¿Y Nava?

logo-enprivadoSi hay conflicto de lealtades, no hay lealtades. Florestán

argonmexico.com / Ahora que se discute si el gobierno federal dio a conocer o no al PRD la investigación en torno a Gregorio Sánchez, lo que Jesús Ortega niega y Carlos Navarrete acepta, hay un personaje que ha pagado con su silencio el precio de las alianzas: César Nava.

El presidente del PAN fue informado puntualmente del caso Greg, tanto que se negó a formar un frente electoral llevándolo como candidato.

Y eso que parecía el candidato ideal, porque, a diferencia de los demás casos donde han ido juntos PAN-PRD, excepto en Hidalgo, Sánchez nunca ha sido priista, ni siquiera perredista. Era un empresario que llegó a la alcaldía de Benito Juárez-Cancún como candidato adoptado por Convergencia, al que luego se le sumaría el sol azteca.

Ortega le insistió una y otra vez a Nava que formara la alianza Todos con Quintana Roo, con Sánchez de candidato y una y otra vez lo rechazó, al punto que el PAN se fue solo con Alicia Ricalde Magaña, mientras que Greg fue postulado por PRD-PT-Convergencia.

Es decir, por Sánchez, Nava rompió la alianza con el PRD en Quintana Roo, pero no en el municipio de Benito Juárez, donde formó el frente con los tres partidos, llevando como candidato a Julián Ricalde Magaña ¡hermano de la candidata panista a la gubernatura!

Por esa relación filial no descartaría a la panista como sucesora de Greg en la alianza, lo que les daría los votos que por separado no reúnen y harían una candidatura competitiva ante el priismo local.

Eso lo veremos muy pronto.

Lo que no hemos visto ni oído es una posición de César Nava en torno al caso Gregorio Sánchez, él que es un apóstol de la lucha contra el crimen organizado, al menos en su discurso.

Ese es el precio que está pagando Nava por las alianzas, con las que el PRD lo ha hecho su rehén y que, tras el 4 de julio, podrían ser su tumba y el peor de los escenarios: derrotado y en la indefinición en un caso que es referente.

Retales

1. VIGA. Inflexible, Gustavo Madero exige para la UNAM lo que es incapaz de pedir y menos de establecer en el Senado: rendición de cuentas, que la UNAM hace; transparencia, que tiene, y resultados, que da, mientras el Senado vive sin rendir cuentas, carente de transparencia y raquítico de resultados;

2. IZQUIERDA. Dice Ricardo Monreal que la izquierda puede ganar en Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Durango e Hidalgo. ¿La izquierda? ¿Son de izquierda Gabino Cué, Rafael Moreno Valle, Mario López Valdés, José Rosas Aispuro? ¡Todos son ex priistas! Xóchitl Gálvez no, pero tampoco es de izquierda. ¿Entonces? y

3. ZACATECAS. Y donde sí hay candidatos de izquierda, que es en Zacatecas, su tierra, Monreal dice que no tiene posibilidades. Y todo por el pleito con Amalia García. Allí el candidato del PT, David Monreal, podría declinar a favor del candidato del PRI.

Nos vemos mañana, pero en privado.

Deja un comentario