El Riesgo de Gobernación

logo-joaquinA los políticos les llega el momento de defenderse de sí mismos. Florestán

argonmexico.com / Las salidas de los secretarios de Gobernación desde los tiempos de José López Portillo (1976-1982) siempre han sido traumáticas.

Así fue la de Jesús Reyes Heroles, en junio de 1979, por la fraternal influencia de Margarita.

Miguel de la Madrid (1982-1988) se quedó con Manuel Bartlett los seis años, pero su sucesor, Carlos Salinas (1988-1994), nombró tres: Fernando Gutiérrez Barrios, Patrocinio González Garrido y Jorge Carpizo.

 

Ernesto Zedillo (994-2000) ¡cuatro!: Esteban Moctezuma, Emilio Chuayffet, Francisco Labastida y Diódoro Carrasco.

Vicente Fox (2000-2006), dos, Santiago Creel y Carlos Abascal.

Ahora, Felipe Calderón acaba de nombrar a su cuarto secretario de Gobernación, emparejando los números de Zedillo: Francisco Ramírez Acuña, Juan Camilo Mouriño, Fernando Gómez Mont y, desde anoche, a José Francisco Blake Mora.

Todos los cambios, desde Reyes Heroles, han sido marcados por el conflicto, siendo el más traumático el de Mouriño por su trágica muerte, vacío que marcó la gestión personal y de gobierno del presidente Calderón.

La salida, anoche, de Gómez Mont, como le había adelantado el martes, se tiene que inscribir en el común denominador del conflicto político con el Presidente de la República.

Además, hay que verlo en la lógica de los cambios: la funcionalidad, al perderla, dejan de ser útiles y tienen que ser removidos.

Gómez Mont la había perdido a partir de la revelación del convenio con Enrique Peña Nieto para impedir las alianzas panistas en el Estado de México, la ruptura con su partido y parte del gabinete, y el desgaste en confiabilidad e interlocución.

Por todo eso se va quien apuntaba a ser el mejor secretario de Gobernación de la era panista.

Y, neto, lo vamos a extrañar.

Retales

1. ¿CON GLORIA? Sorpresa es el regreso de Gerardo Ruiz Mateos a la Oficina de la Presidencia de la República, cargo que ocupó cuando Mouriño pasó a Gobernación, de donde salió a Economía y a la que ahora vuelve en relevo de Patricia Flores, que será embajadora en Portugal, lo que ya se planchó en el Congreso. Ruiz Mateos, uno de los hombres más cercanos a Calderón. Habrá de reestructurar esa oficina;

2. PRISA. A Economía llega Bruno Ferrari, que tuvo un activo papel en la campaña presidencial de 2006 y estaba a cargo de ProMéxico, donde lo releva el subsecretario de Economía, Felipe Duarte Olvera; y

3. RETRASO. Las fiestas de los centenarios, Independencia y Revolución, reducidas a juegos florales, van a terminar en un desastre financiero y un escándalo político cuando tengan que justificar los casi tres mil millones de pesos de presupuesto. Ni siquiera terminarán la Plaza del Bicentenario, a la puerta del Bosque de Chapultepec, y su discutido Arco de Luz. ¿Se lo habrán dicho al Presidente?

Nos vemos mañana, pero en privado.

Share This Post

Post Comment