Certidumbre Principal Logro en Negociación del T-MEC: SE

Por José Luna

  • Eusebio Hidalgo, coordinador de asesores de la Subsecretaría de Comercio Exterior, habló ante estudiantes de UVM en el 9º Congreso Nacional de Investigación.

Argonmexico /  Un acuerdo comercial entre Estados Unidos y México y lograr extender el T-MEC a 16 años, permite un horizonte claro a largo plazo para los inversionistas, quienes visualizarán al país como una plataforma de inversión para importación y exportación, expuso Eusebio Hidalgo Flores, Coordinador de Asesores del Subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, ante estudiantes de la Universidad del Valle de México, Campus Lomas Verdes.

Al impartir la conferencia magistral Retos y oportunidades del T-MEC, durante la celebración del 9º Congreso Nacional de Investigación de UVM, Eusebio Hidalgo Flores explicó que México ha desarrollado una tradición en negociaciones con una red de 12 tratados comerciales, lo cual permite el acceso preferencial a 46 mercados de distintos países y a más de mil 170 millones de potenciales consumidores.

En el marco del Congreso, que tuvo la contribución de 30 Campus de diversos estados de la República Mexicana, aproximadamente 1,800 participantes, dijo que la certidumbre es un elemento intangible pero indispensable para cualquier economía.

Es por ello, mencionó que, para lograr la certidumbre del comercio y las inversiones en la región del Norte, México mantuvo prioridades, tales como fortalecer la competitividad de América del Norte; avanzar hacia un comercio regional inclusivo que considera temas laborales, ambientales y para Pymes, así como aprovechar las oportunidades que ofrece la economía del siglo XXI.

Hidalgo Flores quien formó parte del equipo negociador del T-MEC, dijo que la modernización del acuerdo engloba 34 capítulos incluyendo nuevos temas propios de la economía del siglo XXI: la economía digital, la tecnología de la información y la comunicación. Las pequeñas y medianas empresas tendrán una importante oportunidad para integrarse a la exportación.

Por otro lado, se logró un mecanismo de revisión y de extensión del tratado con una vigencia del T-MEC a 16 años con revisiones recurrentes cada 6 años.

El representante de la Secretaría de Economía, destacó que México fue líder en propuestas en cuanto al capítulo anticorrupción, además se creó el capítulo de competitividad, con mecanismos colaterales en términos de la relación comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, así como el capítulo de transparencia.

Respecto al tema de aranceles, detalló que se revisaron más de 12 mil fracciones arancelarias con una idea de hacerlas más rígidas, y en las que se logró reducir la negociación a solo 5 grupos.

Una de las discusiones más importantes fue en el sector automotriz, en el que, a decir de Eusebio Hidalgo, se consiguió una regla de origen fortalecida que va a permitir afianzar la cadena global automotriz en la región.

Esta regla está agrupada por 4 elementos: el valor del contenido regional será del 75%, las autopartes de los vehículos tendrán un contenido regional que va entre el 65% y el 75% dependiendo del tipo de pieza, 70% del total del aluminio y acero que se utiliza para fabricar un vehículo debe ser originario de América del Norte, Canadá, EU y/o de México y por último se estableció el valor de contenido laboral. 40% debe ser fabricado en zonas de altos salarios en donde se paguen 16 dlls o más, el otro 60% puede fabricarse en cualquier parte de los tres países y es ahí donde México tiene una oportunidad, ya que la mano de obra de nuestro país es de las mejores calificadas y muy reconocidas internacionalmente.

Hidalgo enfatizó que otro de los elementos logrados fue la exclusión del llamado America First, lo que en términos de negociación significaba que ninguna ley, ninguna corte fuera de EU podía estar por encima de sus leyes o de sus cortes y eso implicaba desbaratar los contenidos de solución de controversias del contenido del TLCAN, en el capítulo 11 para las disputas entre inversionista-estado, capítulo 19 para disputas comerciales y capítulo 20 para las disputas entre estado-estado.

Dijo que en adelante el gobierno debe considerar que cualquier tipo de política pública incluyendo la comercial no puede ser sostenida por sí misma, es decir, los tratados de libre comercio no son la panacea para resolver los problemas internos. Para ello es necesaria una agenda interna que garantice que esos beneficios que se obtiene del libre comercio se pueden potencializar, por lo que es necesario contar con infraestructura y con capital humano.

Hidalgo Flores calificó al T-MEC como un buen acuerdo comercial de la última generación, en el contexto de la nueva relación que Estados Unidos está estableciendo con el resto del mundo.

Además, se evitó dar un paso atrás en lo que México ha alcanzado en términos de apertura comercial en los últimos 30 años, dijo.

Señaló que los siguientes pasos son la firma que está programada para realizarse todavía en este gobierno antes del 30 de noviembre y para el nuevo gobierno su envío al Congreso de la Unión para que se analice y se apruebe. A partir del 1 de diciembre, esta será la primera gran tarea del ahora gobierno en transición.