Índice Político

Por Francisco Rodríguez

Los nuevos juniors ricos del poder prestado a su papi

Argonmexico / Se escucha en las murmuraciones en cortito ahí en Palacio Nacional, entre los cansados de tanta mendacidad, que la única agenda que se cumple es la agenda oscura de la Cuarta Decepción. ‎Consiste en canalizar hacia la extorsión y el soborno todo aquello que el “caudillo” ofrece en sus diarias amenazas… y nunca se cumple. Es decir, casi todo.

La agenda en la sombra es la que funciona. Claro, es para la «administración» de los beneficiarios, los que tienen autorización de hablar en nombre y representación de quien amenaza desde el púlpito mañanero para cobrar los estipendios. Como todo es cubierto con el manto de la corrupción, más grande que la cabellera de Berenice, todo es impune, inmune y aprovechable.

‎Es ya un escándalo soterrado en este régimen donde, como en las sociedades secretas, se castiga el escándalo, jamás el delito. Plata o plomo, en su mejor expresión, cubierto por la inacción de los procuradores e impartidores de justicia.

En esa bolsa de extorsiones y chantajes en la sombra, cabe todo lo que el emperador de marras haya prometido arreglar, pagar, comprar, cancelar, recortar, ampliar, desechar, amenazar con prisión, torcer, todo es materia de la nueva transformación (sic), de una corrupción que avanza a pasos apresurados, porque el tiempo se acaba

Una casona en la colonia Roma, su centro de operaciones

Así, todo lo que no se soluciona, lo que nunca se va a solucionar, es materia de corrupción, oportunidades de oro para los ganones, casi siempre miembros de la familia cercana y favoritos de toda laya que están haciendo su agosto en los umbrales de la desesperación ante las elecciones intermedias de junio próximo. Y con el usufructo pasean en Aspen, Colorado, donde se hospedan en un luxury resort.

Se habla de que hasta la casa desde donde operaba el asesino serial de los cincuenta Higinio Sobera de la Flor es ahora el lugar de asiento, la covacha preferida desde donde operan los iniciados. Los cariños se olvidarán, las veredas, nunca. La casona de la calle de Mérida casi esquina Chapultepec, en la colonia Roma, es el centro de operaciones del clan.

Venta de candidaturas, compra de medicinas chafas y caducas, robos maquinados con premeditación, alevosía y ventaja. Por eso nunca dijeron a qué se iban a dedicar durante el gobiernito, ya que no iban a ocupar puestos de importancia. ¿Para qué quieren más?

Moches a migrantes centroamericanos en la frontera del Suchiate, y a migrantes mexicanos en la frontera norte, usted sabe para cumplir el compromiso de las vacunas regaladas, obras completas a los militares y veintisiete rubros de actividades civiles encargadas a entorchados de medio pelo, a quienes el mismo Chencho Sandoval pasa la charola o descuenta las tajadas para Palacio, tienen el ambiente enrarecido, a punto de estallar.

Las jubilaciones de oro de Romero Deschamps sí les han dejado

Las oportunidades de chantajear bajita la mano y sobornar a las grandes fortunas que el tío Ramírez Cuellar amenazó con quitarles las sumas que el SAT no podrá recaudar por incompetencia manifiesta, es también de oro. Cinco mil millones de dólares están en el ajo. 

Igual que aquella vez cuando Octavio Romero Oropeza instaló sus oficinas paralelas en Pabellón Polanco para succionarle a los proveedores de Pemex las tajadas, como condición para acabarles de pagar las deudas. El tren maya completito, lo mismo que el transístmico, y los moches logrados por la tía Rocío Nahle en la afanosa construcción de Dos Bocas.

Extorsiones del SAT, venta de impunidades e inmunidades a las mafias extranjeras, moches en efe y por adela en contratos sin licitación, favores de concesiones y prebendas, adjudicación de obras patito, decomisos familiares de aviones y maletas de dinero…

… a cambio de jubilaciones de oro que puedan servir a Romero Deschamps para retornar airoso al cacicazgo sindical del STPRM, todo lo que pueda cubrir el manto de la corrupción, todo lo que se pueda hacer desde el poder, antes de que sea demasiado tarde y tengan amarradas las manos por un Congreso electo el próximo 6 de junio.

Sus frecuentes visitas de placer y negocios a Dubái e Italia

El enojo real de la burocracia dorada, ubicada en las posiciones de los permisos, es que éstos no salpican. El edificio de la corrupción tiene también niveles. Las inversiones del clan López Beltrán en los negocios de la cerveza y los cafés orgánicos, más las frecuentes visitas de placer y negocios a Dubái e Italia en jets particulares o decomisados a líderes petroleros, quedan como testimonio inexcusable.

Las referencias de la prestigiada revista Forbes a una fortuna mínima amasada por el “caudillo” cercana a los mil millones de dólares, hasta ahora, tienen el mismo origen, aunque él lo atribuya a su gran capacidad de administración y ahorro. 

Bandas familiares, de mercenarios y favoritos, asaltando en su nombre y representación. Treinta por ciento por adela, se haga o no lo negociado. Amenazas de silencio o castigo al escándalo, promesas de impunidad, y aunque casi nada se pueda hacer por la miseria que atraviesa el país, las comisiones se pagan religiosamente. Ahí sí, no hay plazo que no se cumpla, ni santo al que no se llegue.

No se cobra moche por lo que se hace, sí por lo que no se hace

Los casos de la ‘Ndrangheta calabresa y de la mafia rumana, operados desde esa misma covacha de Sobera de la Flor por el tío René Bejarano son inexcusables. Nada se puede hacer para defenderlo. Si acaso, el que se excusa, se acusa.

Dicen que posterior a su detención, mientras declaraba ante el Ministerio Público, Sobera de la Flor mencionó: » tengo hambre… ¿por qué no toman el dinero de las que maté y se van a comprar unas tortas? El necrofílico mostraba sus dotes paranoicas.

No se está cobrando moche por lo que se hace, sino por lo que se deja de hacer. Todo lo fallido forma parte de la agenda en la sombra de la Cuarta Corrupción. La extorsión, el chantaje y el soborno forman parte de un robo maquinado inaudito, que revela el hambre insaciable de los que llegaron a transformar a México.

Especialistas en la agenda en la sombra de la Cuarta Corrupción

En la calle, la gente recomienda: que se pongan a trabajar. ¿Pero en qué, si no saben hacer nada? Nunca dijeron a qué se iban a dedicar en el sexenio de su papá, ahora ya se sabe. Llegaron a involucrarse y a sacar tajadas de un negocio familiar desde hace veinte años: México.

Su especialidad es la agenda en la sombra de la Cuarta Corrupción. Es la que más deja.

¿No cree usted?

Índice Flamígero: El escribidor toma un receso. Y el Índice Político volverá a publicarse aquí, Dios mediante, el próximo lunes 5 de abril. Gracias por sus consideraciones.

indicepolitico@gmail.com

@IndicePolitico

@pacorodriguez