En Noviazgo, Hombres También Llega a Sufrir Violencia de Parte de Mujeres, Según Estudio Realizado por Alumnas de UVM

Por José Luna

  • Por pena, los hombres no denuncian.

Argonmexico /  Estudiantes de 6º Semestre de la carrera de Nutrición del Campus Cuernavaca de la Universidad del Valle de México, realizaron un estudio sobre la experiencia de los hombres en la relación de noviazgo y encontraron que ellos también pueden sufrir violencia física y psicológica por parte de su pareja femenina.

Ailine Haro Quintana y Julissa Durán Jiménez, realizaron un estudio exploratorio denominado Violencia en el Noviazgo: La experiencia Masculina, en el que participaron 33 estudiantes de último año de Preparatoria, así como de primer semestre de Licenciatura, quienes fueron elegidos de manera aleatoria y que hubieran tenido una relación de noviazgo reciente o actual.

Violencia en el noviazgo: La Experiencia Masculina, obtuvo el segundo lugar en el 9º Congreso Nacional de Investigación de UVM. Este estudio se conformó con 20 reactivos dicotómicos que incluían temas de violencia física, psicológica y social. Cada reactivo contenía una pregunta abierta para especificar el tipo de violencia. Se analizaron los datos con medidas de tendencia central y se obtuvieron frecuencias y porcentajes de la prevalencia de conductas consideradas violentas.

Los resultados arrojaron las siguientes cifras: 82 por ciento de los jóvenes reconocieron haber sido víctimas de un empujón por parte de su novia, lo que se considera violencia física. 52 por ciento de las mujeres se enoja por los gustos de su pareja; 52 por ciento de ellas siente celos de la familia y amistades de su novio; 55 por ciento de las mujeres admitió que se enojan si su novio sale sin su compañía o si no le informa que va a salir.

“Hay un gran porcentaje de hombres que sufren violencia psicológica, las mujeres los amenazan, los chantajean; eso es violencia psicológica. Los daños que se causan a un hombre no tienen que ser físicos, como rasguños o patadas, para ser considerados violencia; la violencia social es prohibirle al hombre que salga con su círculo social, con amigos, con familia”, comentaron.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el maltrato hacia los hombres se enmarca dentro de la violencia doméstica, casi 25% de las denuncias a este respecto de 2011 corresponde a hombres maltratados por sus parejas. De 5.632 personas denunciadas por violencia doméstica, el 76.2% fueron hombres y un 23.8% mujeres.

Lo que motivó a Ailine y Julissa a desarrollar este estudio, fue el deseo de contribuir con la equidad de género. “Buscamos que la información que se le proporciona a las mujeres también sea para los hombres; existen muchas investigaciones y organizaciones que combaten la violencia contra las mujeres, pero no hay nada que brinde información y ayuda a los hombres y todo esto es por la imposición del rol social masculino, que le indica que no puede quejarse, no puede expresar sus sentimientos, simplemente por los estereotipos que ya impuso la sociedad”, comentaron.

“Los hombres claro que se sienten mal, pero por pena o vergüenza no acuden a las instancias correspondientes porque saben que les van a cuestionar: ‘¡Cómo una mujer te va a estar haciendo daño si tú eres el hombre!’, entonces, muchas veces por pena y por el rol social que se les ha impuesto, no acuden a las instituciones a buscar ayuda”, consideraron.

Ailine y Julissa establecen en sus conclusiones que es indispensable que se realicen investigaciones para entender más sobre la violencia que el hombre llega a padecer, que se creen instituciones para brindarle apoyo y respaldo y, que se normalice el combate a la violencia en su contra; además que se desarrollen programas para que en el noviazgo exista un ambiente sano y saludable entre ambos sexos.

Además de Ailine y Julissa, también participaron Shamara Márquez Salmerón, Renata Cardoso y Jéssica Oliveros. Las estudiantes fueron asesoradas por la Mtra. Laura Rojano. El estudio Violencia en el Noviazgo: La experiencia Masculina, recibió el segundo lugar en el 9º Congreso Nacional de Investigación celebrado en el Campus Lomas Verdes de la UVM.