Crecimiento de Pesca en México se Basa en Sustentabilidad: SAGARPA

Por Carlos Mauricio Hernández

*Pesca y acuacultura mantienen índices de crecimiento del 5.4 y 13 por ciento a tasa media anual durante la presente Administración.

Argonmexico / El Gobierno de la República, a través de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), se ocupa, en coordinación con los trabajadores del mar, en desarrollar políticas públicas, esquemas, programas y acciones destinadas a conseguir la sustentabilidad de los recursos, lo que sirvió de base para que en 2017 la pesca creciera 16.7  por ciento y la acuacultura 59 por ciento, en comparación con el 2012. 

De esta forma, el desarrollo de la actividad pesquera y acuícola del país en los últimos años, mantuvo índices de crecimiento del 5.4 y 13 por ciento a tasa media anual, respectivamente y tienen como referencia principal una pesca responsable y sustentable.

La SAGARPA, durante la presente administración, se convirtió en un aliado de los pescadores y, ha realizado el ordenamiento de la pesca, fomentando una forma sustentable de realizar esta actividad, con la colaboración y participación integral de productores, autoridades e investigadores.

Las acciones y políticas públicas puestas en marcha en la actual administración por la SAGARPA, a través de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), permiten impulsar el desarrollo productivo y sustentable de la pesca en México, que en  2017 alcanzó una producción histórica de 2.1 millones de toneladas.

La CONAPESCA indicó que esta actividad productiva se rige por un marco de buenas prácticas, crecimiento económico y desarrollo social, donde el 25 por ciento del volumen de la producción pesquera ya está certificada por su actividad sustentable.

Lo anterior, informó el organismo, gracias a la incorporación de tecnología de punta, la cual permite el monitoreo del 100 por ciento de las embarcaciones mayores y alrededor de dos mil embarcaciones menores en zonas estratégicas del país.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha resaltado los trabajos y acciones del Gobierno de México para obtener resultados y lograr una pesca sustentable.

El concepto de pesca sustentable se refiere a mantener la capacidad de satisfacer las necesidades del presente, sin comprometer la capacidad que tendrán las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades, permitiendo que las capturas permitan la conservación y reproducción de las mismas y no afecten la disponibilidad del recurso marino.

Para garantizar la sustentabilidad de las pesquerías comerciales, la CONAPESCA establece épocas y zonas de veda que permiten la reproducción y conservación de especies, tanto en mares como en presas y lagunas de nuestro país.

También se establecen Normas Oficiales Mexicanas en las que está debidamente establecido el tipo de artes de pesca, embarcaciones y cuotas de captura a las que deberá sujetarse la actividad pesquera.

Para evitar que embarcaciones pesqueras realicen actividades de captura en áreas naturales protegidas o en zonas de no pesca, se cuenta con el Sistema de Monitoreo Satelital de Embarcaciones Pesqueras (SISMEP), el cual monitorea en tiempo real a la totalidad de la flota mayor de nuestro país compuesta por más de dos mil barcos.

El organismo de la SAGARPA, resaltó que en el caso particular de la pesca en el Alto Golfo de California, se tiene en operación un programa de monitoreo satelital de 928 embarcaciones menores, mediante el Sistema “Pelagic Data”, que permite, además, vigilar que dichas embarcaciones no realicen pesca en el polígono de protección de la vaquita marina.

Cabe recordar que la pesca artesanal del Golfo de Ulloa en la costa occidental de Baja California Sur, es el principal motor de la economía en la región, donde participan alrededor de mil 270 pescadores, involucrados en el aprovechamiento sustentable de escama marina, tiburones y rayas.

En el 2015 se estableció una Zona de Refugio Pesquero con la finalidad de contribuir con la conservación de tortugas marinas y en el 2016 se amplió en dicha zona el Área de Restricción Pesquera y una superficie para verificar y registrar la captura incidental.

Después de tres años de acciones implementadas de Ordenamiento Pesquero, mediante Programas de Observadores a Bordo y Sistemas de Videograbación, con el objetivo de verificar la captura incidental con tortugas, se logró documentar y comprobar que la pesca no es la causante de la mortalidad registrada de tortugas en la Costa Occidental de Baja California Sur.