“Año Uno” y el Inicio del DOCSDF

trejoargonmexico.com/ Que nostalgia recordar “El Cavernícola” (1981), aquella cinta dirigida por Carl Gottlieb, que protagonizara Ringo Starr, Jack Gilford y Cork Hubbert, entre otros, la cual viene a la memoria luego de ver la propuesta de Harold Ramis, “Año Uno”, con Jack Black, Michael Cera en los papeles principales.

Ambos filmes son comedias ubicadas en los primeros años de la creación, las dos películas plagadas de situaciones chuscas, comedia boba, con cavernícolas a quienes todo lo malo les sucede y que buscan simplificar sus añouno
rolabores cotidianas, aunque destacan por su discapacidad para solucionar problemas comunes.

 

En este caso, el argumento está centrado en un par de cazadores a quienes no les agrada mucho lo que hacen, son flojos y distraídos y, por ese motivo, la comunidad en la que habitan los expulsa y comienzan un viaje por lugares que ni imaginan.

Es pues una opción interesante para aquellos –que son muchos- que aman la comedia ligera. Si opta por esta opción para asistir al cine, no espere una historia con grandes emociones, ni un talento histriónico destacado, es una cinta solo para soltar la carcajada.

Ya comenzó el DOCSDF

Un festival de cine documental que se ha convertido en parte indispensable del circuito de festejos cinematográficos nacionales es el DOCSDF, mismo que el pasado jueves 15 de octubre, dio inicio con la proyección de “TinTan” de Francesco Tabeada en la Biblioteca Vasconcelos de la Ciudad de México, mejor conocida como la Mega.

Además del citado documento audiovisual, el DOCSDF trae para deleite de los mexicanos, documentales como “Citizen Boilesen” del director Chaim Litewski, de Brasil, “Corazón de fábrica” (Heart of factory) de Virna Molina y Ernesto Ardito de Argentina, “Los herederos” del mexicano Eugenio Polgovsky, que hace algunas semanas saliera a cartelera comercial o “Malta Radio” del español Manuel Menchón.

En fin, toda una gama de buenas opciones cinematográficas para disfrutar en la capital de la República. Eventos de paga en cines comerciales y actividades académicas, pero también muchas cintas gratuitas en lugares públicos como parques y plazas. En fin, una opción importante para 9 días de festival en la Ciudad de México.

Solo le recuerdo que la imaginación se disfruta más en la oscuridad del cine, así que no deje de asistir a su sala favorita. Para dudas comentarios y sugerencias: trejohector@gmail.com

Deja un comentario