Amigos del Poder

Por Javier Mendívil / Colaboración Especial

Argonmexico / CULIACÁN, Sin.- Muchos amigos espontáneos surgen de la oscuridad al saber que obtienes  un cargo público,  ya sea, municipal, estatal o federal que te da notoriedad y estás en boca de todos. Es ahí cuando aparecen mujeres y hombres que te llaman por tu nombre de pila sin conocerlos, otros ni en el mundo los hacías, con una gran sonrisa te abrazan, admiran, elogian tu camisa, zapatos,  carrera profesional,  familia, etcétera.

Es sorprendente la habilidad histriónica profesional,  que sin darte cuenta te la crees y caes en el embrujo de tu ego personal en los clásicos ” amigos del poder” que te envuelven de manera subliminal con adulaciones,  lisonjas,  pleitesía,  con invitaciones a fiestas,  reuniones,  desayunos, comidas, cenas, lujos,  viajes, dolce vita.

No te das cuenta,  de momento, que eligen a sus víctimas dependiendo del puesto público de forma interesada para fines particulares,  presentando una máscara de presunta amistad y que te sorprenden con el tiempo  cuando ya no tienes cargo público  gubernamental  alguno.

Cuando estás vigente, nunca te faltarán los “amigos del poder “, los cuales sobran cuando existe una conveniencia,  se comportan de maravilla cuando quieren conseguir algo. Cuando pierdes el cargo, ya no les sirves para sus oscuros intereses te das cuenta que los “amigos del poder” son accidentales, de ocasión,  efímeros, etéreos, poco perdurables.

Con el tiempo te das cuenta, que las amistades honestas, auténticas, genuinas, son de gran durabilidad. Los verdaderos amigos se quieren, se admiran, se respetan por sí mismos y no por un provecho personal o circunstancial.

Los parientes no se escogen y no se les puede negar hasta la muerte, los amigos se escogen en la vida y se pueden terminar si hay voluntad  cuando se descubren las traiciones y los hechos. Lo grave está en defender a ciegas ejerciendo el poder, sin escuchar a propios, peor aún extraños con el argumento de la lealtad, aunque sus antecedentes y acciones sean nefastos.

El poder es efímero, no es eterno, por eso hay “amigos del poder ” para los momentos buenos y en los malos corren como el fuego, falsos amigos que te ven como GOOGLE sólo te buscan cuando necesitan algo, por lo que, a veces somos demasiado buenos con las personas equivocadas. Lo bueno de los tiempos difíciles es que ahuyentan a los “amigos del poder”.

Hay un punto en la vida, en el que te das cuenta: Quién importa, quién nunca importó, quién no importa más y quién siempre importará. Algunas veces hay que sacar de nuestras vidas a los clásicos “amigos del poder”, sin aviso alguno, se patean con una sonrisa porque ya estamos grandes para andar explicando lo que ellos saben hicieron mal.

Un buen amigo es como un perfume: si es original, siempre sentirás su presencia; si es falso, lo sentirás sólo un rato.

Quiénes son tus verdaderos amigos? Son los que se acuerdan de tí  cuando no te necesitan, que rién contigo por nada, te aceptan como eres…el resto simplemente son conocidos de la vida, que sólo te usan (si te dejas sorprender) cuando les sirves para algo.

Uno no pierde amigos gratis, los verdaderos amigos nunca se pierden, lo que perdemos son los “amigos del poder”, personas convenencieras y oportunistas que se disfrazan de amigos cuando tienes poder… Y es mejor que así sea.

Salud!!!… Brindo por los hipócritas y convenencieros “amigos del poder”, personas tóxicas que quieren explicar su actuar  con manzanas, lo que me tienen que decir frente a frente con HUEVOS!!

mendivilfco@hotmail.com