La Alianza de los Rencores

  • La Alianza de los RencoresSin crímenes de guerra, las guerras
    no serían guerras.
    Florestán

argonmexico.com / El PAN ya dijo que sí, el PRD y Convergencia también, y el PT está a lo que diga López Obrador: todos juntos contra Ulises Ruiz y una candidatura común inédita postulando a un ex priista como candidato al gobierno de Oaxaca.

 

Es verdad que esto de las alianzas electorales no es nada nuevo.

 

El PAN se ha aliado seis veces con el PRD: febrero de 1999, en Nayarit, donde perdieron los partidos y ganó su candidato, el ex priista Antonio Echavarría, que les dio una patada en el trasero; octubre de 1999, en Coahuila, postularon a Juan Antonio García Villa, que fue barrido por el priista Enrique Martínez; y en 2000, en Chiapas, donde ganó Pablo Salazar, que gobernó por la libre, sin partido.

Ya en la Presidencia de la República, el PAN se volvió aliar con el PRD: mayo de 2001, la ola foxista llevó al candidato común, Patricio Patrón, al gobierno de Yucatán; julio de 2004, la misma alianza postuló en Chihuahua a Javier Corral, que fue arrasado por Reyes Baeza; en agosto del mismo año, este frente izquierda-derecha llevó como candidato al ex priista Gabino Cué, derrotado por Ulises Ruiz.

Ninguna de las victorias aliadas fue un triunfo para el PAN o para el PRD como partidos. Desechables que son, uno y otro fueron bateados por los candidatos en cuanto tomaron posesión.

Ahora en Oaxaca, los mismos de hace seis años repiten frente y candidato, tratando de justificarse en el objetivo común: sacar al PRI del palacio de gobierno. Con eso buscan ocultar sus incongruencias y sus contradicciones, confirmando que cuando del poder se trata, todo se vale y el objetivo los hace iguales.

Porque al tiempo que se insultan en San Lázaro y desconocen a Felipe Calderón como presidente de la República, se abrazan en Oaxaca legitimándose con Ulises Ruiz que, dicen, justifica los medios.

Retales

1. SALVATAJE. El gobierno de Calderón recuperó en el TEPJF, Cuajimalpa, Carlos Orvañanos, y Miguel Hidalgo, Demetrio Sodi. Anoche Marcelo Ebrard resolvió Iztapalapa: Juanito protestará el cargo, nombrará a Clara Brugada en el Jurídico, pedirá licencia y ella será la nueva delegada;

2. BISOÑOS. La gente de Agustín Carstens sigue con preocupación la designación del presidente panista de la Comisión de Hacienda en San Lázaro. Por ahí pasa 70 por ciento de los dictámenes que llegan al pleno. Vázquez Mota va por uno de sus vocingleros que ni a “economista” llega; y

3. CNDH. En un mes se resuelve la sucesión en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Los dos ministros, Mariano Azuela y Genaro Góngora, ya tiraron la toalla. Son aspirantes Mauricio Farah, Luis Raúl González Pérez, Javier Moctezuma y Raúl Placencia, en orden alfabético. También la quiere Emilio Álvarez Icaza, con el apoyo de Rosario Ibarra.

Nos vemos mañana, pero en privado.

Deja un comentario