¿Ahorros?

Argonmexico / Entre todas las ineficiencias de “nuestros servidores públicos” hay una que nos afecta económicamente y a ellos los favorece ¿dónde habré escuchado esto?  Los congresistas federales, estatales y los encargados de tener en orden las leyes, los ordenamientos y reglamentos en los municipios cobran mucho y hacen muy poco, casi nada. Deberían tener al día su trabajo, actualizarlo es una obligación.

     ¿Usted sabía que es inconstitucional la imposición de multas, el cobro de derechos o impuestos en salarios referenciados al salario mínimo?

Desde enero de 2016 hubo una reforma constitucional para desindexar estos rubros  del salario; sólo se debe utilizar el salario mínimo como unidad de medida en lo laboral, para ello se creó la Unidad de Medida y Actualización, con el fin de utilizarse como referente base para multas, impuestos o derechos.

El pasado lunes 10 de enero, el INEGI dio a conocer  en el Diario oficial de la Federación el valor de la Unidad de Medida y Actualización de estos cobros,  que es de $75.40, y el salario –que acaba de incrementar- se estableció en $80.01, con lo que te están robando $4.61 en cada unidad referenciada al salario y puede negarse el pago.

Aunque en otros temas, la multitudinaria reacción de la población los ha puesto a ofrecer ahorros: el INE  el Instituto Nacional Electoral, ya no va a hacer el edificio de mil millones de pesos que tenía programado, pero no reduce gastos,  esto únicamente posterga la construcción de un edificio que supuestamente se necesita y nos ahorraría las costosas rentas que ahora pagamos para  albergar a una impresionante cantidad de empleados que no tengo idea en qué se ocupan. Un estudio sobre el ejercicio presupuestal en 2015, realizado por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) señala que entre los órganos autónomos el INE es el que más costo tiene por trabajador. Ellos otorgaron a más de 16 mil empleados un bono que sumado consta de mil 263 mdp; esto corresponde a dos meses de sueldo. Qué lindo ser ciudadano de primera clase en un país en donde la pobreza avanza diariamente reduciendo el presupuesto a las familias en todos los niveles socioeconómicas. Todos los que no están en la nómina burocrática privilegiada.

Si en realidad se requiere construir para ahorrar en rentas esto se llevará a cabo más tarde que temprano. Yo les aseguro que es un Instituto con exceso de personal y muy costoso para los beneficios que otorga a la ciudadanía, como casi todo el aparato burocrático que padecemos. ¿Cuánto costo el cambio de nombre de IFE a INE, cuestión que no tiene sentido, pónganse a pensar el dineral por cambio de logotipo, los montones de papelería convertida en basura, desde las tarjetas de presentación hasta los carteles en los que realizan propaganda, pasando por hojas membretadas de todos tamaños. ¿La razón? Un absurdo.

Otro que anuncia “ahorros por mil 900 mdp” es el Poder Judicial de la Federación, monto que equivale a 2.7 % de su presupuesto de casi 69 mil 500 millones. El plan de austeridad consta en diferir “proyectos de obra pública no prioritarios” –que no fueron detallados- para mí esto no es ahorro sólo retrasar lo que ¿es necesario?  Sería mejor que le bajaran a los millones que se comen: gastan 15 millones de pesos al año en alimentos. Sólo el consumo de los 11 ministros representa 16% del presupuesto toral destinado para la comida de los tres mil trabajadores del máximo tribunal. Hay tres comedores para el uso exclusivo de los 11 ministros, quienes entre 2010 y 2016 han gastado 15 millones y medio de pesos en comidas. Una monada de ciudadanos comprometidos con la austeridad, ¡me indigno! Estas personas reciben sueldos de más de 600 mil pesos y encima no pagan sus comidas.

Son muchos los excesos, los desatinos y la corrupción inaudita de estos parásitos que se han dedicado a hacer poco y nada, o peor a cometer actos deshonestos doblemente condenables, derrochan el dinero para comprar caro, malo e inservible para el uso, eficiencia, beneficio de nadie. Aparatos que se quedan arrumbados, que funcionan un cortísimos tiempo o “pior” que nunca llegan, pues son compras a empresas fantasma, tan fantasmas que desaparecen el dinero y no entregan nada a cambio.

Los coahuilenses no se conformaron con un Moreira, repitieron con Rubén y les salió igual de ladrón que el hermano, aunque a Humberto –el anterior- le están comprobando nexos muy cercanos con el crimen organizado. ¿Hasta cuándo nos quedaremos nomás mirando, nomás quejándonos entre nosotros? ¡Dejemos de pagar impuestos!

emaldonadoballesteros@yahoo.es

 

Share This Post

Post Comment