Evadiendo el Debate

Se les olvidó pintar la vida de colores. Florestán

Argonméxico / En México, los aspirantes a cargos de elección popular siempre han rehuido los debates libres, limitándose a cumplir los dos obligatorios que marca la ley organizados por el Instituto Nacional Electoral, con un mecanismo viejo, acartonado que en lugar de abrirlos para conocerlos y descubrirlos, los cubre y encubre. No es un encuentro de ideas, es una obligación legal de la que salen como pueden, sacándole al golpe y evitando el daño, sobre todo quienes se consideran con ventaja que, afirman, no tienen por qué correr el riesgo de ponerla en juego en una discusión pública.

Lo acabo de vivir con el proceso del Estado de México, para el que los cuatro principales candidatos se comprometieron a participar en una mesa de discusión en Radio Fórmula, y tres de ellos incumplieron.

Josefina Vázquez Mota, candidata del PAN, me dijo en dos entrevistas, el 30 de marzo, la primera, y el 3 de mayo, la segunda, que estaba puesta para la mesa. Yo estaré aquí.

Alfredo del Mazo, de la coalición que encabeza el PRI, lo aceptó el 7 de marzo, por supuesto que estaré aquí en el debate, y el 26 de abril, estoy puesto para debatir donde tú me invites para contrastar las ideas de los demás candidatas y candidatos, con la ciudadanía.

El 21 de marzo, Delfina Gómez, de Morena, se comprometió. Claro que estoy puesta para el debate. Es la gran oportunidad para que los ciudadanos (nos) conozcan efectivamente. Me da mucho gusto. Y el 27 de abril, lo ratificó. Claro que sí estoy puesta para el debate.

Juan Zepeda, candidato del PRD, comprometió su asistencia en sendas entrevistas el 16 de marzo y el 28 de abril.

Y de los cuatro, solo Zepeda confirmó, los otros tres, cada uno con sus explicaciones, se echaron para atrás, dijeron que no, incumpliendo su palabra empeñada públicamente, por lo que tuve que cancelar el debate previsto para hoy en Radio Fórmula.

Luego, Vázquez Mota me mandó un mensaje de que ella sí asistía, después de haber cancelado, y de que los exhibiera en la transmisión de ayer al mediodía.

Pero ya estaba cancelado.

Ellos lo cancelaron.

RETALES

1. IMPUNIDAD. Van cinco meses y seis periodistas asesinados sin que haya un solo caso aclarado. El más reciente, el de Javier Valdez, ayer en Culiacán. El anterior, el 23 de marzo en Chihuahua, el de Miroslava Breach. La impunidad ha sido el motor;

2. APOYOS. No debe sorprender que el SNTE se una a la Coordinadora en el Estado de México para apoyar a Delfina Gómez y a Morena. Elba Esther Gordillo, que fue secretaria general de esa sección 36, en 1977, saltó de ahí a dirigencia nacional del sindicato el 24 de abril de 1989, al golpe contra Carlos Jongitud, su mentor y más. Y nunca perdió ese control. Hoy el Panal va aliado con el PRI pero ella por lo visto, no; y

3. AGENDAS. Mal anda el PAN en sus agendas que lo llevan hasta a cancelar, por cuestiones de agenda, la presentación de una denuncia ante la Fepade que se tenía prevista para ayer.

Nos vemos mañana, pero en privado

Share This Post