160 MIL 119 razones con Lorena Martínez Rodríguez

Por David Pérez Calleja

Argonmexico.com / Cuando alguien comenta que los astros se alinearon, tal vez, lo que nos quiera decir, es que el universo trabajó intensamente para cumplir alguna misión trascendente. Así, las 160 mil 119 razones que se expresaron el domingo 4 de julio en las urnas de Aguascalientes representan igual número de voluntades que respaldan a Lorena Martínez Rodríguez. Esta cifra es realmente trascendente. Es un registro histórico de las simpatías que ha generado este genial personaje político de Aguascalientes.

 

Lorena Martínez obtuvo la victoria electoral en los comicios municipales y además asumió una personalidad triunfadora. Me explico: por una parte, venció al “oscuro” candidato del Partido Acción Nacional. Y por la otra, triunfó sobre la “misoginia” que prevalece en la función política, en el Partido Revolucionario Institucional y en los ámbitos más conservadores de nuestra sociedad.

Triunfar significa trascender y Lorena lo logró. Venció con votos y convenció con argumentos. Logró legitimarse y podrá ejercer el poder que la razón humana es capaz de obsequiar. Además, alcanzó el ideal de la gobernabilidad democrática que habita en la credibilidad de la sociedad.

Lorena, con su victoria, despeja el camino para la madurez y participación de la mujer en la función pública. Yo podría suponer que Lorena recibió en las casillas la expresión determinante del oculto “feminismo” hidrocálido, que hoy celebra su triunfo entre las familias de toda la ciudad.

El 4 de julio de 2010, el PRI como partido, registro la votación más copiosa de los últimos 15 años para una candidatura a presidente municipal en Aguascalientes. De acuerdo con el cómputo municipal, sumó 142 mil 348 sufragios que equivalen al 48.94% de la votación municipal.

Si incluimos los votos obtenidos por el PRI con los la Alianza por Tú Bienestar (PVEM-PANAL), el porcentaje a favor de la candidata Lorena Martínez Rodríguez, se eleva al 55.5%, al contabilizar 160 mil 119 votos en todo el municipio.

 Mientras tanto, el PAN y su candidato “oscuro”, Fernando Herrera Ávila, sumó 99 mil 333 votos, que corresponden al 34.15% de la votación total emitida.

    Hagamos un corto viaje por la historia electoral de Aguascalientes.

Recordemos que en 1995, el PRI con su candidato Enrique Pasillas, fue derrotado por primera ocasión en los comicios municipales. Obtuvo el 31.87% de la votación total emitida, al sumar 56 mil 775 votos validos. Así las cosas, los ciudadanos que apoyaron al PAN sumaron 79 mil 398 votos, lo que equivale al 45.22% de la votación total, y probó las mieles del poder municipal, el entonces exitoso empresario Alfredo Reyes Velázquez, “el Mosco”, a quién el PAN postuló nuevamente el pasado 4 de julio de 2010, y aunque perdió la elección de mayoría a diputado local por el distrito 16, será Legislador por haber sido “el candidato derrotado más competitivo”.

En 1998, el PRI fue derrotado por segunda ocasión en el municipio de la Capital del Estado. Ahora con su candidato Armando Romero Rosales, quien sumó 88 mil 917 votos, es decir, el 35.96% del total de sufragios. Mientras tanto, el candidato Luis Armando Reynoso Femat, jefe del grupo “sumala” en el PAN, hoy denominado (luisarmandista), ganó las elecciones municipales al obtener el 52.82% de la votación total, que equivale a 130 mil 616 votos, y que representan la votación histórica del PAN.

En 2001, por tercera ocasión, el PRI resultó derrotado. Su candidato Salvador Farías, sumó 54 mil 100 votos, apenas el 30.81% de la votación total emitida.  Mientras el PAN ganaba nuevamente los comicios y su candidato Ricardo Magdaleno, alcanzaba 79 mil 398 sufragios, que equivalen al 45.22% del total de votos emitidos.

En 2004, por cuarta ocasión el PRI perdió los comicios. A pesar de que presentó su candidatura en Alianza con el PT y el PVEM, el candidato Carlos Lozano de la Torre, sólo alcanzó 107 mil 801 votos, que equivalen al 45.82% de la votación total emitida. Así las cosas, el PAN, alcanzó una apretada victoria con su candidato Martín Orozco, quien sumó 112 mil 123 sufragios, correspondientes al 47.66% de la votación total.

En agosto de 2007, el PRI volvió a la senda de la victoria. Y con Gabriel Arellano, como candidato sumó 69 mil 266 sufragios, o sea el 33.10% de la votación total emitida. Así, el PAN resultó derrotado tras 12 años de ejercicio en el poder y su candidato Arturo González, actual Presidente estatal del PAN, recibió el 30.36% de la votación emitida, apenas 63 mil 535 sufragios efectivos, su votación más baja en los últimos 15 años de competencia electoral.

Pero mirando al pasado podemos, racionalmente, interpretar el presente y hacer prospectiva para el futuro.  Veamos.

En 1995, cuando México se encontraba sumido en una de tantas crisis de la economía, el PAN acusó al PRI de ser el causante de la “ruina” de miles de mexicanos. Así se encaramó en el poder municipal de Aguascalientes; tres años después, en 1998, con el mismo argumento arribó el Gobierno del Estado, y finalmente en el 2000, se encumbró en la Presidencia de la República con Vicente Fox.

En el año 2006, el PAN, realizó la campaña “sucia” más eficaz que haya sido practicada en las elecciones presidenciales. Acusó a López Obrador de ser un peligro para México, ofreció más Empleo, más Seguridad, más Bien Común. En pocas palabras, usó la demagogia electoral y ofreció de todo, hasta lo “imposible de cumplir”. Así el PAN se aferró a la Presidencia de la República con Felipe Calderón, y logró lo más terrible, ha desbarrancado, la salud pública, la economía y la seguridad pública nacional, situando a la nación en un escenario de “guerra civil”.

Así las cosas, no fue nada extraño que para los comicios del año 2007, muchos grupos de interés, y de poder, en Aguascalientes, decidieran reponer el procedimiento político. Apoyar al PRI a la Presidencia Municipal de Aguascalientes, fue una prioridad. Tres años más tarde, el 4 de julio de 2010, más grupos de interés y de poder, reclamaron su derecho de participar, y aliados encumbraron al candidato del PRI al Palacio de los Rincón Gallardo.
 Si las cosas, en la política son realmente cíclicas, entonces, en julio del año 2012, estaremos ante un eventual regreso del PRI a los Pinos.

                    Pero no debemos perder de vista lo siguiente.

En el año 2010, celebramos el centenario del inicio de la Revolución Mexicana, convocada por adinerados hacendados y políticos que aliados con grupos de interés apoyaron, con muchos dólares la guerra, para mover a los obreros y campesinos que exigían derechos justos y libertades. También celebramos el Bicentenario del grito de la Guerra de Independencia, lanzado por un grupo de criollos aliados con algunos mestizos que pugnaban por una monarquía a modo.

Pero estas dos revoluciones, sólo formalizaron la lucha armada que venía dándose en muchas regiones del país. Murieron miles. Las tierras de cultivo fueron abandonadas. Las fabricas cerradas y el desempleo creció al por mayor. La barbarie se apoderó de la nación. La economía de deterioró y México sufrió.

A cien años del inicio de la Revolución y doscientos del grito de la Independencia, los actores de la nueva lucha armada en México son los “sicarios” y los narcotraficantes que retaron al Estado mexicano. En esta nueva guerra, al igual que en las anteriores, los dólares siguen siendo el motor del exterminio de nuestros compatriotas.

México sufre hoy una grave crisis de desempleo. La pobreza en las ciudades, y en los pueblos, crece y la delincuencia es su consecuencia. La corrupción se apodera de algunos gobiernos, productos débiles de nuestra democracia, sometidos por delincuentes con base en amenazas y pagos de servicios.

               Resumen: la economía es cíclica y también la historia.

El escenario social y económico en Aguascalientes no es mejor que el escenario en toda la República. El Ayuntamiento de Aguascalientes deberá blindarse. La mejor estrategia se sustenta en una comunicación eficaz y positiva con los electores.
El éxito en la estrategia de comunicación aplicada durante la campaña de Lorena Martínez, parece una garantía para blindar su administración municipal.
Los tiempos políticos son inimaginables en el porvenir. La construcción de un tejido social participativo en las decisiones del nuevo gobierno, parecería ser la mejor medicina.
 
                                  Sus comentarios:
davidperezcalleja@yahoo.com.mx

 

Deja un comentario