Demanda Mónica Almeida a la Federación Mayor Corresponsabilidad ante Problema del Agua

Por Daniel Gómez Trejo

Argonmexico La diputada federal Mónica Almeida López llamó a los representantes de gobierno de todos los niveles, pero en particular al Federal, a atender el problema del agua, pues 9% de la población no tiene acceso al líquido.

Además -dijo- la escasez de agua, las malas prácticas y el pobre diseño de políticas públicas en la materia hundieron a la agricultura mexicana y mermaron la calidad de vida en los últimos años.

Particularmente consideró que la Federación descuida sus responsabilidades en el tema, pues prácticamente deja solos a los gobiernos locales y municipales para otorgar los servicios de agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de aguas residuales.

“En muchas ocasiones los municipios no son capaces de brindar un mejor servicio en materia de agua debido al poco presupuesto que le destinan y el gobierno federal se desliga de un problema que atenta contra los derechos vitales para que los mexicanos puedan tener una vida plena”, comentó.

Señaló que todos los funcionarios públicos de todos los niveles de gobierno, incluidos los federales, deben ser corresponsables para la solución de este problema, pues por mala planeación y decisiones equivocadas, el derecho de acceso al agua deja de ser una realidad y su insuficiencia se convierte en un bache para el desarrollo económico.

Reconoció que es una problemática heredada desde hace años que hace que el acceso al vital liquido sea más difícil y oneroso.

La legisladora por Jalisco propuso priorizar en los presupuestos recursos suficientes para garantizar un mínimo vital a cada persona y para asegurar el futuro hídrico del país con base en su uso razonable y su gestión integral con apoyo de la investigación y la ciencia.

“La base para erradicar la pobreza es garantizar el derecho de acceso y uso del agua”, razón por la cual las decisiones al respecto deben mantenerse alejadas de los intereses particulares y económicos, para lograr un entorno sustentable para las siguientes generaciones, puntualizó.

Destacó que en México sólo 44.1% del agua dulce puede emplearse para consumo humano, y que el sector agrícola necesita 76 % de ésta para los cultivos, lo que es clave para combatir el hambre e impulsar el crecimiento económico, pues está actividad equivale al 7.9% del PIB anual del país.