En la FIL de Minería Jóvenes Escritores Reflexionan Sobre el Papel del Ensayo

Por Dany Garcia/Argonmexico

 

  • Es un género que crea en el lector una emoción de me gusta, me encanta o me fastidia, consideró Pierre Herrera

 

  • Permite al autor hablar de sus obsesiones y escribir sin la necesidad de salir de un cuarto, reveló Sergio Téllez-Pon

 

Los escritores Mariana Orantes, Pierre Herrera, Jazmina Barrera y Sergio Téllez-Pon participaron en la mesa de reflexión Jóvenes Ensayistas de Tierra Adentro que se realizó este 27 de febrero, en la 38 Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería.

 

La Galería de Rectores fue la sede de esta charla en donde los jóvenes escritores del Fondo Editorial Tierra Adentro de la Secretaría de Cultura federal, reflexionaron sobre el papel del ensayo y leyeron al público fragmentos de sus libros.

 

Mariana Orantes compartió al público fragmentos de La pulga de Satán y destacó que actualmente, al redactar un ensayo, hay una tendencia a escribir sobre las experiencias personales de su autor y que esto es bueno, ya que a veces motiva al lector a interesarse por un texto.

 

“Pero yo trato de no hacer eso en mis ensayos, ya que mis textos van más sobre ficciones, temas clásicos y poesía china. Yo creo que necesitas contar algo de manera muy buena, sobre todo una experiencia, para que se interesen los lectores. En este sentido, he realizado ese tipo de ensayos, pero más en forma de catarsis”.

 

Mientras que Pierre Herrera leyó fragmentos de su libro Dafen: dientes falsos y pormenorizó que el ensayo es un género personal que permite a su autor jugar con la forma estilística, codificar una intención y comunicar ciertas cosas.

 

“Es un género que apela a la reacción y a generar una emoción en el lector de me gusta, me encanta o me fastidia. En este sentido tiene la posibilidad de ser un género menor, de escabullirse como una rata y de sobrevivir buscando nuevas maneras de escribirse”.

 

Jazmina Barrera compartió tres fragmentos de su libro Cuadernos de faros y dijo que para ella el ensayo es una palabra hermosa “que implica apertura, una forma de escritura no acabada y estar siempre en constante proceso creativo”.

 

Finalmente, Sergio Téllez-Pon leyó al público parte de su texto La síntesis rara de un siglo loco y consideró que un ensayo da la posibilidad, al autor, de hablar de sus obsesiones y de escribir sin la necesidad de salir de un cuarto.

 

“El ensayo da la posibilidad de hablar de temas universales. A mí lo que me interesa de él es que permite escribir de forma más narrativa y hacer que los géneros pierdan sus fronteras, se fusionen, mezclen y creen un nuevo producto narrativo-ensayístico”.

Deja un comentario