Candidatura de Morena por CDMX, Corazón o Cabeza de AMLO

*Mujeres en la Contienda por la Capital del País

Argonmexico / AMLO ganaría en 2018, ¿Solo si Monreal es candidato?… Una vez resueltas las elecciones del 2017, con todo y el Edomex, las baterías político-partidistas se enfocan hacia la presidencial 2018; aunque no son menos las votaciones en las nueve entidades donde se elegirá nuevo gobierno. Sí, todas son importantes; pero la disputa principal será la de la Ciudad de México.

Así, la pugna por la CDMX, ahora gobernada por el sin-partido Miguel Ángel Mancera, pese a que nadie niega la presencia y fuerza en la capital del país de López Obrador, la nominación de quien aparecerá con el emblema de Morena, todavía puede provocar fisuras al interior del partido. Sobre todo cuando Ricardo Monreal Ávila se ha dedicado a lanzar duros cuestionamientos a su guía moral.

Luego de intentar dar un albazo con su encuesta realizada a solo mil capitalinos, en cuyos resultados se aduce que el jefe delegacional en Cuauhtémoc es el preferido de los votantes, la realidad es que con su actitud de perdonavidas sempiterno, el zacatecano se quiere vender caro al propio AMLO, en quien dice prevalecerá más su “cabeza”, que su “corazón”. O sea, debe decidir la candidatura para él, Ricardo Monreal, y no en favor de Claudia Sheinbaum.

Y así ha promovido “comentarios” a su favor en diversos medios como en SDP Noticias: ¿Se guiará AMLO por el corazón, como lo hizo en Edomex al decidirse por Delfina?, ¿O se guiará por el cerebro, tomando en cuenta no sólo las posibilidades de éxito del candidato a gobernar la ciudad, sino la cantidad de votos que pueda aportar la metrópoli a su lucha por la presidencia, cuyos números no lucen holgados sobre luego de la coalición de facto entre PAN y PRD en el frente amplio que han pactado?

El comentario añade: Si se guía por el corazón, siguiendo el “modelo” Delfina, la candidatura de Morena recaería en Claudia Sheinbaum, la Delegada de Tlalpan. Pero: “Si se basa en una decisión cerebral, a la luz de las fortalezas y debilidades de los aspirantes en particular los números de las encuestas, optaría por Ricardo Monreal, el Delegado de la Cuauhtémoc”.

Refiere que Martí Batres, al parecer también cercano a los afectos de López Obrador, luce como una tercera opción, por ahora con posibilidades mermadas. Así lo publicó el portal desde el 26 de junio pasado.

Y añade que: “Si bien Monreal es cercano a López Obrador a quien ha acompañado en su largo trecho en sus luchas políticas, las leyendas urbanas murmuran que en la competencia por los afectos del líder de Morena estaría detrás de Sheinbaum.

No obstante, el mismo medio de comunicación admite que “AMLO LE COME EL MANDADO AL PRD EN LA CDMX”. Así, con mayúsculas toda la cabeza, para agregar que: Los sondeos que circulan (en) forma privada y algunos que se han hecho públicos, muestran que la marca de Morena, ahora, es apabullante en la Ciudad de México.

Para enseguida asegurar que: ¿Quién va adelante como candidato para el gobierno de la ciudad? No hay duda: por ahora, Ricardo Monreal. *A un año de la contienda, a la pregunta de a quién prefieren los capitalinos como candidato de Morena al gobierno de la Ciudad, Ricardo Monreal supera a Sheinbaum y Batres.

Pese a todo, la “nota” de SDP Noticias reconoce más adelante que: Es muy probable que, si la decisión recae no en Monreal sino en Sheinbaum o el propio Batres, por la fuerza de la marca Morena, ambos ganarían la elección en la Ciudad de México…

…Pero con un margen menor.

Este lunes y martes, el delegado en Cuauhtémoc se dedicó a recorrer estaciones de radio de sus “amigos” donde “concedió” entrevistas a conductores de programas informativos para insistir en la cabeza de AMLO, frente a su decisión de “corazoncito”.

Cierto, con 7.3 millones de votantes, 8.8 por ciento del total nacional, la Ciudad de México es la segunda en importancia electoral en el país después del Estado de México, que con 11.2 millones de votantes representa el 13.2% de los electores. Le siguen, en tercer lugar, Veracruz con 6.7%, y en cuarto, Jalisco, con 6.6 puntos porcentuales.

En la elección pasada a Jefe de Gobierno en la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera triunfó con un amplísimo margen, con el 63.6% del total de votos. Mancera obtuvo para el PRD tres millones de votos. Pero los capitalinos cruzaron 2.6 millones de boletas a favor de AMLO como candidato, 400 mil menos que para Mancera.

Con todo, en la misma información se anota: Las encuestas más optimistas, le dan al puntero Monreal no más del 40% de la intención de voto en escenario de careos con candidatos de PRI, PRD -ahora enemigo en casa-, y PAN. Pero jamás el 63 por ciento que obtuvo Mancera en el 2012.

Para acotar que “si Monreal, lo que está por verse, fuera el candidato y ganara, en el mejor de los mundos posibles con 40 por ciento de los votos, y se repitiera la altísima participación electoral del 2012 (67%), Morena obtendría 1.9 millones de votos, 1.1 millones menos de Mancera hace seis años. AMLO probablemente obtendría entre 1.5 y 1.7 millones de votos.

Si en la era perredista Mancera triunfó con el 63.5% de los votos, Ebrard en 2006 con 46.3%, AMLO en el 2000 con 37.7%, y Cárdenas en 1997 con 48.1%, en el inicio de lo que podría ser la época de Morena el año entrante, la agrupación del tabasqueño ganaría las llaves de la Ciudad con menos del 40% de los votos.

Además, si el PRD se define por la senadora Dolores Padierna para competir por la nominación a la CDMX, o por su compañera de bancada, Alejandra Barrales; y que por Acción Nacional podría salir la también senadora Mariana Gómez del Campo o Gabriela Cuevas, con o sin alianza opositora; es claro que a Morena le iría bien Claudia Sheinbaum.

Y si a esto le añadimos que las o los enemigos de Monreal no dudarían en restregarle en la cara, en plena campaña, sus inexplicables cuarentaytantos “ranchos” en Zacatecas, en poder de él y de sus familiares: hermanos, tíos, primos, sobrinos… como los deslices “financieros” registrados en lo que va de su administración en la Cuauhtémoc…

Resulta elocuente que más vale una científica universitaria, sin tacha de corrupción, que un Montmentira, que no Monreal... Por eso de la insignia: ¡Honestidad valiente!

 

argondirector@gmail.com y argonmexico@gmail.com