Guanajuato a Favor de Guadalajara

Guanajuato a Favor de Guadalajara

Argonmexico

Sí, a la hermana agua.

Sí, Guanajuato puede resolver el problema de abasto de agua a Guadalajara y a León, si el Sr. Gobernador de Guanajuato Lic. Miguel Márquez Márquez decide presentar a la CONAGUA, a Jalisco y a SEMARNAT la siguiente propuesta: que en la presa de Solís se almacenen los 120 Mm3 de agua para León, esta agua baja a la laguna de Yuriria, de ahí se bombea a León; el acueducto de Yuriria a León es más corto que el de Zapotillo a León y es de bajada. Esta propuesta es lo más económico porque la infraestructura ya está, que es la presa de Solís y la laguna de Yuriria pero, además, todo está en Guanajuato y solo hay que construir el acueducto, obra que puede tener en 36 meses y no tiene conflicto de intereses como ahora, porque la presa del Zapotillo está en Jalisco y el acueducto sale de Jalisco. Para presentar este proyecto técnico, hay que acompañarlo de la propuesta jurídica que es: modificar el decreto de 2014 que nos reserva 240 Mm3 del río Lerma, para que Jalisco acepte ceder los 120 Mm3 del río Lerma y que Guanajuato acepte que Jalisco se quede con los 120 que tiene reservados del río Verde. La propuesta jurídica es que se reformen los decretos federales de 1995 y 1997 que le reservan 120 Mm3 de agua a León y esa agua se quede en Jalisco, además que solamente así se puede evitar el trasvase de agua a León del río Verde. Jalisco también tiene reservados 372 Mm2 del río Verde en los mismos decretos, de esta manera la reserva de Jalisco quedaría en 442 Mm3 del río Verde más 120 del río Lerma haciendo en total 562. León tiene desde el 7 de abril de 1995 esperando el agua del río verde, 22 años y 40 días porque ha sufrido las incongruencias con las que el gobierno de Jalisco ha manejado el proyecto de abasto de agua para Guadalajara por desacato a los decretos federales al cancelar en el 2000 Loma Larga II, al iniciar la presa de Arcediano en 2003, al impulsar el proyecto de San Nicolás, el proyecto de Zapotillo-Arcediano I con una cortina de 80 mts. de altura, el proyecto de Zapotillo-Arcediano II con una cortina de 105 mts. de altura y ahora con el proyecto Purgatorio-Arcediano. Por lo antes comentado, si el gobernador de Guanajuato hace suya esta modesta opinión, va a contar con todo el apoyo de quienes desde hace 22 años estamos exigiendo el agua del río Verde para Guadalajara y claro, que lo mismo haríamos si el gobernador de Jalisco lo hiciera, solamente que aquí, en Jalisco, dependemos de las opiniones de Abengoa, S.A. de C.V. y de la del presidente de la junta de gobierno de la CEA. El gobernador de Guanajuato, Lic. Miguel Márquez le está exigiendo a la CONAGUA y a la SEMARNAT que, con urgencia, le den una explicación de cuál es la situación que tienen con Abengoa y el compromiso que tienen es sacarla de la quiebra en que se encuentra. Le reiteramos al Lic. Márquez, gobernador de Guanajuato, que esta es una idea para que León tenga el agua del Lerma en corto tiempo, porque del río Verde entre los amparos que se tienen y la oposición al no al trasvase, sustentada con estudios científicos y técnicos del Instituto de Meteorología de la U de G, firmado y entregado al gobierno de Jalisco como recomendación vinculatoria pero que el gobernador no puede operar porque su equipo no ha hecho la propuesta jurídica que aquí se describe, por ello afirmamos que, el agua del río Verde para León va para muy largo tiempo pues vienen más amparos y ya iniciaron las movilizaciones en Los Altos de Jalisco.

Share this post