Procampo, Beneficiarios y ¿Quiénes Toparon la Revisión de sus Listas?

politicaargonmexico.com / En el amor, como en la política, los lenguajes y señales ¿tienen múltiples sentidos?… Solo, con el gesto adusto, seco, y en un marco semisilente, el extitular de la Sagarpa y ahora presidente de la Comisión de Agricultura y Ganadería del Senado, Alberto Cárdenas Jiménez acudió a la sala de prensa de la vieja casona de Xicoténcatl, para intentar desmarcarse de la basura que tienen las listas del Procampo, entre cuyos beneficiarios se encuentra él mismo y muchos otros exfuncionarios públicos y personajes de dudosa credibilidad.

Vale recordar que a fines de julio del 2009, precisamente tres semanas después de la elección de los 500 diputados federales y de seis nuevos gobernadores, cuando la votación del PRI superó hasta las expectativas de su propia dirigencia al retomar el primer lugar en San Lázaro, se dio a conocer una cloaca de corrupción en torno a programas oficiales como el Procampo.
Entonces, en las listas de beneficiarios salieron a relucir los nombres de distinto partido político como gobernadores, diputados, servidores públicos federales y locales en activo o en receso, grandes empresarios y hasta presuntos personajes ligados al narco.
Se descubrió que el llamado programa insigne del gobierno mexicano, mediante el cual se conduciría a los productores del sector agropecuario de México a niveles de competitividad con sus contrapartes de Estados Unidos y Canadá, según los compromisos asumidos previo a la firma del Tratado de Libre Comercio para América del Norte, se habían desviado.
La inyección de fondos por 171 mil millones de pesos ejercidos a través del Procampo, como del programa Ingreso Objetivo, fracasó en su objetivo central consistente en fortalecer a los productores de granos y oleaginosas, ante la apertura total de la frontera para la importación de alimentos desde el 1 de enero de 1994.
Investigadores y analistas de los programas oficiales alertaron desde hace siete meses que la repartición desigual del dinero, ha sido una de las causas por las que se ha fallado en los fines: mientras que 20 por ciento de los productores con mayor extensión de tierras recibieron 80 de cada 100 pesos repartidos; la inmensa mayoría de campesinos debió conformarse con un subsidio menor a 700 pesos anuales.
Al respecto, el Consejo Nacional Agropecuario previno que en los hechos, esa situación convirtió al Procampo en un programa asistencialista, que permitió a millones de personas sobrevivir durante los poco más de 15 años transcurridos tras el inicio del TLCAN.
Reportes de la Central Campesina Cardenista (CCC) denunciaron que en relación a esa danza de los millones de pesos, arrebatados tramposamente al erario federal, se dejaron de sembrar casi dos millones de hectáreas de maíz, esto porque la mitad de los beneficiarios emplearon el dinero para comer.
Además, es de recordar que durante la gestión de Cárdenas Jiménez en la Secretaría de Agricultura, él siempre se opuso a que las organizaciones de productores del campo intervinieran en la elaboración y revisión de las normas de origen del programa, con el cual se prohijó la desviación de recursos, el clientelismo político y la corrupción.
Este martes, con paso lento y sin nadie que le acompañara, Alberto Cárdenas llegó y enseguida se acomodó ante cámaras fotográficas y de video para dar la cara ante los periodistas. Confirmó que en diciembre de 2009, cuando él ya estaba en el Senado, comisiones unidas de esa Cámara alta rechazaron la iniciativa de tres legisladores priístas, con que buscaban revisar el funcionamiento del Procampo.
Con su hablar nervioso, exigió no responsabilizarlo de bloquear “la limpia de Procampo”, al aducir en su favor que la decisión de declarar improcedente la propuesta tricolor con que se pedía modificar la ley correspondiente, “fue consensuada por cinco comisiones unidas”.
El 3 de diciembre de 2009, el pleno de la Cámara de Senadores conoció en primera lectura los argumentos de las Comisiones Unidas de Agricultura y Ganadería –ya encabezada por Cárdenas Jiménez–; así como las de Desarrollo Rural, Recursos Hidráulicos y Reforma Agraria; pero cinco días después, el 8 de diciembre, la plenaria avaló desechar la iniciativa de los priístas por considerarla “improcedente”.
Sí, dicha iniciativa presentada por los senadores priístas Adolfo Toledo Infanzón, Ramiro Hernández García y Francisco Herrera García, establecía adiciones al artículo 11 de la Ley de Capitalización de Procampo, para evaluar y realizar una depuración “permanentemente” del padrón de beneficiarios.
De su lado, el extitular de la Sagarpa sostuvo ante los medios que durante su gestión se había iniciado “la cirugía” del Procampo y la depuración de sus padrones. Y hasta adujo que dicho programa no tiene ocho ó 10 nombres. “Son dos millones 700 mil productores los que están registrados”.
Por ello, repuso, hay que cuidar mucho que si unos cuantos, “que los cuentas en la primera vez con los dedos de la mano, salen de esa forma y que son familiares; entonces, yo creo que no todo el programa, ojo; hay que echarlo a perder porque 99.9 por ciento está trabajando correctamente con los apoyos y los subsidios”.
Bajo ese mar de cosas, no sólo es necesario, sino urgente conocer la opinión de los presidentes de las otras comisiones que conformaron y, a su decir, acordaron echar para atrás a la iniciativa de los tres miembros de la bancada del Revolucionario Institucional en el Senado de la República. ¿Salud, y Revolución Social?
 Quiero trabajar, que alguien me escuche… Finalmente, todo indica que la Cámara alta dará marcha atrás a sus “promocionales” de la intensa labor legislativa que realiza ese alto cuerpo colegiado de la Nación. Vaya asesores, y quienes resultan los responsables de ordenar la difusión de tales “spots”…
 Durante varias semanas, Técnicos y Webmaster de www.argonmexico.com libraron intensas batallas antivirus y contra piratas cibernéticos, hasta restablecer nuestro sitio. Ahora, reiniciamos nuestra actividad informativa libre con un renovado portal. Sí, es cierto: ¡Crisis que no mata, fortalece!…

Comentarios: jarizmx@yahoo.com.mx y politicaargon@gmail.com

Share this post

Post Comment