Amlo en Manzanillo

De la Redacción

Argonmexico / MODERADORA: Hace arribo el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, el licenciado Andrés Manuel López Obrador.

Como primer punto del día vamos a presentar el presídium. Nos acompaña el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, el licenciado Andrés Manuel López Obrador.

También el maestro José Ignacio Peralta Sánchez, gobernador constitucional del estado de Colima.

Nos acompaña Daniel Alejandro Neri Aguilar, beneficiario del programa Pensión a Personas con Discapacidad.

También nos acompaña la senadora Griselda Valencia de la Mora, presidenta de la Comisión Nacional de Seguridad Social.

También nos acompaña la ingeniera María Luisa Albores González, secretaria de Bienestar.

Asimismo, José Gael Méndez Hernández, beneficiario del programa Pensión a Personas con Discapacidad.

Nos acompaña Olivia García Ramírez, beneficiaria del programa Pensión a Personas con Discapacidad.

También la madre del beneficiario Claudia Daría Hernández López, del programa Pensión para Personas con Discapacidad.

Nos acompaña Daniel Méndez Victoria, beneficiario del Programa Pensión a Personas con Discapacidad.

Está con nosotros la presidenta municipal de Manzanillo, Griselda Martínez Martínez.

Como beneficiaria del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, Casandra Estefanía Córdoba.

Y también como beneficiaria del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, Arleth Yajaira Soto Chávez.

Les pedimos a todos que tomen sus lugares.

Vamos a escuchar el mensaje a cargo del maestro José Ignacio Peralta Sánchez, gobernador constitucional del estado de Colima.

MODERADORA: Les pedimos a todos que tomen sus lugares.

Vamos a escuchar el mensaje a cargo del maestro José Ignacio Peralta Sánchez, gobernador constitucional del estado de Colima, por lo que les pedimos un respetuoso aplauso.

JOSÉ IGNACIO PERALTA SÁNCHEZ: Muy buenas tardes.

Señor presidente de México, licenciado Andrés Manuel López Obrador.

Es un honor recibirlo en Colima.

Muchas gracias por esta visita.

Espero, señor presidente, que su estancia entre nosotros sea grata, sea productiva y, estoy seguro, benéfica para todos los colimenses.

Colima es una entidad muy importante, es una entidad que tiene un gran potencial en el desarrollo portuario, en infraestructura, en generación de energía, en calidad educativa; con importantes referentes culturales, atractivos turísticos y potencial productivo.

Pero también es una entidad con retos importantes, con retos en lo financiero, en seguridad pública y algunas otras temáticas propias del desarrollo social.

Por eso, requerimos una alianza, una alianza constante con las instituciones federales que usted representa. Requerimos, por supuesto, del respaldo del presidente de la República.

Los colimenses somos respetuosos de las instituciones, poseemos por obra de nuestra historia una convicción democrática; pero también liberal y federalista.

Creemos que más allá de toda definición ideológica o preferencia partidista existe siempre la posibilidad de acordar y de unirnos en lo fundamental.

Por ello, señor presidente, puede usted contar con el respaldo de la sociedad y del gobierno de Colima en sus retos como titular del Poder Ejecutivo federal. No ofrecemos…

Podemos dejar que se desahogue esta parte, de lo que parece ser un protocolo en todas las entidades federativas, para que después en esas buenas prácticas parlamentarias ya me permitan a mí hacer el uso de la voz.

¿Le van a seguir o ya terminaron?

Desahogado el punto, en la orden del día del abucheo, sigo entonces con mi mensaje.

Señor presidente:

Por supuesto, en esta pluralidad no podemos ofrecer incondicionalidad, ello no sería digno. Usted recibirá de nosotros un respaldo reflexivo y propositivo en los temas prioritarios para el país y para Colima; pero también debemos señalarlo con claridad: haremos los señalamientos oportunos, aportaciones críticas, reflexiones constructivas que contribuyan a perfeccionar las decisiones.

Recordemos que en materia de políticas públicas y disposiciones de gobierno siempre existen alternativas y resultan valiosas las opiniones diferentes.

Ninguna postura posee el patrimonio de la verdad. Y todo debe ser discutible y más cuando se trata del pueblo, pues, precisamente, de la confrontación de ideas nacen los grandes proyectos.

Señor presidente:

Estamos trabajando duro y de forma responsable.

Se suponía que el abucheo ya había pasado…

¿No se ha agotado el abucheo todavía?

¿Cuánto tiempo más?

Quiero informarle, señor presidente, que fuimos en Colima los primeros en iniciar un sólido programa de austeridad, totalmente coherente con el federal que usted impulsa y que de muchas formas lo habíamos anticipado para equilibrar las finanzas públicas estatales.

Esa disciplina nos permite, por ejemplo, generar programas propios y apoyos a los adultos mayores y otros sectores vulnerables que complementan lo que establece y establecerá el gobierno federal.

Por ejemplo, en estos tres años invertimos más de 52 millones de pesos en programas dirigidos a la población adulta mayor de Colima.

Apoyos similares se generan hacia la población con alguna discapacidad y otros sectores susceptibles de respaldo por parte de las instituciones de la entidad.

Estamos avanzando; pero no podemos solos, señor presidente, necesitamos su respaldo.

Sabemos de los interesantes proyectos que su administración está impulsando en el norte y en el sur del país. Aspiramos a que proyectos similares se presenten en nuestra región y en nuestra entidad, Colima quiere ser parte de esfuerzos de gran alcance que beneficien a la sociedad y que abran nuevas expectativas para su futuro.

Al término de este importante encuentro le haré entrega de algunas de nuestras propuestas para el desarrollo estatal, con ellas esperamos fortalecer nuestras aportaciones al progreso nacional.

Mientras tanto, muchas gracias, señor presidente, por esta visita al estado de Colima, aquí en Manzanillo, que, estoy seguro, representa grandes y buenas noticias para todos los colimenses.

Quiero, también, señor presidente, felicitarlo por sus primeros 100 días de gobierno que está cumpliendo.

Felicidades, también, señor presidente por estos importantes anuncios que hace el día de hoy en atención a los adultos mayores, a los jóvenes y a la población con alguna discapacidad.

Sea usted bienvenido hoy y siempre a nuestro estado, señor presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Quiero, por último, pedirles a todos los presentes de cualquier filiación partidista el respeto institucional a la investidura del señor presidente de la República, que se regrese a México sabiendo que en Colima se le quiere y se le respeta.

Muchas gracias.

MODERADORA: Un fuerte aplauso al gobernador constitucional del estado de Colima, al ingeniero José Ignacio Peralta Sánchez.

A continuación, escucharemos el mensaje a cargo de la ingeniera María Luisa Albores González, secretaria de Bienestar.

MARÍA LUISA ALBORES GONZÁLEZ: Buenas tardes.

Con su permiso, licenciado Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

Maestro José Ignacio Peralta Sánchez, gobernador de Colima; licenciada Griselda Martínez Martínez, presidenta municipal de Manzanillo.

Es un gusto estar aquí, en Manzanillo, uno de los puertos más importantes de América Latina, un puerto que sigue creciendo y que está llamado a ocupar un liderazgo indiscutible en el comercio exterior de México hacia los próximos años.

Sin embargo, aquí como en otros tantos lugares del país donde ha habido prosperidad, el modelo económico que prevaleció en el pasado generó grandes contrastes sociales y regionales. Pobreza.

Por eso, tenemos que cerrar brechas, tenemos que hacer que todas y todos los mexicanos se sientan parte del mismo proyecto de justicia y bienestar.

Hoy venimos a dar a conocer los Programas Integrales de Bienestar, que surgen del anhelo de esta nueva administración de tender puentes hacia la inclusión y al ejercicio de los derechos de muchos que habían estado en el olvido.

La política de bienestar de este gobierno busca fortalecer el tejido social y construir un país donde todos nos miremos a los ojos en condiciones de igualdad.

Por eso, estamos fortaleciendo los apoyos para los que más lo necesitan: los grupos vulnerables. Las y los adultos mayores de Colima, y de todo el país, ya están recibiendo una pensión, que es el doble de lo que ante se tenía; antes eran mil 160 pesos, hoy estamos haciendo posible que sea dos mil 550 pesos.

Queremos una sociedad para todas las generaciones, donde juventud y experiencia convivan con armonía. Un recurso que se les entregue en propia mano, sin intermediarios, a través de Tarjetas de Bienestar, que es lo que soñamos y queremos como misión de la Secretaría de Bienestar estarlo haciendo posible, porque los apoyos para el bienestar que entrega el gobierno federal están libres de cualquier condicionamiento.

También estamos entregando, por primera vez en la historia de nuestro país, una pensión de dos mil 550 pesos bimestrales a personas con alguna discapacidad.

En especial este programa va a apoyar a niñas, a niños, adolescentes y a jóvenes, a personas adultas de municipios indígenas que, por su condición hasta ahora, habían tenido que enfrentar a solas todos los días muchas adversidades y abandono.

La pensión les ayudará a comprar medicamentos, aparatos ortopédicos, asistir a terapias y aquello que necesiten para vivir con mejor calidad y con mayor tranquilidad.

Estos son los Programas de Bienestar, son programas para crear un México mejor, donde nunca más la edad o las condiciones físicas y sociales justifiquen la exclusión. Son programas pensados en los que más lo necesitan.

Buscamos generar bienestar en las personas y sus familias. Son programas para crear un país de iguales, un país donde la gente, donde podamos ser felices.

Gracias.

MODERADORA: Un fuerte aplauso a la ingeniera María Luis Albores González, secretaria de Bienestar.

A continuación haremos la entrega de tarjetas a beneficiarios.

Hacemos la entrega a Casandra Estefanía Córdova, beneficiaria del programa Jóvenes Construyendo el Futuro.

Arleth Yajaira Soto Chávez, beneficiaria del programa Jóvenes Construyendo el Futuro.

José Gael Méndez Hernández acompañado de su madre Claudia Daría Hernández López, beneficiario del programa Pensión con Personas de Discapacidad.

Daniel Alejandro Neri Aguilar, beneficiario del programa Pensión a Personas con Discapacidad.

Olivia García Ramírez, beneficiaria del programa de Adultos Mayores.

Por último, entregamos a Daniel Méndez Victoria, beneficiario del programa Adultos Mayores.

En estos momentos escucharemos el mensaje por parte del licenciado Andrés Manuel López Obrador, presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos de Colima me da mucho gusto estar en Manzanillo con ustedes.

Estamos de nuevo en Colima para refrendar los compromisos que tenemos con el pueblo y vamos a cumplir, porque no les voy a fallar.

Ya la secretaria del Bienestar, lo que era antes la Secretaría de Desarrollo Social, ahora es Secretaría del Bienestar y está a cargo de María Luisa Albores, ya ella habló de dos de los programas que se están llevando a cabo.

Ya les puedo decir que la mayoría de los adultos mayores, la inmensa mayoría de los adultos mayores de Colima, ya recibieron su pago de enero y de febrero, y ya no son los mil 160 pesos, son dos mil 550 pesos, es el doble.

Y les puedo decir también, que este apoyo ya lo están recibiendo jubilados, pensionados del Issste y del Seguro, que antes no recibían nada.

Este programa se aplica de manera universal en todo Colima y en todo México. Lo mismo la pensión para personas con discapacidad, sobre todo niñas y niños que van a recibir igual, dos mil 550 pesos cada dos meses de pensión.

Pero también se están ya entregando becas para estudiantes. Van a continuar los apoyos a las Estancias Infantiles, nada más que se va a entregar el apoyo de manera directa al padre de familia, a la madre de familia.

Se va a seguir apoyando a los Cendis. También de manera directa se va a regularizar la situación de los Cendis.

Los que estudian primaria, secundaria de familias pobres, van a tener su beca, mil 600 pesos cada dos meses.

Los que estudian preparatoria, todos, aquí son más de 20 mil estudiantes en Colima de nivel medio superior, colegios de bachilleres, escuelas técnicas, todos van a recibir mil 600 pesos cada dos meses, todos los estudiantes.

¿Por qué estamos haciendo esto?

Porque es en ese nivel de escolaridad que coincide con la adolescencia, en que se registra más abandono de la escuela, hay más deserción escolar; y lo que queremos es apoyar para que los jóvenes no abandonen la escuela, que terminen la preparatoria.

Los que estudian en la universidad, nivel superior, de familias de escasos recursos económicos, dos mil 400 pesos mensuales de beca.

Todos los jóvenes de Manzanillo, de los 10 municipios de Colima, todos, que no tienen trabajo, que ya no están estudiando; van a ser contratados, van a trabajar como aprendices, van a tener un tutor, ya sea un maestro mecánico, un maestro electricista, un maestro carpintero, un comerciante que le enseñe el oficio; y que además lo oriente por el buen camino. Y mientras se está capacitando va a recibir tres mil 600 pesos mensuales, para todos los jóvenes de Colima.

Lo que queremos es que no haya un joven sin estudio y sin trabajo, garantizar el derecho al trabajo y el derecho al estudio; porque es un millón de veces mejor tener a los jóvenes estudiando y trabajando que tenerlos en la calle. Ahora todos a trabajar.

No se les va a dar la espalda a los jóvenes, se les va a atender.

Miren, se desató la inseguridad, la violencia, aquí se padece mucho en Colima, en Manzanillo, entre otras cosas, porque se abandonó a los jóvenes. Lo que pierden la vida, la mayoría jóvenes, las cárceles están llenas de jóvenes.

Ya no va a ser así, vamos a atender las causas. Que haya trabajo, que haya bienestar, que se atienda a los jóvenes y así vamos a ir serenando a Colima y vamos a serenar al país. Esa es la nueva estrategia para que haya seguridad pública.

Se va a apoyar también la producción en el campo. Los sembradores, productores, sean comuneros, ejidatarios, pequeños propietarios, van a recibir su apoyo para la siembra. Todo de manera directa, por eso se está haciendo un censo casa por casa.

No se va a entregar nada a través de intermediarios.

Nada de que: ‘Yo soy de la Organización Emiliano Zapata’, ‘soy de la Organización Independiente Francisco Villa’ o ‘soy de la Antorcha Mundial, y dame a mí el dinero y yo lo voy a entregar a la gente’. No, primo hermano, eso ya se acabó.

Va a ser directo con tarjeta, porque si no, no llega. Si pasa por muchas oficinas de gobierno, o por organizaciones no le llega a la gente o si llega, llega con moche, llega con piquete de ojo. Ya eso se acabó, tiene que llegar completo el apoyo a la gente. Así se va a apoyar a los productores.

Y también ya se están fijando precios de garantía para los productos del campo. Se va a pagar bien al productor de maíz, de arroz, de trigo, de frijol. Se va a pagar bien a los productores de leche 8 pesos 20 centavos el litro, para que el productor vea compensado su esfuerzo porque ahora estamos comprando todo lo que consumimos, se compra en el extranjero porque se abandonó el campo. Ya no va a ser así, vamos a producir en México lo que consumimos. Vamos a regresar al campo a apoyar la actividad productiva.

Vamos también a apoyar con pequeños créditos a quien lo necesite, los que se están buscando la vida todos los días, que tienen un pequeño negocio, que tienen un taller, que se dedican a las artesanías, que tienen un pequeño comercio, que les falta un crédito y no pueden recibir ese crédito, no se los otorgan, porque las instituciones bancarias no le dan crédito, esa es la verdad a la mayoría del pueblo. Y si dan crédito, muchísimos requisitos y mucha garantía. Piden la hipoteca de los bienes, y mucha gente no tiene propiedades, no tiene escrituras, no tiene nada que dejar en garantía.

Y si se pide un crédito a una tienda, también, lo mismo, los intereses altísimos.

Por eso ya creamos este nuevo programa que se llama Tandas para el Bienestar.

Quien necesite un pequeño crédito se le va a entregar sin intereses, va a recibir el crédito. Va a ser poquito, porque es bendito.

Primero va a comenzar seis mil pesos. Pasan tres meses no abonan. Al cuarto mes empiezan a abonar 500 pesos mensuales. Terminan de pagar los seis mil pesos, y en automático reciben 10 mil. Terminan de pagar los 10 mil y 15 mil. Terminan de pagar los 15 mil y 20 mil, ahí está, poco a poco apoyándose con estos créditos sin intereses.

¿Cuál es la garantía?

La palabra de la gente, porque la mayor riqueza de México es la honestidad de su pueblo. Yo estoy seguro que todos van a pagar, van a responder, y se va a hacer un fondo revolvente para cada vez ayudar a más gente.

Vamos a empezar con un millón de créditos, se va a apoyar a un millón de personas en todo el país. Y aquí en Colima van a haber esos créditos. Ya tienen que empezar a ver con los compañeros que están trabajando casa por casa para apuntarse y solicitar estos créditos.

Vamos, desde luego, a atender todas las necesidades que tiene el pueblo de Colima y el pueblo de México, que son muchas, porque como lo dijo Madero en la época de Porfirio Díaz, apoyándose en una frase bíblica: ‘El pueblo de México tiene hambre y sed de justicia’.

Son muchas las demandas y las vamos a ir atendiendo, poco a poco; pero va a haber justicia, la justicia a veces tarda, pero llega. Y si se llevó a cabo este cambio es para que haya justicia, la Cuarta Transformación de la vida pública de México.

Le digo a los maestros de Colima que ya empezamos a cumplir el compromiso, ya envié una reforma a la Constitución para que se cancele la mal llamada Reforma Educativa. Ya se termina la persecución al magisterio. Ya no se va a seguir denigrando a nuestras maestras, a nuestros maestros. Y vamos a ir regularizando, poco a poco, la situación de maestros que no tienen base.

Lo mismo para el sector salud. Tenemos que mejorar todo lo relacionado con la atención médica.

Ahora que venía entrando, un grupo de jubilados de Pemex me están pidiendo que les ayudemos, porque los mandan a curarse hasta Salamanca, Guanajuato. Imagínense. Y eso que estamos hablando de jubilados de Pemex, jubilados del Issste, jubilados del Seguro, imagínense los que están en el llamado Seguro Popular, que ni es seguro ni es popular.

¿Hay medicinas en los centros de salud?

Qué va a haber, ni en los hospitales. Todo eso lo tenemos que arreglar, que no falten los medicamentos, que no falten los médicos, atención médica, medicamentos gratuitos, que se cumpla lo que está en la Constitución: el derecho del pueblo a la salud. Esa es una asignatura pendiente que vamos a resolver.

Y vamos, también en este caso, a regularizar a quienes trabajan en el sector salud, porque hay médicos, hay enfermeras que están contratados como eventuales, por honorarios, llevan años y no se les dan sus bases.

Todo se va a ir resolviendo. Desde luego, no se puede de la noche a la mañana, porque es mucho el rezago, nos dejaron muchos pendientes; pero van a cambiar las cosas.

Y tengo confianza, soy optimista, me siento seguro que vamos a poder sacar a nuestro pueblo de la pobreza, sacar a México de la marginación. Estoy seguro porque tengo la fórmula, ni tan secreta.

¿Saben cuál es la fórmula?

Acabar con la corrupción. Se va a acabar con la corrupción. Me canso ganso.

Y por eso vamos a tener presupuesto. Y no van a aumentar los impuestos y no van a haber impuestos nuevos y no va a aumentar el precio de las gasolinas, ni del diésel, ni de la luz, ni del gas.

Ahora es porque estamos haciendo algunos ajustes, porque se nos quedaron de la pasada administración algunos y no hacen caso; pero ya van a entender que tienen que hacerle caso al presidente, no va a aumentar el precio de las gasolinas, ni de la luz, en términos reales.

Ni va a haber más deuda, no vamos a endeudar al país. Algunos quieren presionarnos para que digamos: necesitamos crédito, necesitamos deuda. No, no hace falta endeudar al país, es nada más acabar con la corrupción y acabar con los lujos en el gobierno.

Imagínense cuánto nos vamos a ahorrar si ya bajaron los sueldos de los de arriba.

¿Saben cuánto ganaba el director del Infonavit?

Setecientos mil pesos mensuales. Se rayaba.

Ya no hay esos sueldos, ahora 108 mil, que es lo que gana el presidente y de ahí para abajo. No hay nadie que pueda ganar, de acuerdo a la Constitución más de lo que obtiene el presidente.

Y nada de aviones y helicópteros, ya el avión presidencial ya está en California, se está vendiendo, y vamos a vender como 70 aviones y helicópteros, y camionetas de lujo y blindadas.

Y ya no hay Estado Mayor Presidencial. Al presidente lo cuida la gente, lo cuida el pueblo.

Por eso vamos a tener recursos suficientes. Si se acaban los atracos, la corrupción, alcanza el presupuesto.

Aquí, en Manzanillo, yo recuerdo que hicieron una gasificadora, hicieron un contrato para comprar gas al Perú, en aquel entonces 20 mil millones de dólares.

¿Y qué pasó?

Resulta que ese gas ni siquiera se queda en la planta de Manzanillo, se lo llevan y aquí están produciendo energía eléctrica con combustible del petróleo, están haciendo energía eléctrica con productos petrolíferos que contaminan aquí, en Manzanillo.

Eso se va a revisar. Vamos a revisar todo esto, todos esos contratos. Y también voy a revisar lo de la concesión de la autopista y de la caseta de cobro.

No vamos a llevar a cabo ninguna acción que afecte el medio ambiente. Tenemos que cuidar la naturaleza, porque el medio ambiente es para nosotros y es para los que vienen detrás de nosotros. Cuidar la naturaleza para nuestros hijos, para nuestros nietos.

Por eso me da mucho gusto estar aquí con ustedes.

Voy a regresar a Manzanillo en tres, cuatro meses estoy de nuevo aquí con ustedes, para ver cómo vamos, porque este es gobierno del pueblo, para el pueblo y con el pueblo. Con el pueblo todo, sin el pueblo nada.

Y si hubo alguna protesta al ciudadano gobernador. Yo les digo que hay que ser respetuoso de la autoridad, porque no es a gritos y a sombrerazos como se resuelven los problemas.

Ya pasaron las campañas. Ya no estamos en confrontación partidista. Partido es, como su nombre lo indica, una parte, gobierno es todo.

¿O queremos seguir peleando?

Vamos a reconciliarnos.

La Cuarta Transformación es trabajar juntos por el bienestar del pueblo, acabar con la corrupción y que haya una reconciliación nacional, que haya amor, amor a la familia, amor a la naturaleza, amor al prójimo, amor a la patria, nada de odios.

Solo siendo buenos podemos ser felices, no lo olviden eso. Y el que quiera pelearse que busque uno grandote, un animal grandote.

¿Saben qué es un animal grandote, una bestia grande?

La corrupción. Vamos todos en contra de la corrupción.

¿De acuerdo?

Me da mucho gusto, la verdad, estar aquí con ustedes. Ya quedamos, voy a regresar y vamos a ir viendo cómo se avanza aquí, en Manzanillo y en todo Colima.

Y yo le agradezco mucho al ciudadano gobernador de Colima por estar trabajando de manera coordinada. No me importa lo que digan, es más les voy a demostrar ahorita, ahorita mismo que el pueblo de Colima es respetuoso.

¿A ver, quién le falta el respeto al gobernador?

Que levante la mano.

¿Quién respeta al gobernador de Colima?

Que levante la mano.

Ahí está todo.

¡Que viva el pueblo de Colima!

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!