Coneval es el que Puede Evitar Casos como el de la ex Titular de SEDESOL

Por Daniel Gómez Trejo

*Exhorta Mónica Almeida a las autoridades a considerar y usar los instrumentos de medición a fin de orientar las políticas públicas

*El estudio de Coneval de 2008-2018 evidenció el “clientelismo electoral” con programas sociales a cargo de Robles Berlanga

Argonmexico / Los números no mienten y éstos dicen que sin importar los esfuerzos que diversos gobiernos supuestamente realizaron para erradicar la pobreza en México, ésta no sólo sigue vigente, sino creció, entre otras razones porque no se atendieron los diagnósticos de organismos como el Coneval y por casos como el de Rosario Robles al frente de la Sedesol.

Pese a que existen organismos encargados de evaluar las políticas públicas enfocadas a erradicar la pobreza, éstas son ignoradas y quedan sólo como estadística, en lugar de ser el eje rector para la implementación presupuestal basada en resultados.

Por ello la Diputada Federal Mónica Almeida exhorta a todas las autoridades en todos los niveles para que los instrumentos de medición sean verdaderamente tomados en cuenta y se usen como base de la planeación, ya que a través de los diagnósticos se puede y debe orientar las políticas públicas.

Consideró inapropiado que la actual administración se dedique a desdeñar y dividir a la población al desprestigiar el trabajo de organismos reguladores, cuando el trabajo debería ser enfocado a fortalecerlos.

“Si de verdad queremos resultados claros, precisos y en pro del progreso y bienestar social, es necesario dejar a un lado el discurso acusativo y poner manos a la obra. No es necesario crear nuevos organismos o instrumentos por considerar que la corrupción carcomió los existentes en recientes años, pues los nuevos carecen de metodología de campo, diseño conceptual y estrategia de levantamiento, lo que trae aparejadas deficiencias de funcionamiento y resultados”, indicó.

Recientemente el Consejo Nacional de Evolución de la Política de Desarrollo Social (Coneval) dio a conocer el estudio de medición de la pobreza en la década que va de 2008 a 2018, con base en la información proporcionada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Ante los resultados de dicho estudio –afirmó la legisladora-, la política de desarrollo social debería atender la totalidad de carencias de los sectores más desprotegidos, pero bajo una evaluación periódica, revisando el cumplimiento del objetivo social de dichos programas, sus metas y acciones, con lo cual se puedan corregir, modificar, reorientar o suspender.

“Estas evaluaciones no deben ser condicionadas por la Secretaria de Bienestar y en consecuencia se requiere de fortalecer al organismo público descentralizado denominado Coneval, de forma que pueda actuar en estricto apego a la Ley General de Desarrollo Social”, agregó.

Este estudio demuestra la mala ejecución de millones de pesos para erradicar la pobreza y evidencia un “asistencialismo electoral” disfrazado de programa social en favor de los pobres, lo que no es más que mal uso de recursos, tal como sucedió con la ex titular de Sedesol, Rosario Robles, quien ahora es investigada por presuntos delitos cometidos durante su encargo.

Almeida López consideró de gran importancia fortalecer las evaluaciones y sus organismos, otorgándoles mayores herramientas para realizar su trabajo.

Además no se deben limitar a medir, evaluar y analizar, sino también a proponer alternativas que permitan que la aplicación del recurso efectivamente solucione problemas como los que nos aquejan, entre ellos el de la pobreza.