Ciberacoso una Problemática Creciente en Escuelas Públicas y Privadas: Afirma Investigación

Por José Luna

*El estudio reveló que la violencia persiste en los diferentes niveles educativos, 97.9% de los estudiantes participantes dijeron haber sufrido algún tipo de violencia durante su vida estudiantil

*La mayor incidencia de ciberacoso se presentó en preparatoria y se reportan como principales manifestaciones para los hombres

Argonmexico /  El ciberacoso es el tipo de violencia más común en entornos escolares de acuerdo con una investigación reciente en la que 71.8% de los hombres y 71.1% de las mujeres estudiantes de instituciones educativas públicas y privadas reportaron haber vivido por lo menos una vez en su vida alguna situación de ciberbullying, predominando este en la etapa de Preparatoria.

Este estudio fue realizado por la Dra. Arcelia López Cabello, académica de la Universidad del Valle de México, junto con la Dra. Emma Zapata Martelo, la Mtra. María del Rosario Ayala Carrillo, la Mtra. Blanca Suárez San Román y la Dra. Rosa Lázaro Castellanos, y sus resultados detallados en el libro Violencia en Universidades: sociedad, estado, familia y educación.

La Dra. López Cabello, explicó en entrevista que la violencia se vive con naturalidad en el entorno escolar y se genera por la competencia; el racismo y la discriminación. En su manifestación predomina la violencia verbal, psicológica y en casos graves física y las relaciones inequitativas, que atraviesa todos los tipos de violencia, psicológica, sexual, etcétera.

El estudio buscó analizar la violencia como una construcción socio-cultural-estructural y consideró preguntas sobre la frecuencia con la que los participantes han sufrido violencia física, psicológica, verbal, económica, sexual y ciberbullying. Se realizó en cuatro estados de la República Mexicana, en el que participaron 1073 estudiantes (581 hombres y 492 mujeres) de escuelas públicas y privadas, además, se incluyeron entrevistas con académicos.

El estudio reveló que la violencia persiste en los diferentes niveles educativos, 97.9% de los estudiantes participantes dijeron haber sufrido algún tipo de violencia durante su vida estudiantil.

En específico, en relación al ciberacoso, la doctora advirtió que la exposición al uso de dispositivos electrónicos, el auge de las redes sociales y el acceso al internet, es lo que coloca a los sujetos en una posición vulnerable ante este tipo de violencia, por lo tanto, es un tema que merece especial atención.

La mayor incidencia de ciberacoso se presentó en preparatoria y se reportan como principales manifestaciones para los hombres: accedido a sus redes sociales sin permiso (23.2%); mandado mensajes ofensivos por medio del celular

(28.6%); mandado mensajes ofensivos por Facebook, Twitter y otros medios sociales (32.0%); y ha recibido mensajes con contenido sexual (33.4%).

Mientras que las mujeres reportaron con mayor frecuencia: acosada por medio de mails o mensajes en las redes sociales (19.5%); mandado mensajes ofensivos por medio de celular (22.8%); mandado mensajes ofensivos por Facebook, Twitter y otros medios sociales (27.8%) y ha recibido mensajes con contenido sexual (20.5%).

La Dra. López Cabello agregó que el primer espacio donde se experimenta la violencia es en el hogar y en segundo lugar la escuela, por lo que las instituciones educativas por sí solas no erradicarán este problema, es necesario que los padres de familia se involucren.

“Lo interesante del instrumento que utilizamos es que casi fue catártico, a medida que los participantes iban describiendo y reconociéndose, identificaron que no son normales los actos de violencia que viven como: que me llamen gordo en la universidad, que me discriminen, por ejemplo”, dijo.

Para prevenir este problema es necesario implementar programas directos y asertivos para que en primer lugar se identifique, que exista una atención y seguimiento multidisciplinario en las instituciones educativas y sobre todo que desde el hogar los padres se responsabilicen en la atención de sus hijos, quienes necesitan ser escuchados y en muchas ocasiones se sienten solos.

“Se da por hecho que en la universidad los jóvenes ya no necesitan ayuda, y sí la necesitan un ejemplo claro es que no logran reconocer que hay unas circunstancias que pueden vulnerar su persona”.

La investigación titulada Violencia de género y bullying en la educación superior: universidades públicas y privadas en México, fue apoyada por el Fondo Sectorial SEP CONACYT y sus resultados se reseñan en libro Violencia en Universidades: sociedad, estado, familia y educación.