Acuerdo Azucarero, Como en la Feria

Acuerdo Azucarero, Como en la Feria

Argonmexico / No deja satisfechos a muchos
Rechazan desarrolladores aumento al cemento
Riesgo de que la vivienda se “desperfile”, advierte Canadevi
El acuerdo alcanzado entre México y Estados Unidos sobre la comercialización del azúcar es la antesala de las negociaciones para la actualización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Y si bien la parte oficial se anunció como un trascendental acuerdo con enormes beneficios para nuestro país, lo cierto es que en la parte del sector industrial hay mucha inconformidad y hasta preocupación, sobre todo en lo relativo a la importación de fructuosa líquida, que no tuvo ningún cambio, o sea seguirán llegando a México enormes cantidades de ese producto a precio subsidiado.

Sin embargo, hay otros sectores, como el de los trabajadores de la industria azucarera, los sindicalizados, que afirman que con este acuerdo se mantienen los beneficios al país y permite ver con certidumbre el futuro, sobre todo ahora que está por abrirse la revisión del TLCAN.

Al menos para Adrián Sánchez Vargas, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria Azucarera y Alcoholera de la República Mexicana, afiliado a la CTM, la labor del gobierno mexicano en esta negociación fue, según dijo, en favor de la industria y defendiendo firmemente los intereses de “la familia azucarera”. Vaya declaración del oficioso líder sindical.

Más aún, justificó que negociar con la primera economía del mundo, con la primera potencia del mundo, no es nada fácil, y, por ello, “querrámos o no vamos con cierta desventaja”.

Sin embargo, añadió, “el convenio, si bien es cierto no deja satisfecho a muchos, sí representa un buen resultado, porque se logra lo básico que es no colocar aranceles al azúcar; se va a seguir exportando al mejor mercado del mundo, el norteamericano y se reconoce el trato preferencial para suministrar la azúcar que le haga falta a EU”.

El dirigente de los más de 45 mil trabajadores que laboran en 58 ingenios de 16 estados del país, dijo que el convenio firmado da certidumbre ya que “ahorita se habla de casi 900 mil toneladas de exportación, que en otros tiempos ya hubiésemos querido que hubiera unas 500 mil, el año que entra puede andar arriba del millón de toneladas de exportación, entonces sí tiene más de propositivo que de negativo este acuerdo”. ¿Será que sí? Lo que sí es más que cierto, es que cada quien habla como le va en la feria y los oficiosos de la CTM por supuesto no les va nada mal.

Rechazo al alza en cemento

Ante el aumento que se observa en los precios del cemento, la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) y sus afiliados manifestaron su preocupación y rechazo.
Lo anterior, porque en lo que va del año se han registrado dos incrementos en este material, el último de 12 por ciento, por lo que durante el primer semestre del año se observa un acumulado de 27 por ciento al alza.

Por ello se solicitó la intervención de las autoridades federales para prevenir que la cadena de valor de la industria de la vivienda, particularmente el desarrollo de vivienda social, “se desperfile”, ya que la adquisición de una vivienda podría ser inalcanzable para muchos trabajadores.

El presidente del organismo, Carlos Medina Rodríguez, señaló que el cemento es un insumo básico en la industria de vivienda, “por lo que cualquier movimiento en la evolución de su precio tiene un impacto directo en el comportamiento del sector”.
Para los industriales de la vivienda, dicho aumento va en contra del Acuerdo de Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía nacional firmado por todos los participantes de la industria de desarrollo de vivienda en el primer trimestre de este año.

“En dicho acuerdo se estableció que los incrementos no rebasarían los indicadores de la inflación, la que hoy se ubica en 6.17 por ciento”, señaló Medina Rodríguez.

Insistió que no hay razón para un incremento en este material, toda vez que el comportamiento del dólar se mantiene estable y a la baja. México tiene uno de los precios más altos del cemento a escala global a pesar de ser el sexto lugar en producción.

Cabe recordar que, en febrero pasado, se dio a conocer que como parte de su estrategia  “Valor antes que volumen” y por las condiciones del mercado, Cemex incrementó 20 por ciento los precios en pesos del cemento gris doméstico en México durante el primer trimestre.

Lo anterior significó la mayor alza desde hace al menos 10 años para un primer trimestre y más del doble que la inflación de siete por ciento registrada por el INEGI para ese rubro en igual lapso.

Cabe señalar que en diciembre pasado, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) estimó que  para este año se registraría un aumento de 12 por ciento en el costo de las obras, provocado por los incrementos a los precios de la gasolina, el cemento y el acero.

El presidente del organismo, Gustavo Arballo mencionó entonces que se espera un alza de hasta 40 por ciento en el cemento y de 20 por ciento en el acero, lo que provocará el aumento en el costo de las obras de 12 por ciento, cifra mayor al seis por ciento con el que se cerrará el presente periodo.

“No será un aumento por inflación sino por un ajuste de precios; el incremento a la gasolina nos va a obligar a que todo lo que tiene que ver con ese insumo se modifique, y ya está anunciado el incremento en el cemento y en el acero.

El ajuste de precios será de tal magnitud que vamos a tener que adaptar metas o considerar más recurso privado”, explicó entonces.

Share this post