015,  en la que se exhiben en varios segmentos: Salida de la guerra y reconstrucción, La expansión, Una nueva visión de la ciudad, Los grandes proyectos, Objetos singulares y Una nueva generación de equipamientos culturales.

Son  los setenta y seis últimos años del dinamismo arquitectónico parisiense. La exposición muestra cuarenta actuaciones edificatorias emblemáticas de París y en su entorno a partir de 1945, obras de arquitectos franceses y extranjero, trazando así la historia de una sociedad en movimiento perpetuo.

La muestra recorre las primeras obras de la inmediata posguerra y de la reconstrucción e industrialización que tuvo lugar entonces, el periodo de expansión económica que siguió y que dio lugar a operaciones de gran escala, como la Torre Montparnasse y la Terminal 1 del aeropuerto de París Charles Gaulle en Roissy; así como edificios culturales entre los que se encuentra el Centro Pompidou, el Instituto mundo árabe o más recientemente la Philharmonie que hace de la ciudad de París un faro cultural internacional.

La curaduría está a cargo de Oliver Cinqualbre y Valentina Moimas quénes señalan que la colección de arquitectura del Centre Pompidou abarca una importante cantidad de edificaciones notables, construidas en París desde la década de 1950 por arquitectos franceses y por los más grandes arquitectos extranjeros.

“Para los primeros, las licitaciones públicas han tenido consecuencias significativas que han ido evolucionando con el tiempo. Inicialmente sirvieron para marcar la consagración de una trayectoria profesional, pero hacia la década de 1990, este tipo de contrata ofrecía incentivos al desarrollo de jóvenes talentos. A raíz de la adjudicación de Renzo Piano y Richard Rogers, en 1971, del concurso del Centro Pompidou, una marcada presencia de creadores extranjeros ha sido una de las tónicas del dinamismo arquitectónico de la ciudad. El conjunto de edificios seleccionados para esta exposición abarca un periodo de setenta años de 1945 al 2015, y por sí solo constituye una historia de la arquitectura, con sus evoluciones, investigaciones y tendencias, de la industrialización al postmodernismo, de la arquitectura neomoderna a la arquitectura orgánica. Esta muestra  pone de relieve, además, una característica de la historia de la capital francesa:la constante intervención del Estado, que a lo largo de medio siglo, ha promovido la construcción de nuevos equipamientos

Por último, su ubicación, estas construcciones trazan una geografía de la ciudad que permite aquilatar tanto la importancia del río Sena como el peso de la intervención dictadas por la política municipal”.

En el segmento de Objetos Singulares. Gracias a los proyectos de las Grandes Obras, París pasó ocupar un lugar preferente en el escenario arquitectónico internacional. La política de concursos públicos ofrecía arquitectos extranjeros la posibilidad de lucir su talento los monumentos de la era Mitterrand levantados al este de la ciudad señalaron el inicio de un proceso de reorganización equilibrada de París que el Ayuntamiento se encargaría de asumir a través de la reconquista de esta zona geográfica, poblada de barrios industriales, almacenes en desuso e infraestructuras ferroviarias vetusta. Grandes zonas de acción concertada fueron definidas para intervenir en la margen izquierda del Sena, desde la estación ferroviaria de Austerlitz hasta el Bulevar Periférico, y la margen derecha desde el Ministerio de Finanzas también como el Periférico. Dependientes o no de estos proyectos, el este de la ciudad acogió arquitectura singulares. Es el caso de American Center (actual sede de la Cinemateca Francesa), de Frank Gehry, un edificio en el que los volúmenes complejos típicos del estilo de este arquitecto cohabitan con las fachadas regulares de piedra propios de la tradición parisina.

La década de 1980 estuvo marcada por las grandes obras del presidente François Mitterrand. Dotó  a la Villette de un gran parque y una ciudad de la música. Para la realización del proyecto del Gran Louvre, ordenó el traslado del Ministerio de Finanzas al barrio de Bercy.  En la Bastilla, impulsó  la construcción de una Ópera, y en el barrio de La Défense, la erección del Gran Arco. Durante su segundo mandato, ánimo a la renovación de la Galería de la Evolución del Jardín Botánico y a la construcción de la nueva Biblioteca Nacional de Francia en el Tolbiac. En los espacios inicialmente previstos para la Exposición Universal de 1989, a orillas del Sena, fueron creados dos parques. En el extremo oeste, el parque Citroën, y al este, el parque de Bercy, conectando a la nueva Biblioteca Nacional por una pasarela. Río abajo, otra pasarela conecta el Museo de Orsay y el Jardín de los de las Tullerías. Por último, frente a la Isla Saint- Louis, los arquitectos del Instituto del Mundo Árabe construyeron un edificio que, con su fachada de metal y vidrio y su celosías con diafragmas motorizados, ofrece una infusión de modernidad y referentes arabizantes.

Los visitantes disfrutaran de una historia de la arquitectura moderna y contemporánea con sus conquistas, búsquedas y tendencias a través de una selección inédita de: dibujos, maquetas, elementos arquitectónicos, fotografías, entrevistas filmadas y archivos.

Deja un comentario