Conforman Comunidades de Acapulco Frente Ciudadano para Exigir al Gobierno Obras

  • Acusan a los políticos de solo engañar a la ciudadanía con promesas vanas.

 

ACAPULCO, Gro.- Habitantes de diferentes comunidades de la zona rural del municipio de Acapulco integraron el frente ciudadano “Trabajemos Juntos” para exigir al gobierno obras y servicios públicos de las cuales carecen en esa demarcación.

Al tomar protesta como presidenta de la organización, Mercedes Martínez Quiñonez, señaló que desde hace muchos años las comunidades se encuentran en total abandono por las autoridades de los diferentes órdenes de gobierno.

“Hemos sido una región abandonada por la falta de obras y servicios, sin apoyo al campo, si ayuda a los campesinos, con escuelas deterioradas y centros de salud sin medicamentos para los enfermos”, indicó.

Acusó a los políticos de engañar a la gente y de prometer ayuda, “pero no vemos claro, seguimos en el atraso del desarrollo y estamos igual que hace años”, por lo que consideró importante la conformación del frente ciudadano como una herramienta que permita gestionar las necesidades que más aquejan a la población.

“Hoy más que nunca coincidimos que es necesario los liderazgos colectivos para hacer frete a esta problemática de abandono y rezago, justos alzaremos la voz para exigir a los gobiernos las obras y servicios que tanto nos hacen falta”.

Ante unos 3 mil asistentes que atestiguaron la toma de protesta de dicha asociación en la cancha de básquetbol del poblado del kilómetro 30, Martínez Quiñones, mencionó que más allá de partidos políticos están construyendo una alternativa que le dé al Acapulco rural “una luz de esperanza, nos constituimos como un movimiento sin distingos partidistas”.

La también excomisaria del poblado de Dos Arroyos, dejó en claro que no se adherirán a algún partido político, pero si participaran como organización de forma activa en los procesos electorales del 2018 de manera independiente.

Señaló que escucharemos todas las propuestas de todos los partidos y “apoyaremos el proyecto que mejor beneficie a la sociedad de nuestra región. Seremos un frente que incida en el próximo proceso electoral donde se elegirán a presidentes municipales, diputados locales y federales y al presidente de la república”.

Agregó que como asociación estarán afiliando a 30 mil personas para que se integran a la organización, y dijo estar convencida de que se requieren cambios profundos que garanticen mejores niveles de vida para los habitantes de la ruta del Sol y de la zona Norte, ya que las formas usuales de ejercer la función pública de los partidos gobernantes han quedado rebasadas por una sociedad más exigente e informada.

El frente es conformado por habitantes de los poblados de Xaltianguis, Kilometro 30, Ejido Nuevo, Sabanillas, Dos Arroyos, Altos del Camarón, Agua de Perro, San Martín Jobero, Piedra Imán, Kilometro 42, La Providencia, La Calera, Las Marías, Pueblo Madero y 8 comunidades más pertenecientes al denominado Acapulco rural.

Por su parte, el secretario de dicha organización y el excomisario de la comunidad de Sabanillas, Catarino Vinalay Carmona, mencionó que el objetivo principal es promover la participación de la ciudadanía y ser gestores del cúmulo de necesidades que hay en los diferentes sectores de la población.

“Vamos a impulsar proyectos productivos para las amas de casas y los campesinos, generaremos entre los habitantes de la región la inclusión social y daremos asesoría jurídica a quien lo requiera con el propósito de hacer valer los derechos de la sociedad”, apuntó.

El frente ciudadano quedó integrado por Mercedes Martínez Quiñonez como presidenta; Catarino Vinalay Carmona como secretario; Maricruz Ceballos Hernández como tesorera; Miguel Flores Valdés como primer vocal, Ricardo Martínez García como segundo vocal, José Juan García Torres como tercer vocal; Raymundo Montero Sánchez como cuarto vocal y José Alberto Escobar Arizmendi como quinto vocal, quienes tomaron protesta ante la representante de la notaría pública número 18.

Al acto acudieron los comisarios municipales y ejidales de la región, así como dirigentes sociales y profesionistas de las diferentes comunidades.