Devaneos

*Más Allá del Desvió y Lavado de Dinero, Deben Vidas

Por María Elena Maldonado

Argonmexico / No avanzamos, no hay forma de que la justicia se aplique según el tamaño del delito, que demos una lección a los delincuentes de “alto nivel” por llamar de alguna manera a los que roban desde  puestos políticos importantes y banqueros, casas de bolsa… esos que llaman de cuellos blanco y negra conciencia. Cuando uno de estos tipos y tipas como Rosario Robles cometen estos desvíos, fraudes, saqueos… estoy segura que dañan a más de una persona.

En el dinero del gobierno, esos desvíos que provocan  que las medicinas no lleguen a los hospitales del sector público, que la ayuda les quite el pan de la boca a esos que lo requieren, por decir, pues ni pan les dan. Ya de por si las porciones son raquíticas, en la cruzada contra el hambre, no quitan el hambre ni en cantidad ni en calidad y únicamente les dan dos “comidas”, cuyo costo individual es de cinco pesos, productos  enlatadados, huevo en polvo, con conservadores químicos, que de ninguna manera representan una comida ni balanceada, ni sana; una forma muy, pero muy deficiente de quitar el hambre.

Está cruzada generó un gasto de casi 500 millones de pesos entre 2013 y 2015 con 98 contratos.      Además de los desvíos, el 80 por ciento de ese dinero se concentró en la difusión de los supuestos logros del programa, el más beneficiado fue Televisa, mientras que la apremiante hambruna en las comunidades de México no mostró descensos importantes.

El saqueo a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y a la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) durante el tiempo que Rosario Robles encabezó cada una de estas dependencias, no terminó en las 76 empresas presuntamente beneficiadas por contratos de servicios, sino que de los 1,900 millones de pesos del erario público asignados por esas secretarías,  708.2 mdp se entregaron en efectivo a diez domicilios de “empresas fantasmas”, eso  solo representa el 37% de la cantidad desviada, señaló la investigación de la ASF.

Y la mujer ahí anda muy pintadita , arregladita –desde su romance con Ahumada- y muy bien comida, cuando se ha llevado entre las patas a millones de mexicanos que ha dejado hambrientos, desnutridos y seguramente algunas muertes a causa de estos desajustes alimenticios.

Luego Tenemos a Javier Duarte el ex gobernador de Veracruz, al que le pusieron la ley a su servicio y que cuentan que saldrá en tres años y únicamente le quitarán 21 terrenos y 20 propiedades de las 90 que adquirió durante su mandato, pues resulta que al negociar y declararse culpable de los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa logró que decretaran la pena mínima. Y después de desviar y lavar más de 75 mil millones  de pesos deberá pagar una multa de 58 mil 890 pesos –lo cual va más allá de ridículo- al vocero de Rosario Robles Gustavo Rodríguez González por un desvió de 175.4 millones le impusieron una multa de 210.4 millones de pesos, no tiene lógica. En este país, nada la tiene.

Me pregunto si en las recientes acusaciones olvidaron que durante el gobierno de Javier Duarte se aplicaban “quimioterapias”  falsas a  los enfermos con cáncer.  Esta acción es un pecado brutal contra la vida de los menores y  todos los enfermos. Duarte debe pagar por ello. Las escalofriantes cifras que aporta la Secretaria de Salud federal señalan que en promedio una de cada diez muertes por cáncer en el país ocurrió en Veracruz.

El 18 de julio del2017 en el portal de e-consulta.com se publicó un artículo con la siguiente información: La Secretaría de Salud ha denunciado ante la Procuraduría General de la República (PGR) en 23 ocasiones a Javier Duarte por desvío de recursos.

José Narro Robles, secretario de Salud, afirmó que el ex gobernador de Veracruz debe comprobar en qué se usaron 650 millones de pesos que estaban destinados al sector sanitario.

Afirmó que Javier Duarte no es el único ex funcionario al que las autoridades investigan, sino también a personal de Salud de Veracruz. “La procuraduría será quién determine las responsabilidades”, dijo. Yo no he sabido de nadie detenido por estas imperdonables conductas.

“La gente por supuesto tiene un gran dolor, cuando se desvían recursos públicos, cuando no se utilizan para lo que son, son un acto desdeñable, pero cuando además se trata del área de la salud, esto es todavía más duro y sensible y provoca más molestia, más encono, más irritación con absoluta razón”.

Pero parece que ese dolor, enojo, molestia, encono e irritación  a ellos les da lo mismo, pues esas denuncias no avanzaron a concretar absolutamente nada. Ni entonces, ni ahora las vidas que se perdieron, han importado. Hay que realizar una investigación de los pacientes fallecidos por esta barbarie, buscar a los involucrados y sumarlos a una gran exigencia para aclarar y castigar a los culpables, súmenlos al grito de justicia a los 43 de Ayotzinapan y todas las masacres de este país en el que reina la impunidad. Esperemos que este cínico que se ríe de los ciudadanos y la ley continúe en la cárcel y su mujer cómplice en esta cadena de abominables sucesos, vaya a decretar abundancia en una oscura celda por muchos, muchos años.