Fraternidad y Superación en la  XIX Espartaqueada Nacional Cultural 2017        

 

Fraternidad y Superación en la  XIX Espartaqueada Nacional Cultural 2017         Más de 20 mil artistas competirán hermanados en las ideas y trabajo antorchista.

Los antorchistas de la Ciudad de México participan con 1290 artistas.

 

Argonmexico / Por Gloria Brito Nájera.- El Movimiento Antorchista Nacional cumple este año 43 años de lucha continua y enérgica educando y organizando políticamente a los sectores más pobres y vulnerables del país, para conquistar del poder político y así empezar a resolver los problemas históricos causantes de la pobreza que ya afecta directamente a 100 millones de mexicanos, cifra que sigue creciendo sin que la clase gobernante logre parar esta trágica tendencia. En nuestra batalla organizativa y educativa entre el pueblo más humilde, los antorchistas hemos planteado desde la fundación de nuestra organización que una parte fundamental del esfuerzo debe ser la labor cultural al igual que la deportiva entre el pueblo; sabemos que educar al pueblo en todos los ámbitos es la tarea, por eso, unidos en un gigantesco esfuerzo organizativo y económico, realizaremos la XIX Espartaqueada Nacional Cultural 2017.

Durante nueve días la música, la danza, el baile, la oratoria y la poesía, son las protagonistas en esta justa cultural desde el sábado 28 de enero al domingo 5 de febrero en Tecomatlán, Puebla, en la baja Mixteca, lugar donde tuvo su origen Antorcha y que reúne las condiciones para la celebración cultural más importante de los antorchistas que todos los días luchan y trabajan organizadamente a todo lo largo y ancho de la república. Esta magna celebración del arte y la cultura del antorchismo se lleva a cabo cada dos años sin interrupción desde hace más de tres décadas, y es toda una larga semana de días pletóricos de disfrute y deleite con bellos y delicados resplandores de luces artísticas, ofrecida a todos los atentos asistentes.

Para el Movimiento Antorchista el arte y la cultura son  herramientas necesarias para sensibilizar y humanizar al individuo, haciéndolo solidario con el sufrimiento y la luchas de las clases humildes por su superación. Esta es la razón del esfuerzo reiterado de los antorchistas en promover las actividades artísticas .

Al pueblo se le margina del arte y la cultura por las clases gobernantes para aumentar su sometimiento y esclavitud espiritual, para que acepte, de preferencia sumisamente, su triste situación de paria en esta sociedad. Con esta nueva edición de la Espartaqueada Cultural, Antorcha una vez más demuestra con pruebas fehacientes que es  la única organización nacida del pueblo y para el pueblo, a la que le interesa que ese mismo pueblo se eduque en el disfrute del arte nacido de él mismo, del arte forjado de sus luchas por una mejor sociedad y de sus sueños de una vida menos injusta y más humana. Exigimos que el arte, secuestrado por las clases pudientes de esta sociedad decadente sea devuelto al pueblo; en México las Bellas Artes se dirigen y las disfrutan únicamente las clases altas que tienen los recursos para  pagar grandes cantidades de dinero por ellas, porque todos los espectáculos  de calidad son costosos, totalmente fuera del alcance de las mayorías miserables y desprotegidas.

El desprecio que los gobernantes de este país, desde los más altos niveles con su enorme y costosa burocracia, hasta los más bajos miembros del poder sienten hacia la elevación cultural del pueblo pobre, se refleja en el ridículo presupuesto de la nación que le conceden a las Bellas Artes; desde ahí quedan claras sus intenciones: Los casi 18 mil millones de pesos que se destinaron a la cultura en el año 2016, representan solamente el 0.07 por ciento del total del presupuesto nacional, y se gastaron sin ton ni son, sin un provecho real y efectivo entre los más de 100 millones de pobres que existen en nuestro país, sin aculturarlos aunque sea un poco.

Urge en México una política más humana que se preocupe por los que menos tienen, una política que destine los recursos necesarios  para el fomento a las Bellas Artes para todos. Es necesario que en todas las escuelas desde temprana edad se promueva  el arte y la cultura en todos los niños, porque por medio de ellas habremos formado mexicanos más inteligentes, sensibles, capaces de ser competitivos  para sacar al país de su parálisis actual. Pero esta visto que para esto, es necesario que los pobres organizados en un gran partido legal, luchen para ganar el poder político en México; esa es la tarea del antorchismo nacional.

Bienvenidos todos, artistas y amigos de todo el país, bienvenidos al pueblo amigo y hospitalario de Tecomatlán, Puebla, ejemplo del bienestar que Antorcha, la organización de los pobres, puede lograr para todos los habitantes de esta gran nación, nuestro México.

Deja un comentario