Edomex Repite el Cartel Presidencial de 2012

Edomex Repite el Cartel Presidencial de 2012
Lo que una mayoría cree, no tiene que ser necesariamente la verdad.  Florestán

Argonmexico / Le he contado que nunca he aceptado esa tesis que a lo largo de los sexenios repetía que las elecciones en el Estado de México eran el laboratorio político del país porque siempre preceden a las presidenciales.

Y he rechazado ese lugar común porque en los tiempos del priato el candidato oficial ganaba siempre la Presidencia de la República, al igual que en el Estado de México hasta 2000, cuando tras la victoria del PRI en esa entidad con Arturo Montiel en 1999, por primera vez en la historia, perdió la Presidencia de la República con Vicente Fox; seis años después, en 2005, Enrique Peña Nieto arrasó en las elecciones mexiquenses y su partido volvió a perder la Presidencia con Roberto Madrazo en 2006. En 2011, contra opiniones cercanas que le decían que ganar su estado no afectaría su candidatura, Peña Nieto lo tomó como prioridad y su candidato, Eruviel Ávila, arrolló y él recuperó Los Pinos después de 12 años.

Dicho lo anterior, las cosas cambian y hoy veo que un triunfo del PRI en el Estado de México, en junio, es vital para el proyecto sucesorio de Peña Nieto.

Y por eso se inclinó por Alfredo del Mazo, el mejor posicionado, al que hace seis años dejó en la orilla cuando concluyó que la carta ganadora era Ávila, a pesar de no ser de su primer círculo, pero se impuso su pragmatismo, como se impondrá en su decisión mayor a finales de año.

Hoy, en el Estado de México, juegan los mismos personajes de la elección presidencial de 2012: Andrés Manuel López Obrador, por Morena vía Delfina Gómez; Josefina Vázquez Mota, por el PAN, y el mismo Peña Nieto con Del Mazo, por el PRI.

Por eso digo ahora que, a diferencia de los antecedentes, y por lo que está en juego, el Estado de México será determinante en el proceso presidencial de 2018, lo que sabe el propio Peña Nieto, pero también lo saben López Obrador y Anaya. El primero viendo por su partido y legado, y los otros dos por sus respectivos proyectos presidenciales.

RETALES

1. FRAUDE. El caso Homex es de escándalo. La Comisión de Valores de Estados Unidos le descubrió un fraude fiscal por 3 mil 300 millones de dólares de casas vendidas que no había construido. Ya desde 2013, la Comisión Nacional de Valores descubrió su engaño contable y la sancionó. A ver qué sigue;

2. ESTRATEGIA. Al nuevo secretario del Tesoro de Trump, Steven Mnuchin, ya lo había visitado Agustín Carstens, pero el encuentro de peso fue el de ayer, con José Antonio Meade, con el que habló de diálogo y cooperación para impulsar una economía mexicana fuerte y estable. Ojalá se haya escuchado en el salón Oval; y

3. CRISIS. Mientras el PRD le quitaba la coordinación parlamentaria en el Senado a Miguel Barbosa, siguen sin poder definir siquiera la forma de elegir candidato al Estado de México, en medio del enfrentamiento de las tribus, que es lo suyo.

Nos vemos mañana, pero en privado

Share this post

Post Comment