Eclipse, una cinta aceptable

logo-cinematografoArgonmexico.com / Cuando la primera y segunda entrega de una saga resultan desafortunadas y tediosas, lo más lógico es que la tercera sea un bodrio cinematográfico, sin embargo, “Eclipse” (The Twilight Saga: Eclipse), supera esta tendencia y nos ofrece un filme rescatable, sin caer en genialidades.

 

Esta cinta, cuyo primer episodio fue dirigido por Catherine Hardwicke, ahora da un vuelco importante, cuando David Slade (Hard candy, 30 dìas en la oscuridad) toma la batuta. El cineasta inglés le imprime a esta tercera parte una visión más consciente, plagada de mayor tensión dramática y a caso enfocada a un público más heterogéneo, incluyendo no sólo a los jóvenes de entre 12 y 22 años –en su mayoría chicas- que llenaron las salas de cine.

 

 

 

 

Así pues, si nos remontamos a las terribles experiencias que dejaron “Crepúsculo” en el 2008 y “Luna Nueva” el año pasado, “Eclipse” tiene un nivel cinematográfico muy superior, lo cual seguramente le hará ganar todavía más taquilla que a sus antecesoras, lo que ya es decir mucho, pues habrá que recordar que tuvieron ingresos importantes en taquilla, además de las posteriores ventas del DVD.

En “Eclipse”, sin salirse del nicho argumental que ha dado resultado entre algunos jóvenes, se narra una parte de la historia de Bella, quien ahora se encuentra en el dilema de arreglar su situación con el hombre lobo Jacob Black y continuar con su amado vampiro Edward Cullen a quien no puede abandonar. La chica se inmiscuye en un conflicto de niveles de amor por los dos, quienes tienen que aliarse para acabar con una tropa de vampiros recién convertidos por Victoria, que desde siempre quiere matar a Bella.

En sus 125 minutos, más allá de la melosa historia, la fotografía realizada por el vasco Javier Aguirresarobe, resulta como un oasis en el desierto, pues los planos abiertos son un deleite. Es importante recordar que él mismo trabajó esa parte en “Luna nueva” al lado de Crhis Weitz.

Finalmente, el trabajo histriónico de Kristen Stewart, Robert Pattinson, Taylor Lautner y Ashley Greene no es nada del otro mundo, resulta a penas rescatable.

En resumen, una muy buena película para los seguidores de la saga y una cinta aceptable para el resto del público que constantemente asiste a las salas de cine.

Sólo le recuerdo que la imaginación se disfruta más en la oscuridad del cine, así que no deje de asistir a su sala favorita. Para dudas, comentarios o sugerencias: trejohector@gmail.com

Deja un comentario