Confirmado: Encuestas, un Fiasco

Argonmexico / Si nos atenemos a los resultados de las encuestas, cuchareadas la mayoría, ya no hay vuelta atrás, el vencedor de la contienda presidencial del 1 de julio, es Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, los sondeos no son creíbles y desde que se empezaron a hacer en México, han fallado mucho; pero se siguen haciendo porque son un negocio millonario para las empresas que las realizan.

Y no sólo en México han fallado, sino que en otros países también ha quedado demostrado que una cosa es lo que dicen los electores cuando son consulados por las encuestadoras y otro muy diferente, cuando se meten a la casilla para emitir su voto.

Para no ir muy lejos, el pasado domingo en Colombia se realizaron elecciones presidenciales y las encuestas previas no coincidieron con los resultados oficiales. Todas las encuestas deban como seguro ganador, con más del 50 por ciento de la votación, al izquierdista Gustavo Petro, pero a la hora buena el centroderechista Iván Duque, logró la mayor votación, casi el 40 por ciento de los sufragios.

Las encuestas ubicaban a Gustavo Petro, exalcalde de Bogota, político nítidamente de izquierda y exguerrillero del M-19, a la cabeza de las encuestas para suceder a Juan Manuel Santos como presidente de Colombia. Su discurso contra el establishment tradicional que, criticado por sus adversarios, que lo acusaban de populista, capitalizó el descontento recoge de las clases populares y los jóvenes.

Pero llegó el domingo de las elecciones, y el populista se quedó en segundo lugar y muy cerca de él, apenas 26o mil votos menos, Sergio Fajardo. Ahora, Duke y Petro disputarán la presidencia en la segunda vuelta del 17 de junio.

Pero eso no importa en México, lo que realmente es digno de resaltar es que las encuestas no son exactas, ni definen elecciones, son solo fotos instantáneas. Bien harían los pejistas y el propio López Obrador, en poner sus barbas a remojar, y dejar de seguir gritando que ya ganaron, que ya es el nuevo presidente de México, pues, aunque todas las encuestas le otorguen ventaja, la verdadera consulta será el 1 de julio.

Estos signos deben causar alarma en el cuarto de guerra de López Obrador y en cambio es música para los oídos de José Antonio Meade, quien a todo el que le pregunta le asegura que las encuestas no van a ganar elecciones y que él será ganador el 1 de julio. Veremos, pero ya quedó demostrado que las encuestas son un fiasco.

EL PULSO.- Por cierto, en un secreto a voces se convirtió la versión de que a más tardar antes de que termine la primera quincena de julio, será “entambada” la candidata plurinominal al senado por Morena, Nestora Salgado. Le van a hacer buenos los procesos que tiene pendientes por secuestro, homicidio y otros.

Se ve, se siente, la mano negra del líder del PRI, René Juárez Cisneros, quien no en balde es cacique en las tierras guerrerenses.

***Otro que también trae la espada de Damocles en la cabeza, es el candidato de Morena a la gubernatura de Morelos, Cuauhtémoc Blanco. Podrían quitarle la candidatura si las autoridades electorales le comprueban el delito de falsificación de documentos. Veremos.

Alejim04@gmail.com