Exhortan a Ajustar Programa de Microcréditos para el Bienestar a Necesidades Reales

Por Jaime Arizmendi

Argonmexico/Solicita Samuel García un informe sobre la cobertura de beneficiarios debido a los escasos registros obtenidos en Nuevo León

El senador Samuel García Sepúlveda, de Movimiento Ciudadano, presentó un punto de acuerdo en la Comisión Permanente, para exhortar a la Secretaría de Economía un informe sobre el programa de Microcréditos para el Bienestar, en el estado de Nuevo León, así como un incremento en el monto del apoyo, a fin de que las empresas puedan satisfacer sus necesidades básicas, ante la reapertura comercial.

El  legislador indicó que el informe servirá para tener claro si existe un avance sustancial en beneficio de las y los ciudadanos, con la finalidad de agilizar su distribución en esa entidad de la República.

Explicó que a través de una solicitud de información realizada el  1 de junio del año en curso, la Secretaría de Economía confirmó que para abril de 2020 solo se habían registrado cinco mil 640 beneficiarios de los microcréditos; es decir, el 0.00565 del millón que se fijó como meta a nivel nacional.

En lo que respecta al monto máximo de 20 mil pesos, que podrá recibir una persona beneficiaria, señaló que resulta insuficiente para atender las necesidades básicas de un negocio, como el pago de nómina de trabajadores, la compra de materia prima o el acceso a servicios básicos como luz, renta, agua, o servicio telefónico, entre otros.

Aunado a lo anterior, dijo que el salario promedio del sector industrial es de 421.56 pesos diarios, una microempresa de este rubro tendría que ocupar 12 mil 646 pesos mensuales de su microcrédito para subsidiar el sueldo de un solo trabajador.

Bajo esta perspectiva, la cantidad que representa el apoyo otorgado a través de este programa más allá de representar un recurso positivo significa un pasivo insuficiente y pagadero a dos años, apuntó el legislador de MC.

Recordó que las proyecciones de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, respecto a las repercusiones de la pandemia, apuntan a una pérdida masiva de empleos, al contabilizar entre marzo y abril 346 mil 878 puestos de trabajo sin ocupación, y en donde las entidades federativas más afectadas fueron: Quintana Roo (63 mil 847), Ciudad de México (55 mil 591),  Nuevo León (23 mil 465), Jalisco (21 mil 535), Estado de México (16 mil 36) y Tamaulipas (12 mil 652), que en conjunto registran el 56 por ciento del total de las separaciones de los trabajadores al IMSS.

Tras señalar que Nuevo León está posicionado en el tercer lugar de desempleo, el senador Samuel García puntualizó “vivimos un momento determinante en la economía nacional, no podemos dejar solos a las y los neoloneses que con su esfuerzo aportan al sostenimiento de las finanzas”.

 

El punto de acuerdo fue turnado a la Tercera Comisión de la Permanente del Congreso.