Esténtor Político

Por: Miguel Ángel Casique

*Gane quien gane en las elecciones, la educación debe ser prioridad.

Argonmexico / Hace unos 8 meses en un artículo de opinión de Dulce Rocío Hernández, leí que aunque cada uno de nosotros fuera sabio, frente al aparato de poder no vale nada y que lo aplastan como se aplasta una mosca de un periodicazo; el texto se titula “La Educación mexicana” y la temática es vigente dado que en este mes hay dos fechas importantes que hacen referencia a la educación: el Día del Maestro, este 15 de mayo y el Día del Estudiante, el próximo 23 de este mes.

En el mismo texto, la joven estudiante, hacía referencia a que en México la educación es mala y deficiente; primero, porque no enseña lo suficiente y lo que enseña en las aulas es superficial y a veces falso, es obvio –decía el texto-, que así no se forman sabios, ni químicos, ni matemáticos, ni ¡nada!;  segundo, es mala porque no educa y sólo enseña y esto lo hace mal y; tercero, porque unilateraliza al hombre, es decir, lo conduce del kínder a la especialización, se educa al hombre para hacer bien una sola cosa y nada más…, el texto dejaba una tarea de reflexión para los maestros y para todo aquel que está preocupado por cómo se educa a los mexicanos.

Hoy es 15 de mayo y los verdaderos maestros deben tener un reconocimiento sincero de la sociedad, pero también ésta debe ser consciente y señalar las deficiencias que en esa parte de la educación de la juventud, tienen los educadores. Hoy miles de docentes saldrán a las calles a protestar, la CNTE y el SNTE encabezarán en  algunos estados esas protestas pero, una vez más, por su carácter espontáneo y que sólo se realizan por la fecha, dejan de tener verdadera efectividad para contribuir a cambiar la situación de la enseñanza en México.+

En el país hemos visto miles de jóvenes rechazados para ingresar a la Universidad, hemos sido testigos de cómo la educación es “elitista” aunque no lo queramos, así también nos damos cuenta que sólo unos cuantos tienen verdadero acceso a la educación, hijos que en su mayoría son de las clases con solvencia económica; de los hijos de los campesinos, obreros, amas de casa, jornaleros, tienen muy pocas posibilidades de concluir una carrera universitaria.

Basta recordar por ejemplo las pruebas en lectura, matemáticas y otras ciencias donde nuestro país sale muy mal parado; y, esto, es gracias a un rezago educativo que tenemos como nación; incluso, ese desastre nos ha llevado a compararnos con otros países de primer mundo donde sus gobernantes sí hacen verdadera inversión en la educación de los niños y jóvenes, pues saben que eso les garantizará, en el futuro, estabilidad económica y de bienestar para sus naciones.

Según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) nuestro país tiene 30.8 millones de personas en condiciones de rezago educativo, incluso, se sabe que de los cerca de 90 millones de personas de 15 años y más, 34% tienen rezago educativo, gente que a partir de esa edad no cuenta con escolaridad o no terminó sus estudios de nivel secundaria. Chiapas, Michoacán y Oaxaca son las entidades con los niveles más altos de rezago educativo: el primero con 52%, el segundo con 47.8% y el tercero con 51%; y aunque la cifra es muy alta se ha estimado que al término de la administración federal actual se sacarán de ese rezago alrededor de 6 millones de mexicanos, cifra buena, pero aún insuficiente.

Y hablando de Oaxaca, este día el SNTE del estado ha convocado a una protesta, donde se prevé que se reúnan alrededor de 15 mil maestros, sus demandas son: libertad de los presos políticos de conciencia, reinstalación de la mesa nacional única de negociación, en contra de la Ley de Seguridad interior y el terrorismo de estado y por la solución a las demandas del magisterio y de la CNTE… ¿alguno de estos cuatro puntos, querido lector de Esténtor, le pareció que tienen alguna intención de atacar y velar por la educación en México y porque se cambie, sólo porque haya alguna propuesta para mejorar la enseñanza?. Seguramente no la encontró, pero usted no es el único.

Nos comentan que ayer mismo, asociaciones civiles que son integrantes de la Iniciativa 10 por la Educación, exigieron al candidato Andrés Manuel López Obrador aclare cuál es su proyecto educativo para México, y es que hace unas semanas cuatro de los cinco candidatos a la Presidencia del país asistieron a un evento de esta iniciativa para presentar propuestas sobre la educación pero Obrador fue el único que no asistió y sólo envío sus propuestas por escrito.

Las asociaciones han señalado que el candidato de Morena se contradijo en sus propuestas y que en el documento enviado se dice una cosa pero en eventos masivos dice otra, lo contrario; por ejemplo, en una de sus propuestas se dice que está favor de la capacitación permanente a maestros, garantizar su formación continua, fortalecer a las escuelas normales…, pero ya en público su discurso fue otro. La sentencia debe ser clara: Gane quien gane la presidencia de México debe tener como principal prioridad la educación.

El clímax no político…

Cuando una protesta es espontánea y no fue planeada con fines específicos en beneficio de la sociedad, no tiene razón de ser; hoy podrán marchar miles de maestros de la CNTE o del SNTE, pero no pasarán de ser protestas que no buscan una mejor educación y enseñanza para la juventud mexicana. Siempre será mejor encontrar acciones como las  que realizan agrupaciones estudiantiles como la Federación Nacional de Estudiantes Rafael Ramírez (FNERRR), en coordinación con el Centro Mexicano de Estudios Económicos y Sociales (CMEES).

Y es que, nos platican, los días 12 y 13 de mayo se llevó a cabo la edición número VI de la Espartaqueada Nacional de Matemáticas que reunió a unos 700 participantes de todo el país, actividad que fue planteada e iniciada por los  doctores Elvio Accinelli y Leobardo Plata, ahora esa actividad pretende masificarse cada vez más y atraer a los estudiantes más pobres del país.

El objetivo es contribuir a corregir la preocupante situación educativa de nuestro país, efecto del modelo económico nacional, pues las matemáticas son un elemento clave para el desarrollo económico de una nación, ya que sin la aplicación de éstas a la tecnología de los medios de producción de mercancías no habría sido posible la enorme riqueza que actualmente produce el sistema.

Con estas acciones, la Federación Estudiantil ha dicho que la matemática es una guía para actuar y aprender a pensar y a no creer toda la información que nos rodea; esta ciencia nos ayudará a discernir y entender mejor el mundo, pues las matemáticas educan a la mente, la vuelven más disciplinada y la ayudan descubrir verdades profundas y encontrar la verdadera razón de fondo de cada problema, nos platicó el líder estudiantil Isaías Chanona.