Fomentan Jóvenes Cultura de Respeto al Conocer sus Derechos y Deberes

Por Ángel Núñez / Corresponsal

*Conductas agresivas deben erradicarse con la transmisión de valores

Argonmexico / TOLUCA, Edomex.- Los jóvenes pueden contribuir a promover la cultura de respeto al conocer y ejercer sus propios derechos y deberes, para lo cual deben aprender a identificar situaciones de violencia y buscar redes de apoyo, expresó la subdirectora de Formación y Capacitación en Derechos Humanos, de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), Sandra Tetatzin Contreras.

Detalló que este sector tiene la opción de acudir a las instituciones públicas para recibir orientación y atención cuando sientan que sus derechos han sido vulnerados, y al mismo tiempo pueden replicar esa información; además, la erradicación de conductas agresivas debe ser por medio de acciones positivas y la transmisión de valores.

Puntualizó que la Codhem tiene aceptación entre los jóvenes porque los servidores públicos los orientan, brindan información y sobre todo, manifiestan el compromiso de que los ayudarán o buscarán una alternativa con otras instituciones para solucionar su problema.

Subrayó que la base para un entorno de confianza, afecto y comprensión es la comunicación con sus padres o tutores, además de buscar redes de apoyo como son los propios amigos o familiares, que los escuche y acudan a las instancias que puedan ayudarlos o protegerlos.

Entre la temática de pláticas que ofrece la Comisión enfocadas a ese sector de la población, está el de Riesgos de los Adolescentes, prevención de adicciones y del suicidio, autoestima, cultura de la paz y otros.

Por ejemplo, hoy en día, jóvenes y adolescentes deben saber que sus datos personales no deben ser expuestos, por lo que sugirió no “aceptar” a desconocidos, no compartir cualquier información ni publicar fotografías privadas, ya que van al ciberespacio, cualquiera puede obtenerlas y usarlas en su contra, como los “memes”.

También puede derivar en delitos graves como la trata de personas, pues por lo general hay quienes las o los contactan engañándolos con su edad, con tal de engancharlos y hacer que huyan de sus hogares para cometer el ilícito.