Construirán Nuevo Centro SCT en la CDMX

Por José Luis Espinosa

Argonmexico / De confirmarse el daño y demolición del edificio sede, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) buscará que en dicha instalación se construya un inmueble de última generación, para ser utilizado por la misma dependencia federal; adelantó el titular de la dependencia, Gerardo Ruiz Esparza al aclarar que dicho proyecto será a largo plazo.

Entrevistado al término de su intervención en el último de los Foros de Infraestructura 2030, Infraestructura en las Zonas Metropolitanas, organizado por la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), el secretario previno que antes rescatarán todos los murales en conjunto con las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y la Secretaría de Cultura.

Repuso que tras el terremoto de 1985, el edificio que se encuentra en Xola y Eje Central Lázaro Cárdenas, de esta ciudad de México, sufrió afectaciones que se sumaron a las del sismo registrado el 19 de septiembre pasado, y su saldo fue una estructura poco sólida que impide que sea “habitable”.

Sin embargo también dijo que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes habrá de esperar el último dictamen estructural, que “lamentablemente presiento que nos va a decir que el edificio ya no puede ser utilizado, ni como oficina ni como nada”.

Vale anotar que desde el pasado 26 de septiembre la dependencia federal anunció que su nuevo domicilio oficial, con base en el acuerdo firmado por Ruiz Esparza, está ubicado en avenida Insurgentes Sur 1089, colonia Nochebuena, delegación Benito Juárez, Ciudad de México.

Y aunque el secretario no se refirió a la Torre de Telecomunicaciones, se sabe que el personal que hasta antes del sismo del 19 de septiembre laboraba en esas oficinas, tendrá que ser reubicado a otro inmueble que se ubica en perímetros de la delegación Iztapalapa.

De acuerdo a empleados de dicha dependencia, el problema para muchos de ellos estriba en que el cambio sólo podría beneficiar a pocos empleados, de los más de mil 500 que trabajan allí; pero la mayoría, sobre todo las madres trabajadoras que tenían a sus hijos en escuelas cercanas a la Torre de Telecomunicaciones ahora enfrentarán otro problema consistente en la distancia que deberán recorrer para poder llevar y traer a sus vástagos cuando salgan de sus centros educativos.