Frida Kahlo, Desde la Observación Andaluza de Fausto Velázquez

Frida Kahlo, Desde la Observación Andaluza de Fausto Velázquez

Por María Esther Beltrán Martínez / Fotos: J. Carlos Santana

Argonmexico / ANDALUCÍA, España.- La admiración y su interés por el personaje de Frida Khalo ha sido el motor que ha generado que la creatividad del pintor Fausto Velázquez (La Algaba, Sevilla, 1950) para pintar decenas de cuadros en torno a la pintora mexicana, quien en los últimos años ha sido considerada una de las pintoras más importantes de México y el mundo internacional de las artes plásticas.

Frida Khalo: la vida como obra de arte, se ha presentado en las ciudades andaluzas de: Ronda y Málaga siendo un éxito, y dejando centenares de visitantes en cada galería.

El artista andaluz ha captado facciones de Frida, y resalta mucho el vestuario con su color, detalles de bordados y accesorios que luce la artista mexicana, objeto de estudio por diversos especialistas en distintas ramas sociales, culturales y psicológicas. Aparte de que suma elementos como símbolos aztecas, y detalles que se encuentran en las obras realizadas por la pintora como son las palomas y sus singulares peinados y tocados de flores.

Una de las características de esta exposición es que vemos en algunos cuadros a Frida vestida con un mantón de Manila, diseñado por los sevillanos Victorio y Lucchino, modistas internacionales que son amigos del pintor.

Fausto Velázquez, considerado uno de los más singulares y relevantes autores del panorama plástico andaluz. “A lo largo de más de 30 años vinculado al mundo de las artes, la docencia y la gestión cultural ha demostrado su total devoción por el insondable y caleidoscópico universo de la creación.

Formado en la Escuela Superior de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, inició su andadura en el ámbito teatral como director del Teatro Algabeño, a la vez que daba forma a sus primeros grabados en compañía de amigos como Francisco Cortijo, Félix de Cárdenas o Francisco Reina. De forma casi paralela, inició su faceta docente como profesor de dibujo en varios centros andaluces.

En 1976 se inició en la edición de obra gráfica y fundó el taller de grabado que dio origen a la Galería de Arte Fausto Velázquez, cuya actividad perduró hasta mediados de los años 90. Tras su cierre, regresó a la pintura. Maestro del retrato, íntimo y eficaz, basa buena parte de su trabajo en la fidelidad y rotunda corrección de un dibujo nítido, de claros perfiles y poderosa robustez”, indica vocero de la exposición.

Las obras de sevillano serán vistas en Almería, Antequera, Gran Canaria, Ciudad de México, Nueva York y Tokio. Las creaciones de Fausto respecto a Frida, sin duda, deja huella respecto al interés que tiene éste andaluz sobre la artista mexicana. Indica que “Frida Kahlo no era guapa, pero tenía un gran atractivo.

Ella era hija de un alemán y una mexicana descendiente de española… “Me interesa sobre todo como personaje, por lo que significó para la liberación de la mujer. Fue una mujer libre, tuvo amantes de ambos sexos y, aunque amó a su marido (el pintor Diego Rivera), nunca fue una esclava de ese amor”.

Share this post