Dieta Sana y no Abusar de Dispositivos Electrónicos para Prevenir Insomnio, Recomienda el IMSS

Por Roxana Hebe Hernández

* Una hora antes de acostarse se deben apagar celulares y tabletas para no alterar el sueño

Argonmexico / Si usted es de las personas que padece insomnio, se le aconseja no abusar del consumo de alimentos grasos o bebidas con cafeína después de la comida, para darle tiempo al organismo de metabolizarlos antes de acostarse. Además, 30 minutos o una hora antes de acostarse, apagar los dispositivos electrónicos, para que esa estimulación luminosa y emocional no altere el sueño.

El titular delegacional de Prestaciones Médicas, Leopoldo Santillan Arreygue, subrayó que el insomnio puede causar problemas durante el día, como cansancio, irritabilidad, falta de concentración y poca tolerancia.

La prevención del insomnio y la higiene del sueño, dijo, se relacionan con un estilo de vida saludable, y aconsejó establecer un horario para acostarse y levantarse (temprano es lo ideal), hacer ejercicio de manera regular, principalmente por la mañana, y evitar la ingesta de alcohol en la noche para lograr el sueño.

Comentó que debido al uso de dispositivos electrónicos, los niños, adolescentes y hasta adultos duermen de cuatro a cinco horas por día, es decir, sólo la mitad del tiempo que requieren. “Porque suprimen la secreción de melatonina (hormona que interviene en el ciclo natural del sueño), lo que irremediablemente retrasa el inicio del descanso”, señaló.

Para el médico, la mayoría de las personas experimenta insomnio en algún momento de su vida, “pero el riesgo del insomnio aumenta con la edad y con las enfermedades graves, como el cáncer”.

Santillán Arreygue destacó la importancia de dormir adecuadamente, tanto en calidad como en cantidad, para tener un equilibrio mental y metabólico. Explicó que el insomnio está asociado con el incremento en el riesgo de accidentes, de trastornos de ansiedad o depresión y disminución de la atención, memoria y concentración. “La privación del sueño se relaciona además con el incremento de riesgo cardiovascular y de obesidad”, comentó.

Recomendó a los derechohabientes y población en general, vigilar que todos los integrantes de la familia duerman las horas que les corresponden por grupo de edad. Los niños de preescolar, entre 10 y 12 horas, con siestas intercaladas; en edad escolar, entre nueve y 11 horas; en la adolescencia, de ocho a 10 horas; de 18 a 60 años de edad, entre siete y nueve horas; mientras que los adultos mayores deben dormir entre siete y ocho horas.