Dan Grupos Parlamentarios Posicionamientos ante Actos Violentos en la UNAM

Por José Luna

*Exigen respeto a la libre manifestación de ideas y erradicar grupos porriles dentro de la máxima Casa de Estudios

Argonmexico / Los diputados de los diferentes grupos parlamentarios que integran la LXIV Legislatura externaron su indignación ante los actos violentos en contra de la comunidad estudiantil de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el pasado lunes 3 de septiembre.

En la sesión del Pleno, la diputada Brenda Espinoza López (Morena) manifestó la necesidad de privilegiar el diálogo con los estudiantes; hechos como los referidos no pueden repetirse, ya que sólo pretenden desestabilizar la vida académica de la UNAM, que “tanto ha aportado a la nación”.

Urgió a las autoridades a redoblar esfuerzos, a fin de erradicar los delitos cometidos en las casas de estudio, pues “representan el semillero para lograr el progreso nacional”.

Consideró que las marchas de ayer atienden legítimas peticiones de seguridad para los educandos, y son apenas el comienzo de una transformación. Recalcó que “faltan cuatro meses para que se marche la actual administración, por lo que exigimos justicia; su mandato es por seis años”.

Al fijar la postura del grupo parlamentario del PAN, el diputado Felipe Fernando Macías Olvera señaló que la UNAM no debe ser un espacio en que se diriman los problemas con golpes y armas, pues, subrayó “cuando un estudiante o una universidad son agredidos, el futuro de todo un país es agredido”.

Indicó que es en la universidad donde se construye la esperanza de tener un mejor futuro para México, por lo que estos hechos lastiman lo más valioso que tiene un país, que son sus jóvenes. Llamó a las autoridades académicas y de gobierno a garantizar la seguridad de alumnos, maestros y padres.

“Exigimos el respeto a la libre manifestación de ideas y se erradiquen los grupos porriles dentro de la Máxima Casa de Estudios, la autonomía no debe ser sinónimo de impunidad, ni de actuar fuera de la ley. La UNAM es cuna de líderes destacados en nuestro el país y en distintas partes del mundo”.

Por el PRI, la diputada Mariana Rodríguez Mier y Terán, rechazó y condenó los hechos ocurridos en la UNAM, así como todo acto de violencia y pandillerismo en contra de la comunidad estudiantil de cualquier universidad. “No existe ninguna justificación para este tipo de comportamiento que pone en riesgo la integridad física e incluso la vida de las personas”.

Señaló que la UNAM es parte fundamental de la historia de México y ha sido clave para su desarrollo económico, político y social. “Por sus aulas han pasado personajes destacados en el ámbito científico, tecnológico, cultural y deportivo; por ello, la vida en este centro de enseñanza no debe estar sujeta a intereses externos que pongan en riesgo su funcionamiento institucional y educativo”.

“Somos respetuosos de su autonomía; no obstante, no podemos ser omisos en manifestar nuestra profunda preocupación por los hechos de violencia. Estamos convencidos de que debe existir armonía y cooperación, a fin de crear las condiciones necesarias para garantizar la seguridad e integridad de la comunidad estudiantil”, expresó.

Por el PES, el diputado Ricardo de la Peña Marshall dijo que los disturbios en la UNAM son consecuencia de la desintegración social, debido a que se ha optado por la imposición de modelos educativos totalmente diferentes a nuestra idiosincrasia.

Subrayó que su fracción parlamentaria demanda que la indignación étnica, la justicia y la igualdad, deben encontrar los canales de expresión no violenta, por lo que invitó a las fuerzas políticas representadas en el Congreso a que llamen a la reconciliación nacional, y dar la espalda a quienes buscan la división, el encono y la discordia.

“Los focos rojos se han encendido, falta menos de un mes para la conmemoración de los 50 años de la noche de Tlatelolco, ¿qué vamos a hacer, vamos a cubrir el costo político de lo que hoy está iniciando? Pedimos que se recupere a la UNAM y se les quite la universidad a los delincuentes, porque somos más y mejores que ellos. Hagámoslo nosotros”, puntualizó.

Por su parte, el diputado del PT, Reginaldo Sandoval Flores, manifestó su más enérgica condena e indignación ante los “represivos y brutales” ataques perpetrados en contra de miembros de la comunidad estudiantil de la Máxima Casa de Estudios, quienes de manera pacífica expresaban sus demandas e inconformidades en Ciudad Universitaria, el pasado 3 de septiembre.

El legislador exigió que los delincuentes que participaron en el ataque sean puestos a disposición de las autoridades competentes y que paguen sus crímenes; “no es suficiente que sean expulsados de la UNAM”. Asimismo, solicitó que se castigue de manera contundente el asesinato de la joven Miranda Flores, estudiante del CCH Oriente, “lamentablemente una víctima más de la violencia extrema e inseguridad que impera en el país”.

Afirmó que los legisladores no permitirán la violencia en contra de los estudiantes mexicanos; “fuera los porros de todos los espacios educativos del país. El Poder Legislativo tiene el compromiso ineludible de tutelar y garantizar todos los derechos humanos, y proteger la protesta social, porque es un medio legítimo para canalizar las demandas de las ciudadanía”.

El diputado Itzcoatl Tonatiuh Bravo Padilla (MC) hizo un pronunciamiento enérgico en favor de la demanda de los estudiantes que se manifestaron en la explanada de Rectoría de la UNAM, y de todas las universidades del país, para que todas las instituciones de educación superior estén libres de grupos porriles y actos violentos, y se garantice plenamente la seguridad de los alumnos.

“No es posible que sigan existiendo grupos que ponen en riesgo la integridad de estudiantes, académicos y trabajadores”. Expresó su respaldo a las autoridades de la Máxima Casa de Estudios para que, en el marco de su autonomía, investiguen al interior de sus instalaciones y determinen si hubo omisión o alguna situación que deba sancionarse; además, pidió que, en conjunto con las procuradurías General de la República y General de Justicia de la Ciudad de México, las autoridades de la UNAM enfrenten hechos de violencia y establezcan medidas de seguridad para la comunidad universitaria.

Agregó que la crisis de seguridad pública en el país afectó a las universidades. “El impacto que han sufrido y el deterioro en los campus, aprovechando el estatus de autonomía por parte de grupos delictivos, ha generado que en estas instituciones se presenten feminicidios y actividades delictivas sin que las autoridades puedan hacerles frente”.

La diputada Frida Alejandra Esparza Márquez (PRD) indicó que  los problemas por los que pasan las universidades públicas de México son ocasionados, en su mayoría, por la falta presupuestal; por ello es necesario generar un diálogo de manera permanente con los rectores, autoridades académicas y maestros con el objetivo de atender y conocer las demandas presentadas por los estudiantes, así como las necesidades que enfrentan en materia económica.

Consideró indispensable y urgente la necesidad de buscar solucionar los problemas de manera conjunta y castigar a los responsables sobre la agresión suscitada. “Teniendo en cuenta que la educación es el arma más poderosa para poder generar verdaderos cambios y modificar el rumbo de nuestro país, es indispensable que las instituciones atiendan este llamado”.

Manifestó que se debe realizar un acuerdo parlamentario para generar un presupuesto 2019 acorde a las demandas en educación, pues existe una crisis financiera en las universidades públicas. Asimismo, promover la realización de un foro nacional cuyo objetivo sea incrementar los presupuestos universitarios y con ello mejorar la calidad de la enseñanza, la seguridad de los estudiantes e instalaciones, y generar el incremento de la matricula estudiantil.

A nombre del PVEM, el diputado Marco Antonio Gómez Alcantar solicitó al Pleno respeto a la autonomía universitaria, y a la Universidad Nacional Autónoma de México y autoridades competentes contribuir al esclarecimiento de los hechos de violencia registrados por porros en la UNAM, “donde resultaron varios estudiantes heridos de gravedad”.

Rechazó y reprobó de manera rotunda esos acontecimientos. Manifestó su solidaridad con las víctimas y familiares por estos lamentables sucesos, que evidencian que en la actualidad, persisten grupos ajenos a los intereses de las instituciones de educación media superior y superior que intimidan a los estudiantes.

Se pronunció por fortalecer el diálogo entre autoridades y alumnos para encontrar una solución adecuada a las demandas presentadas por la Asamblea Estudiantil.