Distanciado Trump de Medios de Comunicación

Por Carlos Chirinos / Univisión Noticias

Argonmexico / WASHINGTON, D. C. La primera rueda de prensa ofrecida por el presidente electo Donald Trump, desde que ganó los comicios, presagia duros choques con los medios en la Casa Blanca cada vez que salgan informaciones que no sean del agrado presidencial.

Con Trump no ha habido la acostumbrada ‘luna de miel’ que suelen disfrutar los gobiernos por estrenarse, y desde su primera rueda de prensa como presidente electo de Estados Unidos, se presagia una tensa relación con el periodismo por los próximos cuatro años.

Un grave episodio se produjo en el evento en la Torre Trump en Nueva York cuando quien dentro de unos días será el próximo presidente del país, lanzó una amenaza al portal de noticias BuzzFeed con un tono que parece sacado de una película de la mafia al decir que “sufrirá las consecuencias” por publicar algo que no fue de su agrado y al negarle a un medio de prestigio como CNN una pregunta y calificarlo de creador de “noticias falsas”.

Una molestia de Trump con el medio estadounidense BuzzFeed, se debió a la publicación de lo que él consideró “cuestionables” reportes de inteligencia sobre una supuesta información comprometedora que tendrían agencias de inteligencia rusa sobre él, y que estaría sirviendo para chantajearlo.

Eso llevó al político republicano a preguntarse horas antes del encuentro en su cuenta de Twitter si estaba en la “Alemania nazi”, asegurando, sin precisar cómo (porque los 140 caracteres de la red social siempre son insuficientes para entrar en profundizaciones), que esas prácticas eran propias de los servicios de inteligencia de aquella era.

Trump, el Impreciso

“Fracasado montón de basura”, fue la calificación que hizo de BuzzFeed, portal que la víspera había publicado una supuesta filtración del informe de inteligencia que le fue presentado la semana pasada confidencialmente a Trump y al presidente Barack Obama.

CNN no presentó ese informe, pero Trump lo metió en el mismo saco, algo notable para quien se está quejando de las consecuencias de la imprecisión informativa.

Cómo, por qué y para qué Putin Interfirió en las Elecciones de EU

Las claves del informe de las agencias de inteligencia. La versión pública del documento del FBI, la CIA y la NSA asegura que el presidente ruso tenía “rencor” personal contra Clinton, y prefiere a empresarios con los que pueda hacer negocios.

También es notable que en su no muy disimulada ira, usara la etiqueta de “organizaciones de noticias falsas”, una categoría que hizo explosión en la reciente campaña electoral, que ha sido asociada con la operación política conservadora que ayudó al triunfo electoral de Trump por las dudas que sembró sobre la candidatura de Hillary Clinton.

“Algunos de los medios con los que lidio son (de) noticias falsas (…) Ellos son gente muy, muy deshonesta”, dijo Trump quien le negó al reportero de CNN Jim Acosta realizar una pregunta, luego de que calificara a la televisora de ser uno de esos medios productores de noticias “falsas”.

El Choque que Viene

Al final, la tan esperada rueda de prensa tuvo el mismo sabor confrontacional con los periodistas que sus otros encuentros con los medios lo que ratifica que el Trump de campaña, agresivo, grosero, autoritario, será el mismo que se parará ocasionalmente en la sala de prensa de la Casa Blanca a responder preguntas sobre el funcionamiento de su gobierno.

Los fuegos los abrió quien será el secretario de prensa de Trump, Sean Spicer, quien en lo que debía ser la protocolaria introducción del evento, arremetió contra los medios que se habían hecho eco de la versión de 35 páginas del informe de inteligencia.

“El hecho que BuzzFeed y CNN tomaran la decisión de presentar este documento infundado es triste y un patético intento de lograr audiencia”, dijo Spicer.

Trump Muestra su Estilo Autoritario en su Primera Rueda de Prensa como Presidente Electo

El presidente electo le negó una pregunta a CNN, y advirtió a Buzzfeed que sufrirá consecuencias en su primera rueda de prensa tras su victoria, en la que negó que Rusia tenga un secreto personal que le convertiría en un títere de Putin.

Pero para gente que dice estar tan preocupada por la exactitud de la información que se presenta, hubo un descuido al decir que CNN había publicado el trabajo porque la televisora nunca lo hizo y solo reportó sobre lo que otros medios estaban reflejando a raíz del trabajo de BuzzFeed, entre ellos The New York Times y The Washington Post, algo que reconoció Spicer.

Justamente el alabado comportamiento de estos dos últimos llevó a decir a Trump que su apreciación por los medios había subido “un poco”, aunque es claro que la consideración que ha hecho de la prensa desde que se lanzó a la política, es muy baja, es difícil saber qué tan elevada pueda estar ahora.

Gobierno Delicado

La publicación de información falsa o tendenciosa, no es deseable ni nunca va a resultar agradable para un equipo de gobierno; pero la reacción de sus responsables no puede ser la furia aniquiladora que exhibió Trump en esta primera rueda de prensa.

De todos modos, hay que reconocer que la pelea entre Trump y los medios puede no tener muchos dolientes entre el público general, a juzgar por las encuestas que demuestran que la apreciación por el trabajo de los medios alcance bajos niveles.

Cuando Trump dice que la prensa es “mentirosa” muchos le dan la razón, y hace que pocos salgan en defensa del llamado cuarto poder. Eso puede ser parte de la estrategia de desmontaje del establishment, en la que se embarcó desde que salió a competir por la nominación republicana en julio de 2015.

En Nueva York, el pasado miércoles volvió a referirse a su proyecto político como un “movimiento nunca visto”, y en el avance de ese proceso que pretende renovar la manera de hacer política en EU, algunos medios tradicionales pueden ser vistos como parte de esas estructuras que se deben debilitar.

Ese pulso presagia un choque entre la prensa estadounidense, celosa de su tradición de independencia y capacidad de supervisar el poder, y los nuevos dueños del poder en la Casa Blanca quienes hasta ahora han demostrado muy poca tolerancia con la crítica.

Deja un comentario