IVA, nos la Volvieron a Hacer

  • IVA, nos la Volvieron a HacerLa amenaza a las democracias está en los que gobiernan, no en los medios. Florestán

La discusión del paquete económico 2010 del presidente Felipe Calderón retrató a los actores políticos, de qué están hechos y hasta dónde están dispuestos a llegar; dónde están los intereses de los mexicanos y dónde los suyos.

A lo largo de los últimos 45 días, con la nueva geografía legislativa dominada por el PRI, la lucha por el control de las comisiones y las iniciativas de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos, escuchamos todo tipo de declaraciones.

 

El presidente Calderón apostó por gravar con un nuevo impuesto de 2 por ciento el consumo generalizado con la etiqueta de combate a la pobreza, apoyado en la cifra del aumento de 6 millones de mexicanos más a esa alineación vergonzosa de subsistencia.

 

El coordinador panista en el Senado, Gustavo Madero, apostaba al nuevo 2 por ciento y amenazaba con un veto, mientras que Carlos Navarrete, del PRD, lo daba por muerto antes de nacer, los priistas jugaban su juego y el presidente Calderón cabildeaba con ellos, dirigencia, gobernadores, legisladores, sin obtener un sí, pero tampoco un no. Era la estrategia de la incertidumbre y el encarecimiento de la ilusión.

Innumerables fueron los encuentros de Agustín Carstens y los suyos, con el priismo que se resistía, sí, pero no le cerraba la puerta.

Fue el domingo por la noche cuando reunidos una vez más con el secretario de Hacienda, y bateado el 2 por ciento, por incluir alimentos y medicinas, el PRI aceptó su plan B, que decían no tener: subir el IVA un punto porcentual. Fue aprobado el lunes en una sesión en la que, tras diez horas y cien discursos y con 129 votos a favor y 41 en contra, la bancada de Francisco Rojas dio luz verde al nuevo IVA de 16 por ciento, el fronterizo de 11 por ciento.

Con esto, el presidente Calderón se tuvo que dar por casi satisfecho: de lo perdido lo hallado. El caso dictaminado y ajustado en comisiones, fue elevado al pleno de la Cámara de Diputados para su agitada discusión que anoche buscaba la aprobación.

Este tema apabulló a otros cuyo impacto se verá cuando amaine esta tormenta. Me refiero a los aumentos en impuestos especiales en telecomunicaciones, cerveza, tabaco, el alza del ISR al 30 por ciento, el de depósitos en efectivo a 3 y la consolidación fiscal que Hacienda planteó con efectos retroactivos.

En este lance, el PRI marcó su territorio y mostró a Calderón su modus operandi para el resto del sexenio, que gobernará con él haciendo valer su mayoría con la vista puesta en Los Pinos, 2012, adonde, ya dijo Francisco Rojas, no quieren llegar a gobernar sobre cenizas.

Y que por eso aprobaron el IVA y todo lo demás, endosando el costo a Calderón.

Ya veremos si el beneficio, si es que lo hay, también.

Nos vemos mañana, pero en privado

Deja un comentario