domingo, 21 septiembre 2014

You are here: Portada

Impuesto al Refresco

E-mail Imprimir PDF
refresco111212

Por Crispín Barrera Ponce

Argonmexico / Debido al grave problema de obesidad en México, en donde el consumo de refrescos juega un papel importante en la calidad de la alimentación de la población, la Representación en México de la Organización Panamericana de la Salud / Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) y la Senadora Marcela Torres Peimbert convocaron el viernes 9 de agosto a un desayuno con líderes de opinión y miembros de la prensa, denominado "Impuestos al Refresco: una Política Fiscal Saludable".

En aras de evidenciar la importancia de las medidas fiscales, como lo es la iniciativa de la Senadora sobre un Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) de 20% a los refrescos azucarados, para desincentivar el consumo de estas bebidas, siendo una respuesta viable a los crecientes costos sociales y económicos de la obesidad en el país.
El mundo hace frente a una pandemia de Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT), que según estimados de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ocasionan cerca de 37 millones de muertes prematuras al año. Son más de una docena de condiciones crónicas que se agrupan bajo esa denominación general, sin embargo la alimentación inadecuada, el sedentarismo y el consumo de bebidas de alto contenido calórico, representan un factor determinante.
De conformidad con la evidencia científica, durante el desayuno se hizo mención al hecho de que el aumento en la prevalencia de sobrepeso y obesidad a escala mundial está estrechamente vinculado a una tendencia creciente hacia la ingesta de alimentos hipercalóricos, ricos en grasas y azúcares, incluidos los refrescos azucarados. De acuerdo con los especialistas, el consumo de azúcares en exceso puede resultar dañino en cualquiera de sus formas (sacarosa, fructosa, glucosa, etc.) ya que brinda sólo calorías vacías, lo que contribuye al aumento de peso, al desequilibrio hormonal, a la resistencia a la insulina y a la diabetes.
En México, 8 de cada 10 muertes son ocasionadas por ECNT relacionadas con obesidad y sobrepeso. El aumento en el consumo de las bebidas azucaradas, incluidos los refrescos en todas las edades y grupos étnicos está relacionado con el aumento de la incidencia de síndrome metabólico (ligado al sobrepeso y la obesidad), así como resistencia a la insulina, causando diabetes, entre otras enfermedades. Los expertos señalaron que la probabilidad de que un niño sea obeso aumenta hasta en 60% por cada porción de refresco de 227 ml. que consume al día, al mismo tiempo que aumenta las probabilidades de padecer diabetes y otras enfermedades relacionadas con el sobrepeso. Por otra parte, se estima que los adultos que consumen refrescos de manera ocasional, son 15% más propensos a padecer sobrepeso y obesidad, cifra que aumenta a 27% si el consumo es de una o más porciones de refresco al día.
Se reiteró que México es el primer consumidor de refrescos a nivel mundial con 163 litros por persona al año, consumo 40% mayor que el de un estadounidense promedio con 118 litros al año. De conformidad con un estudio reciente de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) de julio 2013, México ocupa la tasa más alta de obesidad en adultos de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En consecuencia del año 2006 al 2012, cerca de 500 mil personas murieron a causa de la diabetes. Se estima que de continuar con esta tendencia, para el año 2018 esta cifra podría incrementarse en cerca de 800 mil, señaló Alejandro Calvillo, Director del Poder del Consumidor.
Se hizo énfasis en que el problema del sobrepeso y la obesidad en México es complejo, sin embargo; la alimentación y la nutrición son factores clave para enfrentarlos. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2010 el gasto de las familias mexicanas en bebidas no alcohólicas (incluyendo refrescos) representó el 7% del gasto en alimentos. Los hogares mexicanos destinaron la misma cantidad de dinero en refrescos que en carne de res y ternera.
En México, son impostergables las acciones encaminadas a revertir el grave problema de salud pública que el sobrepeso y la obesidad representan. Es por ello que se discutirá en el Congreso una Iniciativa de Ley que pretende establecer un Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a los refrescos, la cual fue analizada por diversos líderes de opinión y expertos nacionales e internacionales, desde la óptica de la mejor evidencia científica disponible y las perspectivas de implementación en México.
Durante el desayuno se concluyó que resulta improrrogable emprender acciones para la disminución de la mortalidad y la carga económica que la obesidad genera al sistema de salud en México. Lo anterior, en virtud de que los costos se duplicaron entre 2000 y 2008, pasando de cerca de 35,500 millones de pesos a por lo menos 67,000 millones de pesos. De continuar esta tendencia, se estima que dicho gasto podría aumentar a más de 150,500 millones de pesos para el año 2017, equivalente a más de cinco veces el presupuesto de la UNAM en 2012.
Adicionalmente, el costo indirecto estimado por pérdida de productividad derivada de muertes prematuras asociadas a la obesidad, fue de más de 25 mil millones de pesos en 2008, el cual tiene un crecimiento anual de 13.5%. Si este problema no se soluciona mediante programas y políticas públicas de prevención y disminución de los factores obesogénicos, este costo podría alcanzar incluso los 73 mil millones de pesos, para el año 2017.
De acuerdo a la exposición de la Senadora, la Iniciativa de Ley pretende establecer un Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) de 20% a los refrescos azucarados, ayudaría a disminuir el consumo en aproximadamente 26% y aumentaría la recaudación fiscal en al menos 22 mil millones de pesos, recursos que enfatizó deberían destinarse para garantizar el acceso al agua potable, introducir bebederos de agua potable en las escuelas y espacios públicos, e impulsar campañas, programas y políticas para fomentar hábitos de consumo y estilos de vida saludables.
De conformidad con la Dra. Arantxa Colchero, experta del Instituto Nacional de Salud Pública, la demanda de refresco en México es elástica, por lo que incrementar los impuestos desincentivaría el consumo de estos productos y fortalecería la capacidad recaudatoria del país. El impuesto de 20% (1.7 pesos) por litro de refresco ayudaría a disminuir el consumo de estos productos de 163.3 litros por persona al año a 120.9 litros (26%), lo cual ayudaría a reducir hasta en 12% la prevalencia de diabetes en el país, así como a disminuir en más del 25% los costos de nuevos casos de diabetes durante los próximos 10 años. Esto reduciría el costo directo de la atención médica de 42 mil millones de pesos a 35 mil millones de pesos, una reducción de aproximadamente el 17%.
Experiencias internacionales han demostrado que el impuesto a los refrescos modifica los patrones de consumo de la población hacia alternativas más saludables como el agua natural, reduciendo de manera efectiva el riesgo de obesidad. Sin embargo, el impuesto no es la única medida que se debe implementar para hacer frente al enorme problema que representa la epidemia de obesidad en México. "No es una política aislada, sino una estrategia que forma parte de diferentes medidas multisectoriales", mencionó la Representante de la OPS/OMS, Dra. Maureen Birmingham.
"El reto es implementar políticas públicas para detener la tendencia de obesidad en México, de lo contario los padecimientos asociados a la obesidad para los siguientes 20 años, representarán una carga incalculable sobre el Sistema Nacional de Salud. Es por ello que hoy existe la oportunidad de salvar la vida de millones de mexicanos mediante la generación de políticas públicas que detengan y reviertan el problema de la obesidad en México", afirmó la Senadora Torres, principal vocera de la iniciativa de IEPS a los refrescos azucarados.

 

 Se autoriza la reproducción total o parcial del material informativo y fotográfico siempre que se cite la fuente: argonmexico.com. Excepto la columna En Privado.

*Los artículos e información son responsabilidad de los autores. Argonmexico.com no se responsabiliza de la veracidad de los mensajes u ofertas contenidas en los anuncios comerciales insertos en la página.


Warning: fsockopen() [function.fsockopen]: unable to connect to 193.0.6.135:43 (Connection refused) in /home/content/43/8003943/html/administrator/components/com_joomlastats/count.classes.php on line 1038

Warning: fsockopen() [function.fsockopen]: unable to connect to 200.3.14.10:43 (Connection refused) in /home/content/43/8003943/html/administrator/components/com_joomlastats/count.classes.php on line 1038

Warning: fsockopen() [function.fsockopen]: unable to connect to 196.216.2.20:43 (Connection refused) in /home/content/43/8003943/html/administrator/components/com_joomlastats/count.classes.php on line 1038