Alternancia

AlternanciaPor Eduardo Trejo

Argonmexico.com / El PRI no es tan fuerte como se pretendía y Peña Nieto no es el intocable que muchos presumieron, al menos eso nos muestra el resultado del pasado domingo en que el PRI perdió tres de sus principales bastiones: Oaxaca, Puebla y Sinaloa en donde los candidatos perdedores son cercanos al gobernador mexiquense; Durango e Hidalgo aun están en veremos.

 

Más que un triunfo de la alternancia pudiéramos afirmar que fue un triunfo ciudadano, el poder del voto se impuso sobre cuatro obstáculos considerables: 1) el abstencionismo empujado por su principal beneficiado, el partido oficial. 2) a un cacicazgo de más de 80 años, 3) al temor convertido en sicosis por el boom de la violencia y 4) al dedazo que imponía al sucesor.

El electorado demostró plausiblemente que somos y queremos seguir siendo una sociedad plural, no deseamos la regresión, no deseamos que un solo partido hegemónico nos gobierne. Es tan importante el  PRI como el PAN o el PRD y los demás partidos que conforman el DIA , esa pluralidad consolidará la democracia y nos dará sin duda mejores gobiernos.

El tema no es la alianza de espurios y legítimos como se refieren despectivamente algunos analistas –otrora alcurniosos y ahora desenmascarados-  o bien “contranatura”o “agua y aceite” como lo dijo Fox y Paredes. El tema importante aquí, es la alternancia y la pluralidad, que llega a estos Estados por fin y debe llegar para quedarse y perfeccionarse con dialogo y discusión permanente.
 
Quienes se sigan refiriendo a la estrategia más que al fin, seguirán insistiendo en el status quo, mostrando dolor ciego al cambio inminente que México está protagonizando.

Que sigue ahora, ahora sigue el dialogo, la mesura, la conformación de todas las fuerzas en un pacto político nacional, que de fortaleza a nuestras instituciones y al Estado mismo, que hoy por hoy se encuentra vilipendiado por todos. Registremos los errores para no repetirlos, pero no señalemos culpables, cambiemos los señalamientos por propuestas que den solución; hagamos a un lado la soberbia de unos y el rencor de otros, hagamos de este México el país de la oportunidad y el bienestar. Al menos ese es el mandato de la sociedad, manifestado el domingo pasado con su voto. 

twitter.com/laspercepciones

Deja un comentario