Democracia y Cuotas Justas

Devaneos Maria Elena Maldonadoargonmexico.com / Creo que lo que sucede en la Capital es del interés de todos. El país entero debería opinar y cuidar lo que ahí sucede. Ahí operan los poderes –aunque esos no son para enorgullecerse- se encuentran los monumentos, mucho de la historia, la cultura, patrimonio de todos; sobre todo cuando la Ciudad de México tiene un gobierno muy equilibrado hacia la estupidez.

En tanto, los espectáculos de Marcelo cobran vida: ahora estamos con las albercas, las quinceañeras bicentenario ensayan hip hop en el zócalo. ¡Ah!, y el jugoso negocio de las cafeterías sobre nuestra emblemática Reforma, a la que acabará convirtiendo en un tianguis de segunda, ¿ya vio usted el diseño jacalón de los nuevos negocios en los camellones? Es horroroso, y eso que es una de las avenidas más bonitas del mundo. Gracias a la voracidad de los funcionarios quedaremos fuera de está distinción.

También es muy importante que se conozcan el comportamiento y desempeño de uno de los fulanos que suena como futuro candidato a un puesto más importante, cuando a la ciudadanía le quieren cobrar el agua “al gusto” de Marcelo, quien supone que por el simple hecho de tener una casa más grande tienes la obligación de pagar más cara tu cuota de agua. Y qué tal si en esa residencia los habitantes son responsables con su uso, la cuidan y han reducido al máximo el gasto del vital líquido. ¿Por qué carambas tendrán que pagar un precio más alto? Los justo es que cada uno pague lo que consuma.
Nuestra pobre capital es un caos. La repartición de las tarifas es al contentillo o a ¿la gratificación que le den a los encargados de la clasificación? así resulta que en la colonia Nápoles todas las viviendas pagaran la tarifa alta, pero el World Trade Center y otros desarrollos inmobiliarios están clasificados con tarifa popular -con el mayor subsidio- algunas otras manzanas tienen tarifa media.
En unas cuantas cuadras encontramos tres cuotas distintas y distantes. Me encantaría que nos dieran a conocer bajo qué premisas califican las manzanas y los cobros. Uno de los lacayos –perdón–, de los diputados, Maximiliano Reyes propuso recordar que el mapa no se hizo manual sino que hay un programa que aplica los colores: pero el color (amarillo de la cuota popular) del WTC no aplica porque se trata de una tarifa no doméstica.
Sabrá el diputado que los programas de las computadoras se realizan con la información que los interesados le proporcionan. En este caso de las tarifas se constituyen bajo criterios establecidos por ellos.
Ya reconoció públicamente el responsable en el Distrito Federal de otorgar los permisos de construcción, que existe gran corrupción en toda el área encargada de otorgarlos y verificar que se respeten las normas. ¿Y? no tengo información sobre algún detenido, vamos ni siquiera de algún despido, o al menos estén realizando una investigación a fondo. Nada, la corrupción es la base del gobierno.
Y cuentan que muy pronto presenciaremos la transa del siglo, al modificar el gobierno del DF radicalmente el uso del suelo en esta ciudad. Que van a dar un albazo, no encontré mayor información sobre está nota, pero según dicen pronto lo sabremos. Y deberíamos prepararnos para estudiar la nueva ley, y actuar por el bien común.
Por lo demás, todo anda igual. Ni ganas de leer, escuchar, ver las noticias; es más sano asomarse a la calle para ver florear las jacarandas, las bugambilias, los duraznos y tantas lindas flores, que hoy se abren para colorear los paisajes. Y esperemos que la nueva secretaria de Turismo, Gloria Guevara, saque del marasmo en que se encuentra ese sector que ha bajado de un 7º lugar que tuvimos en los noventa, a un lejano 21º sitio.
Qué bueno que Alberto Elizondo ya se acabó de ir y estorbar, pues era como el palo blanco, nomás ocupaba el campo y nada positivo llevó a cabo durante su gestión. Después del exagerado tratamiento consignado a la no tan contagiosa influenza, más el desprestigio por la violencia provocada por la guerra contra el narcotráfico, que no tiene fecha de término.
Todo aunado a la que alarmante inseguridad que ya vivíamos, gracias a la ineficacia y corrupción de los policías que genera la impunidad de que gozan asesinos, secuestradores, ladrones y cuanto hay.
Menudo trabajo tiene la nueva secretaria. Básicamente se requiere mucha creatividad, para idear una excelente propaganda que en el extranjero y aquí, les haga pasar por alto a los vacacionistas y paseantes, los reportajes sobre los violentos sucesos que diariamente llenan los periódicos del país y del mundo; y que los convenza de venir a disfrutar cada plaza, montaña, playa, restaurante, museo… y para quitar la sed y los malos recuerdos a brindar con un tequila.
emaldonadoballesteros@yahoo.es

Deja un comentario