Al Presidente no se le ha olvidado

  • Al Presidente no se le ha olvidadoEs verdad, no estábamos mejor, pero tampoco estamos bien. Florestán

argonmexico.com / Hasta donde íbamos antes de la escala del presidente Felipe Calderón en Alaska, en ruta a Singapur, el jueves pasado, la aprobación del paquete fiscal había dejado un hondo resentimiento mutuo con los empresarios.

El punto de crisis surgió cuando a través de los organismos cúpula, los más importantes hombres de negocios hicieron público el rechazo a su propuesta de elevar el ISR de 28 a 30 por ciento, crear un nuevo impuesto de 2 por ciento al consumo generalizado y modificar el recurso de consolidación fiscal.

 

La crítica la llevaron a todos los foros, subiendo el tono al punto que el presidente Calderón tomó el tema como suyo, porque lo era, y al salir a defenderlo lanzó tal crítica a los empresarios que eluden al fisco, que pareció equiparar su discurso al de Andrés Manuel López Obrador al revelar que 400 empresas pagan de impuesto apenas 1.7 por ciento de sus ingresos, de acuerdo con un documento elaborado por el SAT y distribuido entre los legisladores.

 

El miércoles 28 de octubre, en Puerto Vallarta, habló de la obligación generalizada de pagar impuestos. “Y es más obligado todavía, para las empresas que más ganan y que rara ¡rara vez pagan impuestos en el país!”, exclamó.

A esta acusación siguió otra a la mañana siguiente, al reiterar lo de los grupos que pagan 1.7 por ciento de impuestos. “¡Esto ya no puede ser!”, advirtió, emplazándolos a pagar “aunque sea una parte de los impuestos que necesitan los mexicanos”, dijo.

Este reclamo dio pie una dura réplica empresarial que fue respondida esa misma noche por el secretario de Hacienda, ratificando la postura presidencial y equiparando elusión fiscal con fraude fiscal, a lo que seguiría, ya aprobado el paquete fiscal, la acusación del CCE al secretario de Hacienda de haberle mentido en su información a Calderón, lo que el mismo Agustín Carstens rechazó y a lo que vendría luego un desplegado de las organizaciones empresariales como si nada hubiera pasado, y me pregunté entonces, ¿qué parte del pleito, o de la reconciliación, me había perdido?

Y fue cuando vino la declaración en el avión presidencial, en vuelo a Singapur, para que a nadie se le olvidara lo que a Calderón no se le ha olvidado: que la campaña deliberada de los empresarios le tiró su paquete fiscal.

Retales

1. ¿RELEVO? En el Senado toma forma el sentir de los centros financieros internacionales para que el presidente Calderón ratifique a Guillermo Ortiz para un tercer periodo al frente del Banco de México. Su decisión la debe hacer pública este mes para que el Senado resuelva antes del l5 de diciembre; y

2. RESIDENCIA. ¿Por qué López Obrador ha cambiado su residencia a Oaxaca? Lleva allá más de tres meses. Ya cancelaron allá la alianza PRD-PAN.

Nos vemos mañana, pero en privado.

Deja un comentario