Elecciones Anticipadas

En el Estado de México las campañas ya están en plena actividad; los partidos y sus partidarios que antes que nada velan por obtener o en su caso mantener el poder, andan doblemente preocupados pues están seguros –y lo dicen- que esta elección va a influir en la presidencial.

Los priistas ya pusieron a empujar su corrupta maquinaria, es penoso ver a todos los lacayos del gabinete sin pena participar en la andanada, uno o dos a los que tenía en buena opinión me han decepcionado hasta la pena ajena. Uno de ellos fue José Antonio Meade nuestro flamante Secretario de Hacienda. Ahí estaba muy peinado con su chamarra roja, echando porras a Alfredo del Mazo hijo en la apertura de campaña, codeándose con Arturo Montiel, Emilio Gamboa Patrón y otros secuaces, sin sentir pena de semejante participación. Lo que hace el hambre, de la que hay muchos tipos, una de ellas continuar en el poder y obvio percibir uno sueldos más prestaciones de muchos ceros. No creo que haya más que decir del PRI, el que no lo tenga presente le recuerdo que votar por alguno de ellos es aceptar la corrupción y la impunidad como modelo a seguir, al “individuo” por no llamarlo de otra forma, al que le quedo muy grande la silla presidencial – hasta le cuelgan los pies- vergüenza debería de darle vivir como vive, permitir el saqueo del erario de todos sus colaboradores y explicar el gasolinazo como una medida necesaria para no quitarles a los pobres la posibilidad de tener una educación “digna”, que de ninguna manera tienen y de quitarles el pan de la boca pues no alcanzarían los recursos para los programas sociales. Ahora resulta que los mezquinos somos nosotros, nos tragamos el cuento y no hacemos nada. Si no nos lo tragamos pues actuamos como si lo hiciéramos y nada hacemos permitiendo una y otra y otra vez que nos vean la cara y nos vacíen la cartera. Tenemos lo que merecemos y los que menos tienen, menos tendrán, todo se transporta y la inflación se dispara.

Andrés Manuel como ya prometió que es ahora o nunca, pues anda echando toda la carne en el asador y se ha convertido en la sombra de su candidata Delfina Gómez pues el conocido es él. Un día dice una cosa y luego dice otra. Ya le sacaron un video en donde aparece diciendo que va a meter a todos los corruptos en la cárcel que en su gobierno se terminará la impunidad, para posteriormente decir que “No habrá represalias, persecución o destierro para nadie”, porque se hará a un lado el odio y habrá “justicia y no venganza”. Y Denise Dresser le pregunta ¿Qué tipo de justicia y en qué términos? ¿Llevada a cabo por cuáles instituciones?. Esto sucede en un artículo de opinión que publico el Reforma el lunes 10 de abril, en el que le hace once preguntas a partir de su libro 2018: La Salida y le dice se las hace con el ánimo de debatir de debatir propuestas para quienes no creemos en candidatos “inevitables”.

Su candidata fue presidenta municipal en Texcoco, y era diputada Federal cuando pidió licencia para contender para la gubernatura. Y resulta que a pesar de que Delfina Gómez Álvarez se ha pronunciado contra la corrupción, una investigación detectó que la candidata de Morena a gobernadora del Estado de México abusó del cargo cuando fue alcalde de Texcoco.

Una solicitud de información vía transparencia al Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México, sobre información contable del ayuntamiento de Texcoco en el periodo 2013-2015, revela que el 16 de enero del 2015 la entonces presidenta municipal se auto pagó 217,279.15 pesos brutos como “gratificación extraordinaria” y poco más de dos meses después, el 31 de marzo, se autorizó 220,191.43 brutos como “finiquito laboral”. Ambos pagos suman 437,470.58 pesos. Así, la ahora candidata a gobernadora Delfina Gómez ha incurrido en una responsabilidad administrativa cuya sanción corresponderá imponer a la Legislatura mexiquense, pues aún no prescriben las conductas señaladas, e incluso habría responsabilidad penal que no ha prescrito. Al tratarse de un daño patrimonial superior a los 437,000 pesos, Delfina Gómez podría ser sancionada con una pena de seis a 12 años de prisión y de hasta 300 días de multa.

Del Juan Zepeda Hernández candidato del PRD, también tendrá su historia, pero el espacio no alcanza y con saber que la corriente de Bejarano se sumó para apoyarlo, recuerdo aquel sabio refrán de “dime con quién andas y te diré quién eres”.

A Josefina Vázquez Mota le han sacado varias historias, pero del dicho al hecho habrán de comprobárselo, si fuera verdad esa historia que el peso de la ley nos lo demuestre. Mientras eso sucede me parece la mejor opción. Ya lo dice Carlos Puig que de todos los candidatos ella es la que tiene más experiencia. Su trayectoria es conocida por todos, pero sería interesante repasarla en un próximo artículo.

Y no debo irme sin mencionar a Teresa Castell de Oro, inscrita y aprobada como candidata independiente. Es presidente de la Asociación Mexicana de Mujeres empresarias y una madre preocupada por la integración familiar que desea tomar un rumbo claro para los habitantes del Estado de México. No la conozco, habrá que conocer su plataforma.

Ahí las y los tienen, alguien se habrá de sentar en la silla del gobierno y esperemos que sea la o el mejor; que en verdad sea eficiente, honrado, honesto, digno y tenga amor por el Estado de México y las personas que en el habitan.

Share This Post