Frente a la Crisis Humanitaria: la Defensa de Derechos y la Hospitalidad como Principios

Por Carlos Mauricio Hernández

Argonmexico / Para entender la actual crisis humanitaria como la que representa el éxodo de miles de familias centroamericanas que atraviesan hoy en día territorio nacional, es necesario entender que la seguridad que está en juego es principalmente la de las personas migrantes en la ruta, quienes se han visto orilladas a migrar de manera forzada por las diferentes violencias que les aqueja en sus países de origen, violaciones a las cuales también se enfrentan en México como país de tránsito y destino.

Esto no es un fenómeno nuevo, como ya lo han señalado por 14 años consecutivos la Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos por México y como lo han denunciado constantemente las organizaciones defensoras de los derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas en el país. Tras 18 años de labor, la Estancia del Migrante González y Martínez ha sido testigo del incremento de esta violencia contra las personas migrantes pero también contra quienes les defienden. Sin embargo, como lo indica la Red Jesuita con Migrantes,[1] esto hace aún más necesario promocionar una cultura de la Hospitalidad entre los pueblos y los seres humanos para promover la solidaridad con quienes se ven forzados a migrar.

Por lo anterior, demandamos al gobierno mexicano que brinde una respuesta humanitaria adecuada frente a la actual crisis y que pare las acciones de persecución, hostigamiento y detención de las personas migrantes que forman parte del éxodo migrante centroamericano. Denunciamos los intentos de vincular esta crisis humanitaria y a las personas migrantes con fines partidistas o de influencia política, o con manipulaciones interesadas, pues la motivación de la persona que migra no es otra que la de poder vivir dignamente. Así mismo, exigimos que se garantice el acceso a la justicia, la verdad, la reparación y no repetición a todas las familias de migrantes desaparecidos en México que se encuentran realizando acciones de búsqueda y protesta en casi 4 mil kilómetros a lo largo del país.[2]

A los medios de comunicación, pedimos que ofrezcan información objetiva y veraz a la opinión pública, que se alejen de patrones de criminalización de las personas migrantes y que continúen siendo portavoces de nuestras luchas y denuncias, de las luchas de las madres de migrantes desaparecidos.

A la sociedad en general, invitamos a sumarse a los esfuerzos que consisten en construir caminos de hospitalidad, a solidarizarse con quienes cruzan nuestro país o que deciden hacer del mismo su hogar. Hacemos un llamado a que continúen apoyando nuestra labor humanitaria para brindarles hospedaje, cobijo, asistencia y seguir defendiendo sus derechos.

Recordamos que en esta ocasión, la XIV Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos y el Recorrido Cultural por la Hospitalidad coinciden este día en Tequisquiapan, Querétaro con el propósito de reunirse en el 8º Foro Social Mundial de las Migraciones del 2 al 4 de noviembre en la Ciudad de México.[3] Esto con la intención de participar en la Cumbre Mundial de Madres de Migrantes Desaparecidos y el Festival Cultural por la Hospitalidad, para encontrarse con diversos colectivos de migrantes y movimientos sociales a nivel internacional que comparten la lucha por encontrar a sus seres queridos, compartir experiencias de resistencia, al tiempo de convocar a un movimiento global por la hospitalidad que pueda contrarrestar la xenofobia, los muros y las políticas migratorias basadas en el control, la persecución y la detención migratoria, mismas que han dado como resultado la pérdida de miles de vidas de migrantes en el mundo, y que solo agudizan la actual crisis humanitaria como la que nos encontramos atestiguando hoy en México.

“Los actuales modelos de gestión de la migración en lugar de resolver lo que asumen erróneamente como un problema, agravan criminalmente la situación que ellos mismos causan, en esta era de acumulación capitalista por despojo y violencia y que no lograrán, por más muertos que produzcan, “ordenar” y controlar los flujos migratorios”

Es tiempo de migrar a otro mundo posible.

Migrar, Resistir, Construir y Transformar

Lema del VIII Foro Social Mundial de las Migraciones México 2018