#DíaInternacionalDeLaMujer

Por Adriana Heredia / Argonmexico

 

La equidad de género es sin duda una lucha constante en todo el mundo, algunos países padecen más que otros la discriminación contra la mujer, la cerrazón para permitirles ingresar al ámbito laboral y ocupar puestos directivos, para estudiar,  e incluso para opinar de cualquier tema especialmente de política y gobierno, afortunadamente para los mexicanos y especialmente para las mexicanas las puertas están abiertas, las condiciones están dadas, las leyes fueron diseñadas para evitar que eso suceda y para proteger a las féminas no sólo de la violencia del compañero sentimental si no también para que se le den las mismas oportunidades que al hombre en todos los ámbitos, lo que no significa que ya no exista la discriminación contra ellas.

Este miércoles se etiquetaron muchas imágenes en facebook, se mandaron memes y fotografías alusivas a la celebración a través de whatsapp, se escribieron muchas notas y se postearon mensajes en la red sin olvidar el Hashtag en Twitter #DíaInternacionalDeLaMujer, una que otra mujer recibió flores y las menos fueron invitadas a comer, algunas instituciones organizaron conferencias con mujeres que ellos consideraron exitosas porque son artistas y salen en “la tele”, sin demeritar el trabajo de la “artisteada” por supuesto, mientras esto pasaba, la mujer vivía la cotidianidad de su día.

Hay mujeres que llegaron a opinar que para que se celebra un día si todo el año hay cifras de mujeres golpeadas, discriminadas en el trabajo, desairadas en la política y demeritado su trabajo en las empresas, sin embargo yo opino que es un buen día para reconocer a cada una de las mujeres desde nuestras trincheras y a aquellos hombres que durante todo el año apoyan y reconocen el trabajo de la mujer en sus diferentes facetas, bueno para redireccionar el camino de las instituciones que reciben a las mujeres víctimas de violencia y para hacer un alto en el camino y analizar qué nos hace falta para llegar  a la equidad de género sin perdernos en el camino y llegar al extremo feminista

Deja un comentario