Desarrollan en UVM Campus Tuxtla máquina pulverizadora

Argonmexico

Por José Luna / TUXTLA GUTIÉRREZ, Chiapas.- El Doctor Neín Farrera Vázquez, líder de Investigación del Campus Tuxtla de la Universidad del Valle de México, así como un grupo de investigadores de esta institución, como los M. en C. Osbaldo García Ramos y Aldo Aguilar Castillejos, desarrollaron una máquina pulverizadora que convierte desechos en materia prima.

Los especialistas de UVM Campus Tuxtla en colaboración con Rotoinnovación, (empresa que en el 2016 ganó el Premio Nacional de Tecnología e Innovación (PNTi), el cual es el máximo reconocimiento a nivel nacional a Modelos de Gestión de Tecnología e Innovación ejemplares), desarrollaron este proyecto que tiene como objetivo diseñar e implementar la automatización de una máquina para el proceso de pulverizado de polietileno de alta densidad (HDPE), a partir de material reciclado para combinarlo con nano partículas, espumantes y aditivos, para obtener una espuma más resistente y a un precio más bajo que las actuales en el mercado.

El material que se recicla, comenta el docente de UVM Campus Tuxtla, es el propio desecho de los procesos de rotomoldeo en la misma empresa. “Actualmente sobran residuos que son desperdicio, pero que con la Pulverizadora se convierten en materia prima, lo que hará que bajen los costos de producción, además, se pueden utilizar otro tipo de desechos de plásticos compatibles con los procesos de rotomoldeo”, indicó Neín Farrera.

La utilidad de la espuma hace que los productos cambien su densidad y sean más o menos térmicos, o bien, se puede tener un espesor determinado con menos material; la máquina pulverizadora funciona a través de una tolva de entrada, por donde se introduce el material plástico de tamaño irregular (desechos plásticos) y posteriormente pasa a una cámara de triturado fino que lo hace polvo, este polvo es materia prima para el proceso de rotomoldeo, sin este proceso, el plástico no puede ser utilizado.

Para construir la máquina, los investigadores y estudiantes de la UVM campus Tuxtla, primero estudiaron diferentes tipos de máquinas pulverizadoras y sus componentes, así como los requerimientos de la empresa Rotoinnovación para determinar el tamaño y capacidad de la máquina.

Con esos datos lograron dimensionar y modelar los principales componentes y determinar el tamaño del motor, bandas, elemento de trituración, etc., los que fueron integrados en una máquina que procesa de manera automática el material de desecho. También desarrollaron el sistema automatizado y de control, que puede manipular diferentes aspectos  del pulverizado.

La máquina de pulverizado tiene una armadura y estructura metálica de alta durabilidad, está pintada con un recubrimiento anticorrosivo especial. A decir del Dr. Neín Farrera, la máquina es única en el Sureste de México, por sus características y su aplicación.

Este proyecto fue financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), y es el de mayor monto económico que ha recibido el área de investigación de la UVM Campus Tuxtla, encabezado por el Dr. Farrera. “Los estudiantes de UVM también se vieron beneficiados con la compra de equipo especializado para el diseño y simulación de este tipo  de tecnología, lo que nos pone a la vanguardia en Chiapas y la Región Sureste en tecnología, especialmente en mecatrónica (automatización), diseño y simulación asistida por computadora”, comentó.

Añadió que los estudiantes que participaron se beneficiaron en todas las etapas del proyecto, ya que complementaron y aplicaron sus conocimientos adquiridos en el salón de clase, desde el diseño del sistema, integración del sistema mecatrónico, programación del sistema de control, construcción de componentes mecánicos, instalación eléctrica, entre otros conocimientos aplicados a un caso real, en el que el margen de error debe ser cero.

Deja un comentario